Sindicatos y asociaciones del 8M recurren la prohibición de manifestarse en Madrid

Los sindicatos UGT y CC.OO., la plataforma de asociaciones 8M Movimiento Feminista y la Comisión 8M han anunciado este viernes sendos recursos ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra la prohibición por parte de la Delegación del Gobierno de las manifestaciones con ocasión del Día de la Mujer.

Foto de Noel Viñas
  • La Comisión 8M ha pedido la dimisión del Delegado, mientras UGT y CC.OO. hablan de «demonización» del feminismo

Ambos sindicatos han criticado en una rueda de prensa la medida adoptada por Delegación de Gobierno, cuando sus convocatorias eran para un total de cien personas, 50 por cada sindicato, y cumpliendo de forma estricta con todas las medidas de seguridad relativas a la pandemia.

También la plataforma de asociaciones 8M Movimiento Feminista ha argumentado que la prohibición «no obedece a ninguna medida sanitaria» y ha anunciado que recurrirán usando «todas las herramientas legales» para poder celebrar movilizaciones en la calle el lunes próximo con los permisos correspondientes y con todas las garantías sanitarias.

La Comisión 8M pide la dimisión de Franco

Por su parte, la Comisión 8M Madrid, responsable de la organización de las concentraciones masivas de los últimos años en la capital, ha comunicado que también recurrirá la prohibición, al tiempo que ha llamado a toda la ciudadanía a visibilizar su rechazo a esta decisión en el «espacio público» y ha solicitado la dimisión del Delegado del Gobierno, José Manuel Franco.

«La prohibición de delegación no obedece a ninguna medida sanitaria. Ante esta situación queremos remarcar que el feminismo resiste. El feminismo siempre es la alternativa. Llamamos al apoyo popular. Esta situación va más allá de la comisión 8M. Necesitamos atoda la ciudadanía visibilizando el rechazo a una prohibición sin contenido sanitario, necesitamos a las mujeres de otros territorios, a las mujeres de todos los movimientos sociales, a nuestras alianzas», subrayan.

En este sentido, adelantan que van a usar todo lo que sí está permitido en el espacio público: «salir a consumir, salir a producir, salir a cuidar, salir a estudiar; para teñir Madrid de morado».

Los sindicatos creen que «atenta contra derechos fundamentales»

En una rueda de prensa telemática, representantes de UGT y CC.OO. han criticado que se trate de «demonizar y criminalizar» el movimiento feminista del 8M y han defendido que un alto porcentaje de las concentraciones presentadas ante la Delegación están «ajustadas a derecho».

La secretaria de Organización de CC.OO. Madrid, Paloma Vega, ha reprochado que «no se puede criminalizar al 8M como si fuera la única manifestación de todas que provoca contagios». Por ello, ha afirmado que van a presentar un recurso porque entienden que la resolución de denegación «atenta contra derechos fundamentales» y que el acto programado por los sindicatos, concretamente, estaba «dentro de la legalidad».

La secretaria de Igualdad de UGT en Madrid, Ana Sánchez, ha expresado que este acto del 8M es «fundamental» porque pese a que la lucha de las mujeres es «diaria», se trata de un evento en el que se visibilizan todas las reivindicaciones del feminismo.

«Semana tras semana se han estado produciendo manifestaciones y son capaces de prohibirnos el 8M», ha reprochado Sánchez, que califica como algo «del todo demencial» la prohibición mientras terrazas, transportes y conciertos están «atestados» en Madrid.

Tanto ella como la secretaria de las Mujeres de CC.OO de Madrid, Pilar Morales, han hecho hincapié en que se trataba de una concentración con medidas «pautadas» y distancia de seguridad. «No solamente estamos sufriendo la precariedad sino que ahora somos las culpables de todos los males», ha espetado la representante de UGT.

«Tanto CC.OO. como UGT hemos decidido invitar a todos los trabajadores y trabajadoras que quieran reivindicar este 8 de marzo a concentrarse entre 5 y 10 minutos en las puertas de sus centros de trabajo a ser posible a las 12 de mañana para protestar por esta medida que creemos que va en contra de ley, que como hemos dicho hemos recurrido ante el tribunal y que probablemente tenga poco éxito de prosperar», ha añadido Vega.

También CGT ha confirmado que el jueves recurrió ante la Justicia la prohibición de su concentración del 8M en Madrid por parte de la Delegación del Gobierno ante la Justicia. Estaba convocada en la Puerta de Sol de 12:00 a 14:00 horas y era una convocatoria perimetrada de 100 personas «con todas las medidas sanitarias y seguridad», han informado desde el sindicato.

A partir de las 17.00 horas de este sábado, los magistrados deliberarán en la sede del TSJM con una vista pública por cada recurso y a la que acudirán las partes.

Comunicado conjunto firmado por varios partidos

Por otro lado, Podemos Madrid, Más Madrid, EQUO, PCE Madrid, Izquierda Unida, UGT y la Federación Regional de Asociaciones Vecinales han emitido un comunicado conjunto en el que aseguran que no comparten la prohibición “al entender que responde a una cuestión política y no sanitaria como se quiere hacer ver”.

“La decisión de la Delegación de Gobierno constituye de esta forma un precedente preocupante, que trasciende el daño a la reivindicación y la movilización feminista del 8 de marzo, sino en términos de democracia, al tener un profundo punto de arbitrariedad”, han señalado tras incidir en que las convocatorias tenían en cuenta las medidas de seguridad para prevenir contagios.

Mientras tanto, ven cómo el Gobierno de la Comunidad de Madrid “sigue priorizando la economía antes que la salud de los y las madrileñas”, de manera que exigen “una rectificación inmediata”.

“Esperamos que el Delegado de Gobierno entre en razón y dé marcha atrás en esta decisión, que supone un grave agravio comparativo con respecto a otras movilizaciones (algunas de ellas basadas en el odio o el negacionismo) que sí se han permitido aún sin las prevenciones que había acordado el 8M”, concluyen.

Calvo reitera que el criterio lo marcan los datos epidemiológicos

Preguntada por este asunto, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha dicho respetar que haya discrepancias, pero cree que también es entendible que la Delegación tenga «prevención».

«Esto no es que estar en un lado o en otro, aquí hay un 8 de marzo que celebra un país contundentemente, como es España y una gran ciudad que da siempre una respuesta extraordinaria. Y hay una pandemia con unos datos particularmente no buenos aquí en Madrid», ha incidido Calvo en declaraciones a la prensa en las que ha vinculado la prohibición con la situación epidemiológica.

La vicepresidenta ha advertido de que en estos momentos conviene tener «criterios ponderados» y Madrid «no es un lugar normal». «Cualquier manifestación en Madrid es siempre la más grande, la más importante», ha afirmado.

Los datos epidemiológicos de Madrid, ha incidido, no son los mejores, y por eso ve justificada la decisión del delegado del Gobierno al que le preocupa que en un lugar tan grande, con tanta densidad demográfica, «pudiera llevarnos a una concentración de personas que nos haga retroceder en la situación pandémica».

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.