Eduardo Garvalena, el piloto fallecido de la Patrulla Águila, se crió en Alcalá de Henares

El comandante Eduardo Fermín Garvalena, un 'Solo' o Águila 5 de la Patrulla Águila, es el piloto fallecido este jueves tras estrellarse frente a La Manga. Nacido en Granada hace casi 39 años, pero criado en Alcalá de Henares, 'Ayo' Garvalena sumaba más de 2.300 horas de vuelo durante su carrera.

  • El piloto de la Patrulla Águila, de 38 años y nacido en Granada,  pero criado en Alcalá de Henare falleció tras estrellarse en el Mar Mediterráneo frente a La Manga.
Vista aérea de colonia Ciudad del Aire
Vista aérea de colonia Ciudad del Aire / Foto cortesía de la Asociación de Vecinos

Eduardo Fermín Garvalena estaba casado y tenía tres hijas. Nació en Granada, pero desde pequeño se mudó a vivir a Alcalá de Henares por el destino militar de su padre, Coronel del Ejército del Aire que llegó a ser director de la AGA.

Allí vivía en la zona de oficiales donde sus amigos de la infancia le pusieron el mote de ‘Ayo’. Estudió en el Colegio Público Ciudad del Aire de la misma Colonia Militar de Alcalá de Henares y se apuntó, junto a muchos amigos, al equipo de fútbol. Tenía cualidades y pasó a formar parte de la Asociación Deportiva Chorrillo pero estaba claro que su vocación era claramente militar.

Eduardo Fermín Garvalena estaba casado y tenía tres hijas. Su padre, el coronel Eduardo Garvalena, también estuvo en la Academia General del Aire. De hecho, fue el máximo responsable desde 2004 y hasta 2006

Desde 2007 formó parte del Escuadrón 142 del Ejército del Aire, perteneciente al Ala 14. Por entonces y hasta 2013 manejaba un Mirage F-1, y un Eurofighter Typhoon durante los tres años siguientes.

Hasta 2017, cuando pasó a la Academia General del Aire, donde pilotaba un C-101. Hace dos años, Eduardo Fermín Garvalena ocupó el puesto del comandante Francisco Marín, que falleció en agosto del año pasado. También participó en dos misiones internacionales. En 2016, en la Policía Aérea en el Báltico que desarrolla la OTAN desde la incorporación de los países bálticos para realizar labores de vigilancia y control del espacio aéreo de Estonia, Letonia y Lituania.

Garvalena también formó parte, durante 2018, de la Operación Atalanta en Yibuti. Uno de los principales objetivos de esta misión es disuadir y evitar actos de piratería en las costas de Somalia para proteger a los barcos del Programa Mundial de Alimentos y otros buques vulnerables.

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.