¿Mite o yúgula para las I Jornadas de recreación romana en Alcalá?

Fiestas de moros y cristianos, cruces de mayo, recreaciones históricas como el levantamiento del 2 de mayo madrileño... y este año Alcalá de Henares se sumó a las fiestas españolas del puente de mayo con el 'renacimiento' de Complutum en el casco histórico de la ciudad.

Foto de Joaquín Ropero
  • Si se quiere ser realmente atractiva para el turismo, es evidente que esta nueva actividad cultural patrocinada por el Ayuntamiento de Alcalá necesita más recursos y mejorar su organización.
  • Crónica gráfica de ALCALÁ HOY

La iniciativa de la asociación cultural AB Urbe Condita, con la colaboración de la Tienda del Museo Arqueológico Regional, partió con el mejor de los propósitos: recordar de forma animada cómo fue la vida en nuestra ciudad desde el período del Alto Imperial hasta la invasión de los visigodos, abarcando las formas de luchas de las poderosas legiones romanas, las espectaculares peleas de gladiadores, las ceremonias religiosas, la creación de bullas, la vida cotididiana, las cacerías, la venta de esclavos, etc.

  • Crónica gráfica de Pedro Enrique Andarelli

Más de 70 efectivos de diversas asociaciones especializadas (Antiqva Hispania, Cohors Prima Celtiberorum, V. Baetica Vexillatio, Traditio Malacitana, Ludus Gladiatorium Vulcanom y Antiqva Clio) lucharon para que el estreno fuera lo mejor posible, pero al ser tan pocos efectivos, algunas exhibiciones y talleres terminaron antes de lo previsto en la programación.

Otras, como el desfile militar, al revés, empezaron con retraso y con las terrazas de los restaurantes de la calle Mayor como obstáculo enemigo. Nadie las retiró del paso y eso deslució bastante la marcha de los soldados, más incluso que los visitantes curiosos que se cruzaron durante el desfile para hacer fotos o videos con sus móviles, pues nada ni nadie se lo impedía. ¿Por qué no hubo vallas o miembros de Protección Civil como en las cabalgatas, procesiones y eventos deportivos? Si eso hubiera pasado, probablemente el pasacalles hubiese sido mucho más vistoso.

Puede que esa batalla se perdiera, pero no la guerra teniendo en cuenta que muchas familias se entretuvieron y aprendieron con las curiosidades que los expertos sobre el mundo romano contaron al público en el campamento de la Huerta del Obispo y alrededores. En ese marco incomparable se realizaron combates de esgrima gladiadora con la recreación de todos los pasos que siguió la gladiatura desde sus inicios, como parte de los rituales funerarios presentes en los enterramientos de nobles ciudadanos romanos en época republicana.

Empezaban con un tanteo y después la lucha de los gladiadores provistos de distintos tipos de escudos, armaduras y armas. Los combates que acapararon el furor de las masas durante siglos eran a muerte, aunque lo que más valoraba el público que hacía colas durante horas para entrar a ver estos espectáculos era la valentía y destreza con la que luchaban los hombres y algunas gladiadoras mujeres, por supuesto ninguna de las féminas de las clases altas.

Por eso quien decidía al final si moría o no el gladiador perdedor, si éste se rendía, era el organizador, influenciado por los ánimos de los espectadores. A lo largo de la historia se han interpretado que lo hacian con diversos gestos, como por ejemplo con el pulgar hacia arriba o hacia abajo, extendiendo la mano o llevándola al cuello… Pero de lo que realmente hay constancia documental es del grito que proferían: «mite», para que sobreviviera, o «yúgula», para acabar con él.

Esperemos que los alcalaínos o el gobierno del siglo XXI se decante por lo primero, y esta fiesta ‘histórica’ que empezó con polémica por la imagen semidesnuda de la ninfa en el cartel publicitario, pueda progresar. Si decidiesen lo segundo, ya hay otras propuestas de recreaciones históricas sobre la mesa. España 2000 y la Plataforma para la Provincia de Alcalá reivindican desde hace años que se conmemore el 3 de mayo de 1118, cuando tuvo lugar la gesta de Bernardo de Sedirac en la toma del Castillo de Alcalá La Vieja.

Otra opción sería fijarse en fiestas vecinas. Desde hace 3 años, esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad también aprovecha el puente de mayo para quemar una falla valenciana, fiesta declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, que representa a personajes emblemáticos de la ciudad y que homenajea a la lectura. La atracción incorpora fuegos artificiales y congrega a muchos visitantes, pero otros muchos vecinos no terminan de entender ese vínculo entre la popular fiesta valenciana y la nueva costumbre complutense…

publicidad
B-ayto-patiosabiertos19
B-ciudadanos-26M
B-unidas-podemos-izquierda-unida-alcala
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

2 Comentarios

  1. Es evidente que trata de una opinión, pero no viene el nombre del articulista. Solo el nombre del firmante de las fotos. Por lo tanto se deberia explicar si es un editorial de Alcalá Hoy o simplemente la opinión de una persona que no firma el articulo. Muchas gracias.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.