La PAH exige una alternativa habitacional para Fátima y sus tres hijos menores

Este jueves Fátima, Salah y sus tres hijos de 2, 8 y 10 años han desahuciados de su domicilio del barrio del Chorrillo de Alcalá de Henares, en el que durante cinco años han vivido de alquiler. Finalizado el contrato en el mes de enero, con los únicos ingresos de la Renta Mínima y trabajos más que esporádicos de corta duración, y con los precios del alquiler al alza, les resulta imposible acceder a otra vivienda.

Foto de Noel Viñas
  • El pasado 17 de Septiembre, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca remitió al Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU una denuncia a Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de Alcalá por vulneración de derechos
  • Crónica gráfica de Noel Viñas para ALCALÁ HOY

Durante los cinco años de duración del contrato han tenido que pedir dinero a amigas y conocidas la mayor parte de los meses para poder hacer frente a todos los gastos, además de solicitar ayuda para alimentos a Cruz Roja y Cáritas.

Además,  da la circunstancia de que desde 2008 Fátima viene solicitando acceso a una vivienda pública al Ayuntamiento de Alcalá y a la Comunidad de Madrid, a la que ha remitido hasta 11 solicitudes; y desde el mismo 2009 la Dirección General de Vivienda la ha admitido como demandante. En septiembre de 2017 llegaron a notificarle que se encontraba en el puesto 132 del cupo. Ayer mismo recibió una nueva carta en la que se le indica que continúa admitida, y en el puesto 114, según ha informado la PAH en un comunicado.

Sin embargo, cuando más necesita una alternativa habitacional, a punto de verse en la calle, ni Comunidad de Madrid ni Ayuntamiento de Alcalá han ofrecido ninguna solución digna y viable a nuestros compañeros y sus tres hijos menores, reprochan.

La Comunidad de Madrid rechazó en el mes de marzo –una vez que ya le había sido notificada la demanda de desahucio- su solicitud de una vivienda de emergencia social. Pensamos que para la Dirección General de Vivienda Fátima no cumplía los requisitos porque, pese a que va a ser desahuciada dentro de dos días, no se ha producido una disminución en sus ingresos: sigue siendo tan pobre como antes.

Tampoco los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, a los que asiste desde 2010 y donde ha acudido en ocho ocasiones desde que le fue notificada la demanda de desahucio –la última el mismo día de ayer- le han ofrecido más ‘solución’ que buscar una habitación de alquiler para los cinco miembros de la unidad familiar, trasladarse a pueblos cercanos donde el alquiler no baja de 400 euros y donde en algunos casos no dispone de transporte ni de colegio o mudarse a casa de una amiga, asegura la Plataforma.

También le han ofrecido una ayuda para los dos primeros meses de alquiler, solución completamente ineficaz teniendo en cuenta los requisitos actuales para alquilar una vivienda: Ningún particular va a arrendar un piso a una familia en su situación económica y que solo puede asegurar el pago de dos meses. Incluso le han recomendado regresar a “su país”, cosa harto difícil y que muestra un preocupante desconocimiento del caso, ya que pese a ser musulmana Fátima nació en la ciudad de Madrid, se informa desde la PAH.

En vista de la falta de alternativa, en la tarde deL 17 de septiembre,  desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca enviaron  al Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU una denuncia contra la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, en aras de que no se proceda a la violación de derechos fundamentales y derechos humanos en el caso de Fátima, Salah y sus tres hijos, atendiendo al incumplimiento del artículo 11.1 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (derecho a una vivienda adecuada) y del artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (no padecer tratos inhumanos y degradantes), entre otros. “Hemos solicitado al Comité que interceda de forma urgente para solicitar que se les facilite una vivienda alternativa de emergencia”.

No es intención de Fátima ni de nuestro colectivo perjudicar a la arrendadora de su vivienda, una particular con un único piso en propiedad. Pero no descartamos tener que pedir un aplazamiento del desahucio ante la falta de soluciones por parte de las administraciones, se asegura desde la P.A.H.

“Mientras el Ayuntamiento de Alcalá de Henares celebra la Semana de la Solidaridad, tres niños de 2, 8 y 10 años siguen esperando no quedarse en la calle este jueves”.

Finalmente el jueves día 20, Fátima, Salah y sus tres hijos tuvieron que abandonar la vivienda de la calle Bretón . ALCALÁ HOY, acudió esa misma mañana a la vivienda ubicada en el barrio del Chorrillo. A medida que iba pasando la mañana, Fátima, Salah y miembros de la PAH fueron bajando las cosas que podían llevarse, ya que, actualmente, no tienen donde guardar sus objetos personales.

“Hemos pasado la tarde dando vueltas con Fátima, Salah y sus tres hijos hasta que a las 16.00 de la tarde, la han alojado en un hostal de Alcalá de Henares”, informaban miembros de la PAH. La noche del jueves día 20 la pasaron en un hostal,  “tienen posibilidad de quedarse una semana pero esta no es una solución habitacional digna que necesitan ellos y las familias que están en su misma situación”.

El concejal Jesús Abad, se comprometió a buscar una alternativa habitacional para Fátima, Salah y sus tres hijos. Solución que aún no ha llegado“,  nos afirmaban miembros de la Plataforma.

En el Pleno Municipal del martes 18 de Septiembre

Foto remitida por la PAH

El caso de Fátima llegó a protagonizar algún momento de cierta tensión en el Pleno Municipal, cuando miembros de la PAH desplegaron una pancarta en  el Pleno Municipal durante poco más de un minuto, como muestra el corte del  video de la transmisión del Pleno.

publicidad
B-visiorama728x180
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.