¿De verdad merece la pena? | Por Olga García

Las últimas sentencias en las que los jueces, amparándose en el código penal, han considerado agresiones sexuales lo que a todas luces han sido violaciones no ayudan a demostrarle a la ciudadanía que el machismo es una lacra que nos tomamos muy en serio.

 

  • Olga García. Somos Alcalá

 

Parece que desde muchos ámbitos no se están tomando esto del feminismo muy en serio. El año pasado se produjeron 47 asesinatos machistas, a los que habría que añadir aquellos que no se contabilizan por diversas causas. En lo que va de año, y aún falta mes y medio para que acabe, la cifra oficial es de 51 más 6 sin clasificar porque aún están en proceso de investigación.

Es más que evidente que algo debemos estar haciendo mal para que las cifras, en lugar de reducirse, vayan creciendo.

Todas y todos estaremos de acuerdo en que la base primordial para luchar contra esta lacra es, sin lugar a dudas, la educación. Pero esta es una medida que, aunque se pusiera en marcha de inmediato, es a largo plazo, a muy largo plazo.

Las últimas sentencias en las que los jueces, amparándose en el código penal, han considerado agresiones sexuales lo que a todas luces han sido violaciones no ayudan a demostrarle a la ciudadanía que el machismo es una lacra que nos tomamos muy en serio.

Tampoco ayuda la cosificación a la que somos sometidas las mujeres en ámbitos religiosos, publicitarios o políticos. El último debate de los cabezas de lista a las elecciones generales son una buena prueba de ello, aunque deberíamos explicar aquí que la “feminización” de la política, no pasa únicamente por poner mujeres en lo más alto de las listas electorales. Feminizar la política es una manera específica de hacer las cosas que puede ser llevada a cabo, también, por compañeros varones sensibilizados con este tema. Urbanizar sin recovecos, iluminar mejor nuestras calles o colocar las paradas de los autobuses en lugares estratégicos, con afluencia de vehículos y personas, son solo unas de las medidas a adoptar. O podemos hablar de la foto de la constitución del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo : 23 hombres y 1 mujer, una auténtica vergüenza.

‘Cuatro al día’ cose tras la propuesta de VOX: “Poner costura en las escuelas empodera a las mujeres”

Que algunos dirigentes políticos estén a favor de los vientres de alquiler o que defiendan abiertamente la prostitución, es otro palo en las ruedas si lo que de verdad se pretende es la igualdad. De las declaraciones del siglo pasado que se vierten en nuestros medios de comunicación, con insensateces tales como que “el empoderamiento de las mujeres” pasa por saber coser botones, o que nos manden a “preparar la comida” en plenos municipales mejor no hablamos.

Lo que es evidente es que “blanquear” el machismo es una forma más de darle alas. Y creo que en esto deberíamos centrarnos. En plena huelga de nuestras futbolistas exigiendo igualdad de derechos, y hablo de aplicación de la ley, nos encontramos con que la Federación Española de Futbol se lleva la competición a un país como Arabia Saudí. Y además lo hacen presumiendo de que han conseguido que las mujeres vayan a poder entrar a los campos de futbol, como si eso les eximiese de la constante violación de los derechos humanos que sufren cada día. Arabia Saudí, no está solo entre los tres países en los que se producen más ejecuciones (por cierto algunas en plena calle y mediante decapitación), si no que las mujeres no tienen ningún derecho.

Pongamos por caso que si bien en Junio de 2018 se les concedió el derecho a poder conducir, Loujain al-Hathhloul continúa aún en prisión por defender ese derecho. Un país en el que las mujeres viven bajo un sistema de tutela masculina porque necesitan la autorización de un hombre para estudiar, casarse o acceder a un trabajo. Dictan leyes para que las mujeres puedan sacarse el pasaporte sin esa tutela, pero a pesar de aprobarlas no las hacen entrar en vigor, por lo que la situación no cambia. Un país en el que la libertad de expresión es perseguida y el periodista Raif Badawi continúa cumpliendo condena por el delito de “haber abierto un blog de debate social y político”.  Un país que sigue apoyando la guerra en Yemen con multitud de víctimas civiles, en un gran porcentaje menores. Un país en el que hace un poco más de un año Jamal Khashoggi fue asesinado y descuartizado en su embajada en Turquia.

Por todo ello, blanquear las actuaciones machistas, las violaciones de los derechos humanos, intentando defender lo indefendible y haciendo declaraciones como las realizadas por el presidente de esa Federación de Futbol hablando de “grandes avances” es una burda broma que nos aleja un poco más del objetivo de la igualdad.

Foto de la web oficial del Atlético de Marid

Aún recuerdo cuando aquí, en Alcalá, se firmó el acuerdo con el Atlético de Madrid para la instalación de su ciudad deportiva, se tuvo mucho cuidado en que los equipos femeninos pudiesen disfrutar de sus instalaciones, también se cuidó la integración de las personas con diversidad funcional e incluso las más desfavorecidas. Pero toda esa lucha en lo más pequeño que se realizó desde nuestro Ayuntamiento y desde tantos otros, queda enterrada cuando desde las más altas instancias se tapan los ojos por cuarenta millones de euros.

Porque al final, todo se reduce a eso, al dinero. ¿De verdad merece la pena?

publicidad
B-navidad-barrios2019
B-Ciudadanos-Navidad2019
B-Unidas-Podemos-Navidad2019
B-UAH-2019
B-Hotel-Bedel-R-Catedra
¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

6 Comentarios

  1. De acuerdo en que la violencia machista es una lacra, también es una lacra el dar pisos a amigos cuando eras teniente alcalde, enchufar a personas afines, dar subvenciones ilegalmente, expulsada de PODEMOS, etc.
    No se como todavía tienes la poca vergüenza de querer representar a alguien, ya te lo dijimos los alcalaínos, NO TE QUEREMOS, ni aun con las triquiñuelas de ponerte la primera en la lista de SOMOS, ya no sois nada, por suerte para esta ciudad.
    Te deseo lo peor, en la cola del paro. Me avergonzasteis como votante que fui vuestro, por la prepotencia y nepotismo que fue toda tu actuación en el Ayuntamiento.
    Por lo tanto, mejor que desaparezcas y no intentes dar lecciones de moral a nadie, pues tu no la tienes.

    • Una calumnia es la atribución de un delito a otra persona realizada con conocimiento acerca de su falsedad, lo que supone un temerario desprecio a la verdad que puede y debe ser castigado. Las penas previstas por el Código Penal son de 6 meses a 2 años de prisión o multas de 12 a 24 meses en el supuesto más grave, que es aquel en el que se propaga a través de medios publicitarios. En los casos más leves, las penas y las multas se reducen a entre 6 y 12 meses.

  2. Nadie contesta a este personaje, que hundió la empresa Municipal de la vivienda mientras daba a su amiga una vivienda saltándose todos los trámites legales, a esta déspota y practicadora del nepotismo, a alguien que ya la dijeron los alcalinos que no la quieren ni en pintura, expulsada de PODEMOS por mala praxis.
    Realmente te deseo muchos años donde estas, bien merecido lo tienes, la cola del paro. Inútiles como tú nos sobran en política.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.