Antonio Romero cierra definitivamente el kiosco de la Avenida de Guadalajara que regentaba desde hace 9 años

El miércoles de esta semana ha cerrado definitivamente el kiosco de la Avenida de Guadalajara regentado desde hace nueve años por Antonio Romero un alcalaíno de 58 años. El ayuntamiento le ha requerido que cierre su actual negocio y medio de vida. "Me dieron el aviso el 28 de marzo pidiéndome una fecha para echar el cierre, pedí hasta finales de año pero me dijeron que era demasiado tiempo".

Foto de Noel Viñas
  • El alcalaino Antonio Romero es auxiliar de farmacia y se ha dedicado un total de 37 años a trabajar en farmacias. “Digamos que la cosa no cuajó y decidí dedicarme al kiosco el 18 de Julio de hace 9 años
  • Crónica gráfica de Ricardo Espinosa Ibeas y Noel Viñas para ALCALÁ HOY

Antonio se quejaba a finales de julio, en una entrevista de Noel Viñas para ALCALÁ HOY,  de  que “me han puesto en una situación muy complicada, ahora necesito encontrar trabajo de lo que sea… Se supone que el Ayuntamiento mira por el trabajador, aunque, sinceramente, empiezo a dudar que sea así”.

“Desde el 28 de marzo, comencé a recibir cartas para comunicarme que tenía que dar una fecha para el cierre del kiosco, no recibí ningún tipo de explicación, simplemente que tenía que cerrar porque no me renovaban la concesión“,  explicaba Antonio.

Antonio nos explicaría luego que a los requerimientos del ayuntamiento se añadió una demanda judicial de la familia Gabiña,  propietaria durante algún tiempo de la colindante parcela para que se ejecutase el cierre.

También nos destaca que  este kiosco era el único punto de venta autorizado en Alcalá de Henares por el Consorcio de Transportes, dada su estratégica ubicación, del bono transporte magnético de la Comunidad de Madrid.

Foto de Noel Viñas

Fuentes municipales consultadas por ALCALÁ HOY nos informan de que ese kiosco tenía una concesión por 25 años improrrogable que finalizaba en 2014,  es decir hace cuatro años.  Desde entonces, aseguran, “se han venido enviando requerimientos a los que el actual propietario ha hecho caso omiso”. Unos requerimientos al parecer poco claros para Antonio Romero, según se quejaba en nuestra  entrevista.

Lo cierto es que el kiosco de Antonio, deja un vacío en la ancha acera ya despejada, y el recuerdo de los miles de alcalaínos que lo frecuentaban. ¿ Será sustituido por uno de esos muppis publicitarios que han invadido la ciudad ?

 

 

publicidad
B-ayto-recogidaenseres4
B-visiorama728x180
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.