Retos de la Humanidad | Por Jesús Millán Muñoz

Igual que en 1.900 en un Congreso de Matemáticas se plantearon cuales serían los retos de las matemáticas para el siglo que empezaba, quizás ahora, me pregunto si no tendríamos que plantearnos cuales serían los grandes retos, entre otros, para las próximas décadas. Docenas o cientos de millones de robots, serán operativos dentro de unas décadas, lo cual, ocuparán millones o docenas o cientos de millones de trabajos o de horas de trabajo en el mundo.

 

  • Retos de la Humanidad  / Por Jesús Millán Muñoz /Blog  

 

Ante esta cuestión, es obvio y evidente que surgirán nuevas profesiones y trabajos, posiblemente también se reduzcan las horas de trabajo por persona humana a la semana. Pero la cuestión queda en el aire, o dicho de otro modo esto es un reto, porque no es lo mismo la IA, la Inteligencia artificial aplicada a miles de profesiones y oficios, que el “maquinismo” de la primera fase industrial aplicada a los telares.

Es obvio y evidente, que en el horizonte está la situación de cómo dar trabajo a cientos de millones de personas, en los próximos lustros y décadas, más cuándo los sistemas informáticos y robots y la IA, inteligencia artificial irá ocupando más y más puestos y parcelas y horas de trabajo y reducción de tiempo de la producción. Existen encuestas de cálculos de cuántos millones de personas estarán en desempleo o cuántos millones se perderán de puestos de trabajo. Pero aquí no quiero entrar en posibles estadísticas, sino en los problemas o cuestiones de fondo.

Derivado de lo anterior y conexionado con dicho punto está también en el horizonte y existen tres hipótesis o proyecciones de futuro, con relación a las personas y la demografía, unos indican, que la población humana se debe reducir, no solo no tiene que aumentar, sino reducir, hay quienes hablan de cinco mil millones en todo el planeta, como cifra ideal.

Otros, indican que hay que estabilizarla alrededor de nueve mil millones de seres humanos, en los próximos lustros. Ciertamente, existe otra postura, que se siga continuando creciendo pero de forma más moderada, teniendo en cuenta, que todavía existen nichos ecológicos sin apenas población, el sistema solar como futuro posible, etc.

Esto, que puede parecer ciencia ficción o política ficción o filosofía ficción, no es tanto, cuándo se perciben multitud de variables e índices y ponderaciones, que de alguna manera y forma, parece que estas posturas están luchando entre sí. o dicho de otro modo existen programas de ingeniería demográfica e humanística, a y en todos los sentidos. El control demográfico en algunas zonas del mundo es evidente, sea por una razón o sea por otra. Sea que se piense que el aumento demográfico, hablan de explosión demográfica que es insostenible, ecológica y política, económica y socialmente, sea porque en el horizonte se vislumbra que “ya no se necesita al ser humano de carne y hueso para que la civilización exista y progrese y avance”.

O dicho de otro modo, un número reducido de personas en el mundo, podrían vivir y coexistir con la IA, y tener recursos suficientes, para seguir progresando a y en todos los sentidos. El gran reto, es la gran tentación, es pensar que no se necesita al ser humano biológico-psicológico, o al menos, no se necesita en tal cantidad de individuos. Además de ese modo, se podría alargar la existencia humana, a unos cien años de media, no a ochenta como ahora, o quién sabe si más.

Los grandes complejos teóricos-prácticos culturales-ideológicos, pongamos una cifra, una veintena de grandes ideologías-filosofía-cosmovisiones de la existencia, tanto seculares como religiosas, o seculares-religiosas que existen en el mundo, o mejor dicho que predominan en el mundo, que son la base del “entendimiento-comprensión del ser humano y de la humanidad” y que son la base de las grandes civilizaciones-culturas-cosmovisiones actuales.

¿Se entienden entre ellas, o dicho de otro modo se comprenden entre ellas, o si se quiere decir, masas de seres humanos, de unas ideologías y otras, serían y son capaces de vivir y existir y coexistir en el planeta, y en todos y cada uno de los territorios-geografías-sociedades-Estados del mundo, son capaces de vivir-existir en paz, en mutuo acuerdo, en tolerancia? ¿Teniendo en cuenta el enorme poder tecnológico-científico y económico-demográfico que la humanidad ha alcanzado?

¿Estos sistemas teóricos-culturales-cosmovisiones esenciales-existenciales, que se han desarrollado a lo largo de los milenios, y que forman-son el fundamento de todo ser humano, y de toda sociedad, son y serían capaces de vivir en paz y en tolerancia y en mutuo acuerdo bajo los diferentes Estados o bajo el mismo planeta? ¿O por el contrario entrarán en conflicto o en graves conflictos? ¿Las civilizaciones se entenderán o entienden entre ellas, serán capaces de evolucionar hacia diríamos más interrelación con las tecnociencias, más coexistencia entre ellas o por el contrario, si no todas, algunas entrarán en conflicto, o algunos grupos o colectivos de algunas de ellas, llevarán a éstas a conflictos a unas contra otras, como choques de grandes placas tectónicas demográficas culturales, pero teniendo en cuenta el enorme poder tecnológico alcanzado, como jamás la humanidad ha dispuesto…?

Retos naturales de posibles catástrofes mundiales (megaterremotos, enorme tormentas solares, potenciales meteoritos, etc.) y retos sociales-económicos de posibles catástrofes mundiales (conflictos nucleares, hambres en algunos continentes que arrastren a grandes conflictos mundiales, etc.).

El panorama potencial de Apocalipsis, sean por razones o causas naturales, o sean por causas sociales-demográficas-económicas-políticas-militares-ideológicas, siempre han estado presentes en la humanidad. Ahora, ciertamente, al conocerlos, podemos abordarlos o solucionarlos o resolverlos de alguna manera o forma. O al menos intentarlo…

Pero sea estas causas o motivos o razones, posibles o probables o improbables, no cabe duda que la humanidad tiene que prepararse a ellos, situar programas de investigación y programas de solución de las pautas que la investigación permita.

El enorme reto de buscar-crear grandes Federaciones de Estados. O dicho de otro modo, que existan en el mundo hoy, casi doscientos Estados soberanos, con el potencial de Estado a y en todos los sentidos. Son doscientos grandes jugadores, jugando el ajedrez-go del mundo. Es decir, son demasiados jugadores, por lo cual, parece que el reto o solución posible, es que en paz-tolerancia-mutuo acuerdo, bajo los auspicios de los Derechos Humanos y de la Democracia los Estado conformen y formen Federaciones de Estado, y que dentro de unas décadas, solo existan en el planeta, tres o cuatro grandes Megaestados o si es posible solo uno.

Es obvio y evidente que esto es un enorme horizonte y cuestión a alcanzar en los próximos lustros, porque entre otros motivos, hay de fondo no solo cuestiones demográficas, políticas, económicas, etc., sino cuestiones culturales e ideológicas, o dicho de otro modo, quieren los hombres, todos los hombres de distintas civilizaciones-religiones-culturas-ideologías vivir bajo el mismo paraguas del mismo Estado.

Otro gran reto o incógnita es si existen Inteligencia y civilizaciones extraterrestre. Si han entrado en contacto con nosotros, si saben si existimos, si se puede producir un conflicto como los aztecas y los europeos, si y si… Puede que esto parezca ciencia ficción, pero este es una posibilidad de horizonte que no se puede obviar, ni olvidar, sea solo posible, sea probable.

Para terminar, con estos conjuntos de “retos para la humanidad”, que a su vez, se subdividen en otros, con estos creo que es suficiente, para reflexionar y para pensar. Existen otros, grandes retos, pero creo que para un modesto artículo y para reflexionar es suficiente, porque es obvio, que igual que existen programas de investigación para el cáncer o el sida y, para multitud de otros temas y temáticas, no sé si existen suficientes programas de investigación en el mundo, no sé si somos suficientemente conscientes, de los “enormes retos que la humanidad tiene”, y el mayor de todos, no es solo ser consciente de ello y de ellos, sino ser conscientes de que hay que ponerse a trabajar a mayor velocidad en el análisis de unas docenas de retos posibles, que pueden terminar con la Humanidad, tal y como la conocemos. O al menos, dirigirnos al futuro que creamos que es más correcto y conveniente y humano de forma más esperanzada.

Sin exageraciones, sin dramatismos, la realidad es que la humanidad puede extinguirse, porque tiene sobre su cabeza, diferentes espadas de Damocles. La gran diferencia ahora, es que podemos tener los instrumentos conceptuales y prácticos para resolverlos. Hoy, en parte podríamos resolver un meteorito que nos cayese encima, hoy sí, en siglos anteriores no. Pero hoy tenemos que ser consciente y por tanto, trabajar para que esos jinetes del Apocalipsis no nos caigan encima o no nos desborden.

©Jesús Millán Muñoz, artista, escritor y pensador

 

publicidad
B-ayto-cinedeverano
B-ayto-plazadecervantes(2)
B-ayto-recogidaenseres18
B-ayto-líneas autobuses18(2)
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.