Señalados por el mismo dedo | Por Carlos Cotón

Recientemente conocíamos la imputación de cuatro concejales de Somos Alcalá, al ser acusados por la Fiscalía de Área de Alcalá de Henares de cometer un presunto delito de prevaricación administrativa. La noticia ha sido y me temo que sigue siendo, de lo único que se habla en Alcalá y de lo único que hablan los grandes medios nacionales, de Alcalá. No es la primera vez que el nombre de nuestra querida y preciosa ciudad se ve envuelto, indirectamente, en presuntas tramas corrupción política. Esta vez han sido Somos Alcalá y sus concejales, pero antaño, eran el Partido Popular y sus concejales los que mancillaban el buen nombre de Alcalá.

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

cotton

 

  • Carlos Cotón es miembro del Consejo de Dirección de UPYD y Portavoz en Alcalá de Henares

 

Recientemente conocíamos la imputación de cuatro concejales de Somos Alcalá, al ser acusados por la Fiscalía de Área de Alcalá de Henares de cometer un presunto delito de prevaricación administrativa.

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

La noticia de la imputación de estos cuatro concejales ha sido y me temo que sigue siendo, de lo único que se habla en Alcalá y de lo único que hablan los grandes medios nacionales, de Alcalá. Salimos en los medios de comunicación, sí, pero esta vez no lo hacemos por nuestro rico patrimonio cultural, por nuestro mercadillo navideño, no, salimos porque cuatro concejales de nuestro Equipo de Gobierno son acusados por la Fiscalía.

Javier Bello en los Juzgados tras prestar declarción. Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

No es la primera vez que el nombre de nuestra querida y preciosa ciudad se ve envuelto, indirectamente, en presuntas tramas corrupción política. Esta vez han sido Somos Alcalá y sus concejales, pero antaño, eran el Partido Popular y sus concejales los que mancillaban el buen nombre de Alcalá.

Encontramos posturas bien diferenciadas. Por un lado, observamos a un Equipo de Gobierno, del que forma parte Somos Alcalá, en silencio, como de costumbre, sin dar algún tipo de explicación a los vecinos. Por otro, a una oposición liderada por el Partido Popular que usa este asunto como si fuera lo único importante en nuestra ciudad, de forma electoralista y haciéndonos creer que, con ellos, con el Partido Popular en el Gobierno de Alcalá, las cosas serían diferentes. Podrían ser diferentes, eso es cierto, pero lo que no sabremos es si serían mejores o peores.

Equipo de Gobierno y oposición. Somos Alcalá y Partido Popular. Como he comentado anteriormente, el Partido Popular viene utilizando todo este tema de la imputación de los concejales de Somos, de una forma muy electoralista, sin disimulo, pero además, y esto es una opinión muy personal, con una actitud muy hipócrita. ¿Por qué creo que el Partido Popular se está comportando de un modo hipócrita? Es fácil.

Bartolomé González
Bartolomé González

El PP ha gobernado en Alcalá durante doce años. Doce años en los que los vecinos de Alcalá hemos tenido que aguantarlas y muy graves. Con el Partido Popular, los alcalaínos nos hemos “comido” el famoso contrato de COFELY. Con el Partido Popular, los alcalaínos hemos tenido que aguantar que la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía entrara en nuestro Ayuntamiento a registrarlo. Con el Partido Popular, los alcalaínos hemos tenido que aguantar que la Operación Púnica se paseara por nuestra ciudad.

Esto no es una crítica a la militancia del PP, ni mucho menos y que, además, merece y tiene todos mis respetos. Esto es un resumen de lo que la cúpula del PP en Alcalá ha hecho y deshecho en nuestra ciudad a lo largo de doce años.

Y es que, además, recientemente, la misma Fiscalía que acusa y ha imputado a los cuatro concejales de SOMOS ALCALÁ por un presunto delito de prevaricación administrativa, acusa a dos miembros del PP Alcalá, uno de ellos, como el señor Marcelo Isoldi, que hoy es concejal, de un presunto delito ambiental. Supongo que ahora entenderán por qué creo que el Partido Popular se está comportando de una forma hipócrita.

Como digo, no es una crítica a su militancia sino más bien, un breve relato de lo que supuso para Alcalá la gestión del Partido Popular. Tampoco es una defensa de Somos Alcalá y de sus concejales, para nada. Lo que ha hecho o ha dejado de hacer Somos Alcalá es muy grave. Y lo es, porque en su día, en campaña electoral, cuando se jugaban el “pescado”, los señores de Somos Alcalá nos dijeron que “venían a cambiar la manera de hacer política”, nos dijeron que “venían a devolverle las instituciones a los ciudadanos”, se jactaban y acusaban de “casta” a todo aquel que no defendía sus tesis. “Alto, claro y con orgullo”, así relató Jesús Abad, concejal del Equipo de Gobierno por Somos Alcalá y no sé si todavía Secretario General de Podemos en Alcalá, las presuntas subvenciones concedidas desde el Ayuntamiento a colectivos afines a su partido político.

No seré yo quien diga si los concejales imputados por la Fiscalía son culpables o inocentes, ese no es mi cometido sino el de la Justicia, pero lo cierto es que en vez de haberles explicado a los vecinos que lo que supuestamente hicieron era legal, no era irregular y en vez de convencer a los vecinos de su inocencia, la actitud que han adoptado es una actitud cobarde. Y digo cobarde no por reconocer o dejar de reconocer si lo que supuestamente hicieron era legal o no, digo cobarde porque no le han dado ni una explicación a los vecinos y se han comportado del mismo modo que la casta que en 2015, cuando llegaron a la ciudad, criticaban vehementemente. Si antes les he comentado que, en mi humilde opinión, el Partido Popular se estaba comportando de manera hipócrita con este asunto de la imputación de los concejales de Somos, creo que estos concejales, que Somos Alcalá, han traicionado la confianza de los alcalaínos que un día les votaron creyendo que eran algo diferente, creyendo que traían aire fresco a la política municipal, creyendo, como ellos mismos vendían, que era posible un cambio en Alcalá. Traicionaron la confianza de los vecinos y demostraron que, de existir un cambio, ellos no lo representan.

Durante estas semanas me he sentido dolido. Me ha dolido ver y leer que la palabra “Alcalá”, nuestro nombre, nuestro buen nombre, aparecía un día y otro en medios de tirada nacional por presuntas tramas de corrupción política. Y como yo, sé que hay más vecinos que se han sentido dolidos, avergonzados quizá. Les quiero animar, no se queden en esto, nosotros sabemos que Alcalá de Henares es mucho más que los cuatro concejales de Somos Alcalá imputados por la Fiscalía. Sabemos que esto no acaba aquí, que probable y desgraciadamente nuestros concejales nos seguirán dando más quebraderos de cabeza, pero lo verdaderamente importante es que sepamos que otra forma de hacer política es posible. Y ya hemos visto que ese cambio no es Somos o Podemos. Esa alternativa existe, porque sí que hay otra forma de hacer las cosas. Porque sí que hay ciudadanos que creemos y confiamos en esto que se llama política. Porque sí que hay ciudadanos a los que nos gusta la política, esa entendida como una actividad de servicio público para mejorar la ciudad y la vida de nuestros convecinos. Seguimos adelante.

 

Carlos Cotón es miembro del Consejo de Dirección de UPYD y Portavoz en Alcalá de Henares

publicidad
B- Panam-Navidad2017
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

1 Comentario

  1. Explicación de SOMOS, lo hago porque el dinero es mío, incierto el dinero de las subvenciones es dinero público.
    Segunda explicación, como ganó una mierda (palabras de la teniente alcalde) se lo damos a quien queramos.
    Tercera explicación. Criterios subjetivos al 100 por 100

Comentar