Consejos para el coche para aguantar los golpes de calor

El sobrecalentamiento constituye uno de los principales factores de riesgo que puede poner en jaque el correcto funcionamiento de un vehículo durante una ola de calor. Adoptar medidas preventivas resulta fundamental y para ello será necesario llevar un seguimiento sobre la temperatura a la que se encuentra el motor.

  • Un uso continuado e intensivo del sistema de refrigeración puede acelerar el grado de envejecimiento y deterioro de los componentes.

Las temperaturas extremas del verano pueden dejar una huella importante en nuestros vehículos y, además, comprometer nuestra seguridad en la vía. Aprender a reducir y paliar sus efectos vas mucho más allá de hacer una revisión o renovar el condensador de aire acondicionado. En realidad, se trata de un conjunto de prácticas y hábitos. Tomar medidas preventivas durante el verano se convierte en una necesidad y, al mismo tiempo, en una responsabilidad.

A continuación compartimos contigo algunos consejos que te serán de utilidad. ¡Toma nota!


Vigila la temperatura del motor

El sobrecalentamiento constituye uno de los principales factores de riesgo que puede poner en jaque el correcto funcionamiento de un vehículo durante una ola de calor. Adoptar medidas preventivas resulta fundamental y para ello será necesario llevar un seguimiento sobre la temperatura a la que se encuentra el motor. Cuando ésta se aproxima a una zona de alerta roja, es preferible no hacer detenciones o parar el vehículo en seco. Además, para minimizar las cargas que pueda estar soportando es aconsejable desconectar el aire acondicionado y optar por bajar las ventanillas, al menos, durante un período de tiempo preventivo. Esto no sólo permitirá que el motor asuma menores exigencias sino que además, pueda enfriarse, al menos parcialmente.


Imprescindible: Haz una revisión del sistema de refrigeración y verifica que se encuentra en buen estado

Contar con bajos niveles de refrigerante (especialmente si se trata de una solución líquida envejecida) puede minimizar la capacidad de refrigeración del vehículo. Hacer una revisión antes de iniciar un trayecto de larga duración y recurrir en caso de ser necesario a un proveedor de confianza como DAPARTO repercutirá positivamente en la sensación de confort de los usuarios del vehículo, especialmente del conductor. Además, esto también influye directamente en las garantías de seguridad. Conducir con sensación de calor incrementa el grado de somnolencia y puede elevar las probabilidades de sufrir un accidente automovilístico hasta en un 40%.


Cuidado con los niveles de aceite

Algo muy parecido ocurre con los niveles de aceite. De ser bajos, el sistema de refrigeración puede perder potencia y, además, puede derivar en otras complicaciones indirectas.


Toma el hábito de bajar las ventanillas cada vez que accedas al vehículo para arrancar

Un uso continuado e intensivo del sistema de refrigeración puede acelerar el grado de envejecimiento y deterioro de los componentes. Bajar las ventanillas al entre en el vehículo para estabilizar los niveles de temperatura y romper el contraste entre el interior y le exterior puede ayudar a incrementar la vida útil y reducir las sobrecargas derivadas del uso en situaciones de calor extremo.


¿En qué estado se encuentra el líquido de frenos?

Una exposición a temperaturas elevadas los frenos pueden perder su capacidad de respuestas. Antes de utilizar un vehículo en condiciones de calor extremas resulta fundamental hacer un análisis de las condiciones en que se encuentra, especialmente, la cantidad de líquido de frenos disponible.


Optimización de recursos y consumo responsable

Si vas a abandonar el vehículo durante un período de tiempo relativamente extenso no te olvides de desconectar el aire acondicionado. Hacerlo de forma habitual puede hacer que la batería se descargue a una velocidad más elevada con todo lo que ello implica.


Evita las horas donde el impacto del sol es más agresivo

¿Tienes posibilidad de planificar tus trayectos? Si es así, deberás dar prioridad a las franjas del día en las que las temperaturas sean más moderadas. Utilizar el coche de forma habitual durante las horas punta no sólo puede hacer que el motor se resienta, también puede derivar en un sobrecalentamiento de los neumáticos. En estas circunstancias, existen muchas más probabilidades de que se produzcan pinchazos. Llevar a cabo una revisión del estado en que se encuentran (incluyendo su grado de presión) puede ayudar a prevenir incidentes.


Presta atención a la seguridad de tus pasajeros

¿Viajas con personas que se encuentran dentro de un colectivo especialmente vulnerable? Si tus acompañantes son personas mayores o menores ten en cuenta que bajo ningún concepto deben permanecer en el interior del vehículo cuando este está detenido. Ni siquiera con las ventanillas bajadas. Esto también se aplica a los animales y mascotas.


Manténte hidratado

Si tienes previsto hacer una escapada de larga duración y te espera una intensa jornada al volante no pases por alto la hidratación. Beber agua de forma abundante y constante es imprescindible para paliar los efectos del calor. No obstante, es preferible evitar aquellas bebidas con alto contenido en cafeína o azúcar porque de lo contrario pueden contribuir a la aparición de síntomas como el estrés  o el cansancio (si se ingieren en exceso pueden derivar en un efecto rebote que genere somnolencia).


Limita la exposición solar

Los rayos solares pueden convertirse en el germen de un verdadero infierno térmico y, además, de ciertos daños sobre los materiales. Para evitar que la temperatura del interior se incremente en exceso, opta por estacionar en zonas con sombra y, además, bloquear la penetración de rayos solares a través de un parasol

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.