Por qué deberías revisar tu caldera antes de que llegue septiembre

El verano está a punto de llegar a su fin y, antes de que las bajas temperaturas comiencen a hacer acto de presencia, es importante acondicionar nuestro hogar. Especialmente en lo que respecta a los suministros de gas y agua caliente.

  • La caldera constituye uno de los aparatos más importantes y útiles del hogar, no obstante, una mala supervisión puede convertirse en una fuente de riesgos.

¿Cuánto hace que no revisas tu caldera? ¿Cada cuánto tiempo deberías hacerlo? ¿Por qué? A continuación te explicamos por qué es tan importante que lleves a cabo un mantenimiento de tu caldera antes de que bajen las temperaturas.

Desde empresas como My Clima, especializadas en la instalación y mantenimiento de calderas en Alcalá de Henares y alrededores, compartimos una serie de puntos que debes tener en cuenta.


Detección de irregularidades y fallos potenciales

Una rutina de mantenimiento periódica resulta fundamental a nivel preventivo. Llevar un seguimiento permite identificar cualquier incidencia potencial a nivel mecánico. La detección a tiempo implica una oportunidad de ahorro a largo plazo. En caso de que un problema no sea tratado, se agravará con el paso del tiempo y su reparación irá asociada a un desembolso económico mayor que, incluso, puede derivar en una sustitución integral de la caldera. Además, esto también se traduce en una mejor calidad de vida porque minimiza las perturbaciones que puedan producirse a nivel de suministro tanto de calefacción como de agua caliente.

Por estos motivos, implementar un buen plan de seguimiento debería ser una práctica generalizada en todos los hogares.


Cuestión de eficiencia

Aunque a priori pueda parecer que el funcionamiento de la caldera es correcto, en muchas ocasiones se generan deficiencias que pueden minimizar u obstaculizar sus funciones. Como resultado, el rendimiento se ve afectado lo cual puede derivar en un incremento de gastos asociados. Verificar que la instalación se encuentra en condiciones óptimas requiere un análisis riguroso de todos los componentes que intervienen. En caso de que uno de ellos no funcione como debería o no rinda al nivel que tendría que hacerlo es muy probable que se generen desincronicidades dentro del sistema y, en consecuencia, la generación de calor o de agua caliente se vea reducida. Solicitar asistencia a un equipo especializado en revisiones para calderas te permitirá evaluar el estado en que se encuentran todos los componentes y, en caso de que alguna pieza sea susceptible de renovación o reemplazo, podrás acceder a un servicio adaptado.

A pesar de que algunas son relativamente caras, su renovación supondrá un importante ahorro a largo plazo, no sólo en comparación el precio que supone sustituir una caldera por una nueva, sino también por el ahorro que supondrá en las futuras facturas de gas. En cualquier caso, es importante tener presente que incluso los modelos de calderas nuevos requieren un proceso de mantenimiento y supervisión periódico para poder garantizar su adecuado funcionamiento y minimizar los riesgos de que se produzcan irregularidades en el futuro.


La seguridad del hogar es imprescindible


La caldera constituye uno de los aparatos más importantes y útiles del hogar, no obstante, una mala supervisión puede convertirse en una fuente de riesgos. En caso de que la caldera presente algún tipo de fallo puede convertirse en una amenaza para la seguridad del hogar.

Aquellas calderas que no han sido sometidas a procesos de instalación adecuados o que no se conservan en condiciones óptimas mediante un servicio de mantenimiento adaptado y periódico, pueden llegar a generar emisiones de gas tóxico, como por ejemplo, monóxido de carbono.

Una exposición continuada a este componente puede generar problemas de salud y, en las situaciones más graves, puede incluso convertirse en causa de muerte.

Es por ello que, más allá del componente económico o funcional, las revisiones representan la adquisición de una responsabilidad para salvaguardar la integridad de todas las personas que habitan dentro del hogar. Asumir riesgos resulta totalmente innecesario, especialmente si tenemos en cuenta que existen empresas especializadas en este tipo de seguimientos y rutinas de mantenimiento y que, además, en la actualidad pueden contratarse sin siquiera salir de casa. Con tan sólo un par de clics es posible formalizar una cita de revisión.


Cumplir con la legalidad

¿Sabías que el estado en que se encuentre tu caldera puede representar ciertas restricciones a nivel legal? De hecho, muchas pólizas de seguro para el hogar, y la mayor parte de proveedores, establecen una cláusula que especifica que una caldera deberá encontrarse en condiciones óptimas y proporcionar las máximas garantías en materia de seguridad.

Echar un vistazo a tu póliza de seguros resultará fundamental. No obstante, en cualquier caso, debes tener en cuenta que en la mayoría de supuestos un mantenimiento al año es suficiente. Optar por un equipo de profesionales será fundamental no sólo para poder corresponder a las disposiciones de tipo legal asociadas a tu seguro, sino también para poder ganar en tranquilidad y calidad de vida.


¿Cada cuánto tiempo debe hacerse?

Lo más aconsejable es llevar a cabo un seguimiento, al menos, una vez al año para poder verificar con seguridad que se encuentra en condiciones óptimas y evitar que se produzca cualquier tipo de incidente mecánico.

No obstante, es importante tener en cuenta que (especialmente si tu caldera cuenta con una antigüedad considerable) es probable que se produzcan problemas o fallos dentro de dicho margen. De darse esta situación, no debe dudarse en llamar a un equipo especializado para llevar a cabo una sesión de mantenimiento extraordinaria

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.