¿Callejón sin salida? | Por Santiago López Legarda

Nos las prometíamos muy felices cuando los jefes de gobierno de la Unión Europea lograron por fin un acuerdo para los planes de reconstrucción económica después de la pandemia. Planes que están lejos de ser una panacea frente a los efectos devastadores de la COVID-19, pero que constituyen una importantísima ayuda para un país como España, que está viendo cómo cierran los negocios, aumenta el paro y caen los ingresos públicos.

  • Un aspecto indiscutible del sudoku presupuestario es que la reconstrucción económica y social del país va a exigir esfuerzos y sacrificios.

 

  • Santiago López Legarda es un periodista alcalaino que ha ejercido en diferentes medios nacionales.

Pero un paso imprescindible para recibir esas ayudas europeas (unas a fondo perdido y otras en forma de préstamos) es aprobar los presupuestos de 2021. Una tarea hercúlea, dada la fragmentación del Parlamento español y el sectarismo a que nos tienen acostumbrados nuestras fuerzas políticas. Todavía en plenas vacaciones de agosto, Pablo Casado dijo que ellos no son una muleta para garantizar la estabilidad política del Gobierno; Oriol Junqueras y los diputados de ERC están más interesados en la autodeterminación que en las cuentas públicas; la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, cree que su posible apoyo es incompatible con la influencia de Podemos; y estos últimos avisan de que un proyecto pactado con Ciudadanos no podría contar con el respaldo de la formación morada. Con este panorama, es comprensible que Sánchez presente un aspecto posvacacional que incluye no sólo el moreno playero, sino también las canas crecientes.

Consciente de las dificultades, el Jefe del Ejecutivo organizó un montaje casi teatral en la Casa de América para buscar el apoyo de las grandes empresas y de los agentes sociales, aunque en esa comparecencia no ofreció detalle alguno del proyecto que prepara la ministra María Jesús Montero. Lo que llama la atención, según las informaciones ofrecidas por Moncloa, es que la titular de Hacienda haya esperado hasta septiembre (fecha límite para llevar el proyecto al Parlamento) para comenzar las reuniones de coordinación y negociación con sus aliados de Podemos. Mal síntoma.

Uno de los asistentes a la conferencia de Sánchez, Unai Sordo, puso el dedo en alguna de las llagas al señalar que no caben los vetos cruzados y que lo que importa es el qué, el contenido del proyecto, y no con quién o gracias a quién se saca adelante. Y el propio Sánchez habló de unidad para afrontar esta hora tan difícil y de que nadie debe quedar excluido de entrada. Pero él sabe muy bien que, diga lo que diga, ya cuenta con 160 votos en contra ( los del PP, VOX , Junts per Catalunya y la CUP). En cuanto a los 13 de ERC, sería dramático que también se inclinaran por el no, porque en ese caso el frente del rechazo contaría con 173 votos antes de comenzar el debate.

Así que, como en tantas otras ocasiones desde que se acabó el bipartidismo, nos vamos a mover en el filo de la navaja. El Gobierno necesita 176 votos, pero de momento sólo tiene los 120 del PSOE más los 35 de Podemos. Cabe pensar que podría conseguir también sin muchos problemas los de Más Madrid, Coalición Canaria, Partido Regionalista de Cantabria y Teruel Existe. En total, 162 votos. No bastaría con convencer a los 7 del PNV. Habría que convencer también a Ciudadanos (10 escaños) o bien a ERC (13), pero los republicanos catalanes no parecen una fuerza de fiar y menos con unas elecciones a las puertas; y los de Arrimadas casi con toda seguridad torcerán el gesto frente a algunas de las propuestas o exigencias que puedan plantear el PNV y Podemos. Con el rodillo socialista viviríamos mejor, pensará Sánchez, recordando aquellas estruendosas mayorías absolutas que conseguía Felipe González  en los años ochenta del siglo pasado.

Un aspecto indiscutible del sudoku presupuestario es que la reconstrucción económica y social del país va a exigir esfuerzos y sacrificios. Pero hasta ahora nadie, absolutamente nadie, ha ofrecido nada de esto. Cada vez que un portavoz abre la boca es para pedir más ayudas o mejoras para sus representados, ya sean las PYMES, el ocio nocturno, la hostelería, los funcionarios, los pensionistas o las empresas del IBEX, que por cierto, a tenor de los últimos datos, están más en los huesos que la montura de Don Quijote. Pero ya que nosotros no tenemos o no mostramos el coraje de coger al toro por los cuernos, nos lo van a exigir desde Europa, en coherencia con las ayudas anunciadas.

Nos van a exigir esfuerzos, es decir, una subida de impuestos que nos acerque un poco más a la recaudación fiscal media que se da en la UE. Y nos van exigir sacrificios, es decir, recortes en el gasto, porque la idea de que todos pueden mejorar con cargo al Presupuesto es descabellada. ¿Hay votos suficientes en el Parlamento para esta política que Sánchez tendrá que aplicar sí o sí, como se dice ahora? Antes de comprobarlo, asistiremos a otro de esos momentos estelares que nos ofrece nuestra historia: la moción de censura anunciada por VOX.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

3 Comentarios

  1. Sin animo de polemizar con mi amigo Santiago, he rebuscado en internet y he elegido la noticia, publicada el pasado día 9 de los corrientes en El Economista: Bruselas desmiente a Sánchez y niega que hagan falta nuevos Presupuestos para recibir los fondos europeos. La Comisión Europea habla de «dos procesos separados y distintos». Cosa diferente es que, si no somos capaces de aprobar unos presupuestos, para reparar los daños económicos producidos por la pandemia del coronavirus, sigamos siendo, como ya lo es la señora Ayuso, el hazmerreír de Europa según publica el ‘Financial Times’ que destroza a Ayuso en un análisis sobre su gestión de la pandemia. Ver más https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10760373/09/20/Bruselas-desmiente-a-Sanchez-y-niega-que-hagan-falta-nuevos-Presupuestos-para-recibir-los-fondos-europeos.html y en https://www.publico.es/tremending/2020/09/26/twitter-es-el-hazmerreir-de-europa-el-financial-times-destroza-a-ayuso-en-un-analisis-sobre-su-gestion-de-la-pandemia/

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.