Madrid trabaja para que la vuelta al cole sea 100% presencial, pero la Consejería de Sanidad lo desconseja ahora mismo

"Se trataría de esponjar las aulas", apuntó Ossorio, que, sin embargo, señaló que el objetivo del Gobierno es que todos los estudiantes puedan volver al colegio, y para ello se está barajando la reducción de las actuales ratios de alumnos por aula."Vamos a intentarlo, pero tenemos que tener en cuenta los datos actuales de contagios", subrayó Ossorio, que insistió en trabajar en otras "soluciones imaginativas".

  • Los grupos de alumnos más pequeños, Infantil y Primaria, se reducirían, mientras que ESO y Bachillerato cursarían los estudios «mitad presencial, mitad online».
El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, esta semana en Villaverde. ÁNGEL NAVARRETE

A menos de tres semanas de que arranque el curso escolar, con una amenaza de huelga del profesorado y tras el aumento de casos por Covid en la región, que suma ya más de mil hospitalizados, el Gobierno regional estudia qué escenario es el más seguro para que la vuelta al cole sea presencial. Desde la Consejería de Sanidad, sin embargo, descartan ahora mismo que pueda serlo al 100%, «ante el escenario de crecimiento de casos» que vive la región, según explicó hoy el consejero del ramo, Enrique Ruiz Escudero.

De continuar así la situación, el modelo que se barajaría desde sería empezar las clases sería una suerte de modelo mixto semipresencial, el llamado escenario 2 que se estableció en julio. Entre las medidas que se aplicarían en este escenario está la eliminación de los recreos y que se prescindiera de los comedores. Se flexibilizarían además los horarios de entrada y salida a clase y las materias.Los grupos de alumnos más pequeños, Infantil y Primaria, se reducirían, mientras que ESO y Bachillerato cursarían los estudios «mitad presencial, mitad online».

«Se trataría de esponjar las aulas», apuntó Ossorio, que, sin embargo, señaló que el objetivo del Gobierno es que todos los estudiantes puedan volver al colegio, y para ello se está barajando la reducción de las actuales ratios de alumnos por aula.»Vamos a intentarlo, pero tenemos que tener en cuenta los datos actuales de contagios», subrayó Ossorio, que insistió en trabajar en otras «soluciones imaginativas».

Entre ellas está «la adaptación a las circunstancias actuales» de los cuatro escenarios que ya fueron presentados el 30 de julio, precisan fuentes de Educación, cuyo conesjero ya aseguró ayer que hay que «reajustar» las medidas de estos escenarios.

De hecho, si la segunda ola de contagios se acrecienta y «la pandemia sigue», Ossorio anunció que contrataría 8.500 efectivos, entre ellos enfermeros, aunque admitió que no serían capaces de dotar de un profesional de enfermería a cada centro, ya que «no habría suficientes entre los que absorbe la Sanidad Pública y los que estarían en los centros».

No será una decisión sencilla y hay una fecha límte: el próximo martes, cuando está anunciado que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, presente el plan. A juicio del consejero de Sanidad, el Gobierno regional debe tener en cuenta muchos factores para diseñar ese inicio del curso. «Es importante que no solo valoremos la situación particular de cada colegio, de cada aula, de cada grupo de convivencia, sino que estamos en una región; es un virus que no entiende de fronteras, regiones ni colegios».

Aguado aboga por la vuelta al cole presencial

Entretanto, el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, aboga porque la vuelta a las aulas sea presencial, ya que supondría un «varapalo económico» que supondría «condenar» a miles de padres y madres a tener que dejar su trabajo para poder cuidar a sus hijos.

«Llevamos ya trabajando cuatro meses para que la vuelta al colegio sea presencial. De hecho, todo lo que se está haciendo es en esa línea. Creo que tenemos que seguir haciéndolo hasta el último día», ha declarado a los medios en la inauguración de la peatonalización de la Puerta del Sol.

Aguado ha señalado que hay miles de padres preocupados por lo que va a pasar el 4 de septiembre, cuando empieza la Educación Infantil, padres que tienen que ir a trabajar y que no tienen otra alternativa posible que sus hijos vayan al colegio, que no pueden teletrabajar porque su puesto es presencial o que no pueden compatibilizar el teletrabajo con la atención de niños de 4, 5 o 6 años.

«Si no volvemos al colegio de forma presencial, no dejamos a las familias madrileñas otra alternativa y eso no puede suceder», ha añadido.

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook