Una perra de la Base Primo de Rivera localiza una granada cargada de la Guerra Civil

El pasado lunes 29 de mayo por la mañana, la Policía Militar de la Base Primo de Rivera de Alcalá de Henares, perteneciente a la BRIPAC, localizó una granada, posiblemente de la Guerra Civil, en una zona próxima a las instalaciones, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid. Una labrador de color negro llamada Runa, que se encontraba paseando junto a su instructor, de la Policía Militar, encargado también de la Unidad Canina, ha sido la protagonista de esta inesperada historia.

Foto de Noel Viñas

  • Una patrulla con un perro adiestrado encontró el artefacto en torno a las 9.45 horas al inicio de la Carretera de Meco, cerca de la Rotonda BrigadaParacaidista y  comprobó que se encontraba oxidado aunque no tenía la espoleta percutada.

  • Los TEDAX advirtieron de que si llegara a haber un grupo de niños jugando y aquello llega a explotar  “podría haber provocado una masacre”.
Foto de Noel Viñas

Tras dar aviso a los TEDAX de la Policía Nacional, un indicativo de la unidad especializada en desactivación de artefactos explosivos se personó en el lugar, procediendo a su retirada.

Los especialistas pudieron corroborar que la granada estaba cargada, por lo que se siguió el protocolo establecido en estos casos para evitar posibles daños mayores al tratarse de una zona urbana.

Según han informado  el Ayuntamiento de Alcalá se trata de una granada de fabricación checa, que podría proceder de la Guerra Civil o una fecha inmediatamente posterior.

  • Runa, la perrita que evitó una masacre en Alcalá de Henares

Una labrador de color negro llamada Runa, que se encontraba paseando junto a su instructor de la Policía Militar, encargado también de la Unidad Canina, ha sido la protagonista de esta inesperada historia,  al hallar una granada sin explotar en Alcalá, cuando la Unidad de Servicios de la Base Primo de Rivera sacó hace unos días a darle un paseo rutinario fuera de las instalaciones militares por un parque próximo.

Periódicamente, realizan reconocimientos alrededor de la Base para ver si hay pintadas en el muro o si hay algún fallo estructural. Ese día, en torno a las 9.45 de la mañana, Runa se paró en un lugar concreto y se quedó sentada.

Según se ha podido saber al escarbar un poco en el suelo donde se había quedado sentada la perrita, se halló una carcasa metálica. Otro perro de la misma Unidad, llamado Dojo, confirmó y marcó que ahí había explosivos.

Inmediatamente se puso en marcha el protocolo de actuación para estos casos. A la zona llegaron Bomberos, Policía Local, Nacional y se estableció un cordón de seguridad de 5 metros en torno al artefacto, para después extender el  cordón a 15 metros.Se comprobó que era una granada anticarro de la Guerra Civil que estaba sin detonar y, al contrario de lo que se informó en un principio, estaba cargada y lista para estallar.

Se dio aviso a los TEDAX, que tras llegar al lugar, determinaron que detonarla allí era más peligroso porque podía romper cristales de las viviendas de la zona, había que cortar el tráfico y causar muchas molestias, por lo que decidieron retirarla y llevársela a un lugar seguro para su explosión controlada.

Runa salvó de un peligro a todo el que pasara por allí, porque además la bomba fue hallada al lado de la valla de un parque cercano que hay junto a la Base, al inicio de la Carretera de Meco. Un parque, con una zona de bancos y una especie de merendero, donde suele ensayar una charanga que acompaña a una de las Peñas de Alcalá.

La perra recibe instrucción diaria, al igual que su compañero Dojo, también especializado en detectar explosivos. Ambos han recibido un curso de siete meses, y colaboran sobre todo con la Guardia Civil, aunque este tipo de situaciones no se dan muy a menudo, ya que el material que se encuentra suele estar bastante enterrado.

Lo asombroso de esta historia es que un perro detecte un explosivo enterrado allí, a unos 20 centímetros de profundidad, 60 años después.

  • Felicitación de la Asociación Canina STG k9

“Nos hemos enterado por miembros de la Policía Local , bomberos y testigos simpatizantes de nuestra asociación que el Mayor al mando de la Policía Militar en la base Primo de Rivera encontró gracias al trabajo de uno de sus perros de la Unidad canina una granada anti carro de la guerra civil cargada y dispuesta a explotar en un parque cercano a la Universidad enterrada a varios centimetros (cosa admirable). Y posteriormente coordinó todos los medios desplegados civiles y militares hasta la retirada del artefacto por los TEDAX de la Policía Nacional. Parece ser que este señor es toda una institución en Alcalá de Henares habiendo participado en la desarticulacion de una banda de falsos policías que operaba en el Corredor del Henares, en la detención de varios delincuentes y hasta que evito el abuso de unas menores por la noche en un parque de la ciudad estando fuera de servicio”.

 

publicidad
B- Navidad-2017-MS
B-Freday-Q-Outlet
B-Quaderernillos-Megamarte
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

2 Comentarios

  1. Hay una reunión de firmas en charge.org.
    Montada por un grupo amante de los perros de internet y impulsada por varias asociaciones de vecinos…caña al sordo ayuntamiento y a firmar

    Un saludo a los pocos medios que han hecho eco de la noticia que se ve que por alguna razón…huele a política o extraña ..no parece interesar a los masmedia

    https://www.change.org/p/ayuntamiento-de-alcalá-de-henares-reconocimiento-para-la-perrita-runa-y-su-instructor-por-salvar-vidas-en-alcalá-de-henares?recruiter=489542326&utm_source=share_petition&utm_medium=whatsapp

  2. Me apunto a firmar y compartir esta propuesta, merecen un reconocimiento, no puedo entender como algo así no está reconocido públicamente por el ayuntamiento, espero que con esta recogida de firmas de den por enterados, gracias mines por compartir, un saludo

Comentar