Vuelta al cole: cuarentenas a partir de 5 casos, presencialidad y más pruebas

Unos con mucha energía y ganas de ver de nuevo a sus compañeros, otros aún con sueño y arrastrando los pies. Más de 1.2 millones de escolares madrileños retoman este lunes las clases con nuevo protocolo de cuarentena, en medio de la sexta ola provocada por la variante ómicron. Los colegios reabren con una incidencia de 2.300 casos de covid-19 en la población escolar.

Foto de Pedro Enrique Andarelli
  • Tras muchas idas y venidas, muchos debates y varias dudas, la vuelta al cole tras la Navidad ya se ha iniciado.
  • Crónica gráfica de la vuelta al cole colegios Cisneros, Cervantes, Calasanz y Felipe de Neri para ALCALÁ  HOY

Llega el momento de retomar las clases, el Gobierno y las comunidades autónomas han cerrado la hoja de ruta ante un compañero nuevo en las aulas: la variante ómicron de la Covid. El incremento de casos se mantiene y el pico, aunque no parece lejos, todavía no ha llegado, por lo que el Ejecutivo y los gobiernos autonómicos prefieren ser cautos dentro de que los centros educativos, como ya sucedió en anteriores olas, son, insisten, «sitios seguros» frente al coronavirus.

Hay dos claves fundamentales en ese regreso a las aulas: la primera es que la presencialidad será total. Madrid hace algunos días amagó con un retorno de forma semipresencial, pero la apuesta por una vuelta de pleno acabó siendo la mayoritaria, incluso sumando al Gobierno de Díaz Ayuso. La principal novedad, que es además el otro punto relevante de los planes de Sanidad, es que solo habrá cuarentena para todo un aula siempre que se den al menos cinco casos de Covid o estén afectados al menos el 20% de los alumnos, en un periodo igual o inferior a siete días.

«Los entornos escolares han demostrado a lo largo de la pandemia ser entornos seguros en cuanto a la transmisión del virus», recalcan desde el Ministerio. La apuesta, en ese escenario, pasa por reforzar la vacunación entre los niños y niñas e incrementar las pruebas de detección, de tal manera que se pueda reaccionar de forma rápida ante un brote. Un brote que, por otro lado, en un primer momento iba a situarse en los tres casos, pero que ahora con estos cambios pasa a los cinco positivos como mínimo o el 20% de los alumnos.

En el caso de la Comunidad de Madrid, se desató una nueva polémica después de que Sol presentara los detalles del nuevo protocolo, que exime de hacer cuarentena a los menores de 12 años, estén o no vacunados. Esto provocó cierto enfado en el Gobierno central, que no contaba con dicha modificación. Eso sí, en la hoja de ruta del Ejecutivo de Ayuso la norma cambia para los estudiantes mayores de esta edad años, el profesorado y otro personal del centro que no estén vacunado o que no tenga la pauta completa. En estos casos, realizarán la cuarentena durante los siete días posteriores al último encuentro con el caso confirmado.


El consejero de Educación madrileño destaca «la importancia que tiene para las familias que los alumnos vuelvan de manera física a los centros»

Así lo decidieron Ossorio, y de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, tras la reunión que mantenían el pasado lunes junto con sus equipos técnicos en la sede de la Consejería de Sanidad, donde analizaron los datos actuales de incidencia del COVID-19 y las previsiones para las próximas semanas.

Ossorio señalaba que “la Comunidad de Madrid es consciente de la importancia que tiene para las familias que los alumnos vuelvan de manera física a los centros, ya que además de los beneficios pedagógicos de las clases presenciales, los colegios son un elemento esencial en la conciliación de la vida laboral y familiar”.


El uso de la mascarilla vuelve a ser obligatorio en los recreos tras la decisión del Gobierno central de retomarlo en exteriores

En este encuentro se acordó que los centros educativos deberán mantener las medidas que se pusieron en marcha en el inicio del presente curso escolar, como el uso obligatorio de mascarilla a partir de los seis años o la figura del coordinador COVID-19. En el caso de la mascarilla, vuelve a ser obligatorio su uso en los recreos tras la decisión del Gobierno central de retomarlo en exteriores desde el pasado 24 de diciembre.

También continuará el protocolo de limpieza y desinfección reforzado en aquellos espacios que lo precisen en función de la intensidad de uso, teniendo especial atención con las zonas comunes y las superficies de contacto más frecuentes o la utilización de elementos temporales (mamparas, paneles, etc.) que facilitan la separación entre el alumnado cuando es necesario. La ventilación natural seguirá siendo la opción preferente, si es posible de forma permanente e incluyendo, al menos, durante 15 minutos al inicio y al final de la jornada, durante el recreo, y siempre que sea posible entre clases.


A partir de este lunes solo se confinarán por un periodo de siete días aulas completas a partir de cinco positivos en Covid-19 o de más del 20 por ciento de la clase.


Asimismo, tal y como se establecía a principio de curso para los 1,2 millones de alumnos madrileños, todos los centros educativos de la región cuentan con planes de
contingencia, supervisados por el Servicio de Inspección Educativa que están adaptados a los distintos escenarios, según evolucione la situación epidemiológica.

Visto el precedente de otros países, en los que se ha registrado alta incidencia por COVID-19 entre los docentes, Ossorio ha destacado que “para cubrir las bajas que se puedan producir vamos a acelerar el procedimiento administrativo vinculado a ese proceso”.

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.