La Comparsa de Gigantes y Cabezudos en el Almacén Imaginario

La comparsa con una mayoría de nuestros populares gigantones y los pequeños cabezudos que les acompañan ya se puede visitar en la exposición del Almacén Imaginario situado en el Edificio de la Escuela Oficial de Idiomas en la calle Daoiz y Velarde, 30 de nuestra ciudad con entrada gratuita todos los días, de 18:00 a 21:00 h.

  • Entrada gratuita, aforo atendiendo a la normativa sanitaria vigente.
  • Crónica gráfica y video de Ricardo Espinosa Ibeas para ALCALÁ HOY

No sabemos exactamente el año en el que se crean los primeros gigantes festivos de Alcalá de Henares, aunque fue antes de 1525, ya que en ese año sabemos que los gigantes desfilaron en la procesión del Corpus Christi y en la entrada en la ciudad del arzobispo de Toledo, Alonso de Fonseca. Así pues, Alcalá es la tercera ciudad de España que tuvo gigantes que no representaran a personajes religiosos, después de Toledo y de Sevilla.

En 1651 el Ayuntamiento de Alcalá encargó cuatro nuevos gigantones (así era como se les denominaba entonces) y una gigantilla al maestro carpintero Francisco González Bravo. En 1658 se decide completar la comparsa con otros dos gigantes, que realiza el mismo artesano y pinta Gregorio de Utande, un artista muy conocido en Alcalá. De ese modo, a partir de ese momento la comparsa de Alcalá quedó integrada por una pareja de reyes españoles (rey y reina), una pareja de turcos y una pareja de negros, además de la gigantilla. Los gigantones representaban a los tres continentes (Europa, Asia y África) y simbolizaban el reconocimiento de Jesucristo todo el mundo. Estos son los gigantes que desfilaron en Alcalá hasta que en 1780 el rey Carlos III prohibió la presencia de los gigantes en la procesión del Corpus y otras festividades religiosas, al considerarlos un festejo irreverente y contrario a la fe.

La comparsa cervantina

Faltaban tres años para la celebración del III Centenario de la publicación del Quijote, cuando el Ayuntamiento de Alcalá decide crear en 1902 una comparsa de gigantes y cabezudos para que desfilasen en las ferias y fiestas de agosto. Esta comparsa estaba formada por tres gigantes: Don Quijote, Sancho Panza y un gigante negro al que los niños enseguida empezaron a llamar “el negrazo”. Desfilaron los cuatro días de ferias, acompañados de música popular interpretada por un dulzainero y un tamborilero. Tanto gustó el nuevo festejo que desde entonces han estado siempre presentes en las ferias de Alcalá. Los gigantes siempre han ido acompañados de los cabezudos: el “Tío Negro”, la “Pelines” o “Marí Pelos”, el “Aragonés” y el “Señorito” o el “Pollo pera”.


En 1998 se creó la comparsa de Navidad, con los tres Reyes Magos

A lo largo de los últimos 115 años nuevos personajes se han sumado a la comparsa de Alcalá. Algunos después de desfilar varios años terminaron desapareciendo, otros se restauraron o renovaron hasta conformar la comparsa actual, formada por una veintena de gigantes, varios cabezudos y dos caballitos, a los que habría que sumar la figura gigante del “Tragaldabas”, según se informa en la web municipal de Cultura.

 

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.