Toque de atención | Por Carlos Cotón

Basta ya. Entre unos y otros, algunos con mayor grado de responsabilidad, se están cargando la esencia de lo que es la política y cada vez son más los ciudadanos que ven la política como algo tremendamente caro e inútil. Algo letal, sin duda alguna, para una democracia.

Salvador Illa - Fuente: EUROPA PRESS
  • Toque de atención a nuestra clase política y no toque de queda a nuestros ciudadanos. De eso es de lo que deberíamos estar hablando estos días.

 

  • Analista político  colaborador de ALCALÁ HOY

 

Personas con mascarilla – Fuente: EFE

Porque los ciudadanos nos estamos empezando a cansar de escuchar a estos políticos (y digo ‘estos’ porque creo y siempre he creído que generalizar es un error y algo tremendamente injusto) verbalizar palabras como ‘responsabilidad’, ‘unidad’ y ‘disciplina’ cuando ellos mismos, que deberían dar ejemplo en esta situación adversa, son incapaces de predicar con aquello que nos piden, incluso nos exigen, a nosotros.

¿De verdad nos pueden hablar de responsabilidad, unidad y disciplina cuando nos hemos enterado que la Presidenta de las Islas Baleares, Francina Armengol, frecuentaba un local con sus amistades a las 2:00 de la mañana cuando eso está terminantemente prohibido para el resto de los ciudadanos? Pidió perdón, sí, pero por mucho menos en países de nuestro entorno han cesado y han dimitido varios responsables políticos.

Nos prohibieron, por cuestiones sanitarias, no lo dudo, que entre las 00:00 y las 6:00 horas de la madrugada no podíamos estar ni en espacios públicos ni en espacios cerrados con personas no convivientes pero sin embargo, diferentes políticos de todos los partidos, Gobierno incluido, se reunían en una fiesta de un conocido medio de comunicación. Cierto es, que el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, que acudió como otros tantos a ese evento, tuvo la deferencia de pedir disculpas públicas a toda la ciudadanía desde el Congreso. Eso sí, a nosotros o nos recomiendan no acudir a eventos o nos limitan el aforo si queremos realizar algún tipo de reunión.

Las disculpas del Ministro llegaron el mismo día que el Gobierno solicitaba en el Congreso un estado de alarma de 6 meses de duración. Algo nunca visto y, además, con el añadido de que no fue el Presidente del Gobierno el que solicitaba dicha medida sino el propio Illa. Una medida excepcional donde las haya, por 6 meses (ni la Constitución ni la Ley Orgánica que regula el estado de alarma contempla una única prórroga de tanto tiempo) y con escaso control parlamentario al Gobierno que asume poderes especiales durante todo ese tiempo. Y el Presidente, que tan solo acudió al Congreso para escuchar a su Ministro y algo menos de 10 minutos al líder de la oposición, después se fue; no tuvo la decencia de defender dicha medida. Un desprecio a las instituciones y a los ciudadanos sin precedentes desde 1978.

Al mismo tiempo, las redes sociales. El fetiche de esta clase política. Nos podemos encontrar esperpentos de todo tipo. Por ejemplo, a Pablo Echenique despreciando el apoyo de Ciudadanos a los Presupuestos Generales del Estado del Gobierno del que su partido forma parte o a Adriana Lastra diciendo que no hay que estigmatizar a los ciudadanos mientras ella nos habla de ‘cayetanos’ y ‘seguidores de la extrema derecha’. Pirómanos que son capaces de acribillar a Manuela Carmena por afirmar que tiene amigos que votan a VOX y que son excelentes personas. Pues como yo los tengo que votan a VOX, a Podemos y a muchos partidos con los cuales yo no simpatizo. ¿Es eso algo malo en una sociedad abierta, plural y diversa que ellos tanto reivindican cuando les conviene?

Más de políticos y redes sociales. Esto no acaba aquí. Tuits de cuentas corporativas y de representantes institucionales de VOX diciendo, en relación a los kamikazes que en estos días han quemado contenedores, roto escaparates y estropeado el espacio público que es de todos, que son ciudadanos indignados con este Gobierno. Oigan, pues no. Somos muchos a los que nos indignan muchas de las cosas que hacen y dicen los miembros de este Gobierno de PSOE y Podemos y no se nos ocurre salir a las calles a incendiarlo todo. La violencia, en cualquiera de sus formas, no se justifica. Se denuncia y se condena. Sin paliativos.

GRAF2033. LOGROÑO, 31/10/2020.- Unos 150 radicales, muchos de ellos jóvenes, han protagonizado esta tarde-noche disturbios en el centro de Logroño, donde han cruzado y quemado contenedores, han tirado piedras y botellas de crisital a la Policía y han cortado el tráfico en las cercanías del Ejecutivo riojano y de la Delegación del Gobierno en La Rioja.-EFE/Raquel Manzanares

Basta ya. Entre unos y otros, algunos con mayor grado de responsabilidad, se están cargando la esencia de lo que es la política y cada vez son más los ciudadanos que ven la política como algo tremendamente caro e inútil. Algo letal, sin duda alguna, para una democracia.

Definitivamente no hemos aprendido nada de la primera ola de la pandemia y mucho me temo que nada nos garantiza que vayamos a aprender algo de esta segunda ola. Me atrevo a afirmar que la mayoría de la población es consciente de la gravedad de la situación y al mismo tiempo, también digo que hay algunos incívicos que se saltan las normas (y además hacen publicidad de ello) a los que se les tiene que aplicar todo el peso de la ley, que para eso está y para eso vivimos en un estado de derecho. Pero, ¿y nuestros políticos? Tan solo pedimos que aparquen por un instante las diferencias y acuerden, que se dejen de lanzarse insultos entre ellos, que cumplan ellos mismos con las medidas que nos imponen a los ciudadanos y, sobre todo, que den ejemplo. La política no es lo que ellos están demostrando. La política es esa actividad noble e imprescindible en toda sociedad que está para resolver los problemas de los ciudadanos y para hacer de este un mundo mejor de lo que ya tenemos.

Ojalá abran los ojos y se den cuenta de que este no es el camino. Que este camino solo sirve para que florezca la crispación y el radicalismo. Ojalá así sea y que lo hagan pronto. De lo contrario, me temo que entraremos en un punto de no retorno del que nos será muy difícil salir. Y ellos, muchos de estos políticos de hoy, serán los principales responsables de haber llegado a esa situación.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.