¿Qué es el estudio de seroprevalencia que comienza el lunes?

Este próximo lunes comienza el estudio de seroprevalencia que anunció el Gobierno para averiguar la prevalencia de infección del coronavirus. Es decir, qué porcentaje de la población cuenta ya con anticuerpos frente a la Covid-19.

Foto de agencias
  • El estudio de seroprevalencia se hará por Comunidades, provincias y a personas de cualquier edad y sexo.

Con ese objetivo, el estudio de seroprevalencia se llevará a cabo mediante análisis a un total de 90.000 personas, también niños, seleccionados aleatoriamente. Estos análisis los han elaborado el Ministerio de Sanidad junto al Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), el Instituto Nacional de Estadística (INE). Colaboran todas las Comunidades Autónomas.

Por tanto, el estudio de seroprevalencia se hará, por Comunidades, provincias y a personas de cualquier edad y sexo. El Comité de Ética del ISCIII lo aprobó y evaluará cambios en la prevalencia a fin de monitorizar cómo evoluciona la epidemia.

En ese sentido, se prestará “especial atención” a si aparecen nuevas infecciones que puedan derivarse de la transmisión comunitaria.

La mitad de las muestras (45.000) se asignará de manera uniforme a las 52 provincias. Otras 15.000 (una sexta parte) serán asignadas, también uniformemente, a cada una de las 17 Autonomías. Dentro de ellas, se asignarán más muestras a cada provincia en función de número de habitantes.

De este modo, estas dos asignaciones primeras “garantizan” una muestra mínima necesaria para las Comunidades uniprovinciales. Por último, 30.000 se asignarán proporcionalmente al número de habitantes de cada provincia.

El documento que explica en qué consiste este estudio de seroprevalencia también lo hace respecto al método que se empleará para seleccionar los hogares. Así, una submuestra que corresponde a cada estrato de tamaño municipal se seleccionará en dos etapas.

El estudio de seroprevalencia comenzará con un muestreo aleatorio por secciones censales

En una primera, se seleccionan unidades de muestreo escogiendo aleatoriamente secciones censales con probabilidad proporcional a su tamaño y, luego, se muestrean 24 hogares. Estas son las unidades de segunda etapa. Dentro de cada sección censal que resulte seleccionada se hará un muestreo aleatorio simple.

Se contactará telefónicamente con cada hogar seleccionado, invitando a sus miembros a participar en el estudio una vez informados. Asimismo, se solicitará su consentimiento y se concertará una cita domiciliaria. A fin de analizar el potencial sesgo de selección, se recopilará información sociodemográfica de aquellos que no quieran participar.

La prueba en sí consiste en un test rápido de inmunocromatología para detectar anticuerpos en sangre. Para ello se empleará el ‘Orient Gene Covid 19 IgM/IgG’ de la compañía Zhejiang Orient Gene Biotech, con marcado CE.

Dicha prueba emplea la inmunocromatografía con oro coloidal en formato point-of-care, en muestras de sangre, suero/plasma. Detecta IgM e IgG, con resultados en diez minutos. Al respecto de estos test, hay dos estudios de fiabilidad que señalan una sensibilidad de más del 80% y de especificidad de casi el 99%. Esto es tanto en sangre como en suero y ya sea por venopunción como por digitopunción.

En cuanto a la medición de anticuerpos en suero, se centralizará en aquellos voluntarios que opten por la extracción por venopunción. El conteo de anticuerpos IgG en suero se llevará a cabo a través de un ensayo de inmunoadsorción enzimática.

En cada hogar y en cada participante se hará un cuestionario epidemiológico para conocer si existe un diagnóstico previo de la Covid-19. También la presencia hubo antecedentes que síntomas compatibles con el coronavirus, así como los principales factores de riesgo conocidos.

Se pedirá acceso al historial clínico

De este modo, se conseguirá información para definir si los participantes en el estudio de seroprevalencia son negativos, asintomáticos o con posible afectación, presente o pasada. Adicionalmente, se pedía el consentimiento para el acceso al historial clínico. Se persigue, en una segunda fase, incorporar a este estudio los datos clínicos de los participantes.

Con ese fin, se dispondrá de una aplicación web para facilitar la obtención rápida de información, que incluirá los datos de los test rápidos. Todo ello quedará recogido en una base central con el fin de hacer un seguimiento instantáneo de la información.

A su vez, el Centro Nacional de Epidemiología podrá ir analizando la situación junto al INE. Esto facilitará los equipos de campo el seguimiento de las medidas de control en las familias

Con el fin de garantizar que las secciones censales estén representadas equitativamente en las dos semanas que se calcula que dure el trabajo de campo, en una primera ronda se hará una selección aleatoria es doce hogares de cada sección. Estos serán la cohorte A, formada por 18.000 hogares. Los otros doce hogares (18.000) de cada sección forman la cohorte B y serán analizados durante la segunda semana.

Se calcula que se daba necesario llevar a cabo tres rondas de seguimiento, con una semana de diferencia entre ellas, para resolver posibles problemas logísticos.

En  la Comunidad de Madrid se seleccionarán 6.000 hogares.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.