¿Será la Semana Santa de Alcalá declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional?

¿Estamos preparados en Alcalá para tener y costear el dispositivo de seguridad y protección civil que necesita una Semana Santa de Interés Turístico Nacional?

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

Alcalá de Henares quiere que la Secretaría de Estado de Turismo declare Fiesta de Interés Turístico Nacional a su Semana Santa, que ya en 2004 fue reconocida como Fiesta de Interés Turístico Regional.

Con los votos a favor de todos los grupos políticos y la abstención de Somos Alcalá,el viernes 12 de abril el Ayuntamiento aprobó en un pleno extraordinario remitir a la Comunidad de Madrid el expediente para su traslado a la Secretaría de Estado de Turismo. El dossier remitido el Lunes Santo recoge aspectos de la Semana Santa complutense, como su celebración desde el siglo XVI -su primera cofradía fue fundada en 1508-, su trascendencia turística y mediática, que va más allá de la Comunidad de Madrid, o su valor cultural por su origen ecléctico, al concentrar los diferentes estilos que se presentan en toda España, en una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998. Otros grandes valores son el esfuerzo, la pasión y caridad de los 4.000 cofrades que forman las diez cofradías procesionales y las ‘joyas’ artísticas que suponen los pasos, siendo la más valiosa por su antigüedad el Cristo de los Doctrinos, también conocido como el de los universitarios.

El número de turistas y de visitantes que recibe Alcalá en Semana Santa ha ido creciendo. En 2018, las oficinas de turismo de Alcalá recibieron durante la Semana Santa 20.920 consultas, un 47% más que en 2017. Además, 4.834 personas visitaron en esos días la Casa Natal de Cervantes en la ciudad.

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

Este año la lluvia ha deslucido algunas estaciones de penitencia, que no han podido celebrarse o han tenido que recortar el recorrido, y quizá también haya aguado las cifras del sector de la hostelería, o no… Lo que sí sabemos ya es que esta Semana Santa será recordada por la polémica protagonizada por el obispo de Alcalá a causa del mediático asesoramiento a un católico homosexual en nuestra Diócesis,  que ha enfrentado al obispado con diversos colectivos y partidos políticos de la ciudad complutense por presunta vulneración de la ley contra la LGTBIfobia después de conocerse dichos cursos,  «terapias ilegales y clandestinas para curar la homosexualidad», según el medio nacional que los desveló,  y  “ayuda y orientación” solicitada por personas según el obispado.

En nuestra memoria quedará que la Semana Santa de 2019 ha sido la primera sin ver a nuestro lado a excelentes y queridos fotógrafos como Baldomero Perdigón y Jesús Ropero, recordados con emotivos homenajes en forma de levantás, ofrendas musicales e incluso un concurso de fotografía que ha atraído a muchos aficionados con cámaras y móviles, quizá tantos o más que los profesionales que trabajaron para conseguir la mejor imagen de la Fiesta para proyectarla a nivel local, nacional o internacional en sus respectivos medios de comunicación. Razón de peso para que en 2020 tengan paso preferente a la hora de caminar entre anderos, costaleros y demás gente de filas en las procesiones.

A la espera de conseguir el reto nacional, ya se han llevado una distinción especial al presidente de la Junta de Cofradías, al alcalde y a la concejala de Cultura, Turismo y Festejos, por ‘el cariño’ especial que han dado a la Hermandad de Jesús de Medinaceli, presidida por otro trabajador del Ayuntamiento, José Alberto Gómez, hijo del veterano y querido capataz de la cofradía, al que también despedimos en este último año.

Otras anécdotas serán las obras a medias del casco histórico que obligaron a cambiar el recorrido de tres procesiones a última hora, o la coincidencia con la campaña electoral para las elecciones generales del 28 de Abril. Los políticos municipales, en víspera de sus comicios también, actuaron según la costumbre (incluida la relación con el obispo, que ha tenido sus altibajos durante la legislatura), aunque este año se pusiera más el foco en una de las cofrades de los Doctrinos, por la novedad de haber sido elegida la candidata del PP a alcaldesa, tal y como en años anteriores llamaron la atención otros políticos y cofrades, tanto alcaldes del PP, como aspirantes actualmente a ello, como es el portavoz de C’s…

Pero lo que más ha preocupado a los españoles esta Semana Santa no ha sido la lluvia, sino la detención en Marruecos de un yihadista estudiante de Sevilla que quería atentar en su famosa Semana Santa. No seamos pesimistas ni alarmistas, pero tampoco pasemos por alto la crispación que hay con determinados asuntos políticos, incluso pensemos en positivo: si la Secretaría de Estado de Turismo da el visto bueno al expediente lo ideal es que multiplicásemos las visitas a nuestra ciudad… y entonces todo eso nos lleva a preguntarnos: ¿Estamos preparados en Alcalá para tener y costear el dispositivo de seguridad y protección civil que necesita una Semana Santa de Interés Turístico Nacional? Antes de responder, pensemos también que hay una cofradía, la más nueva de todas, la de Jesús Despojado, a la que no se le ha vuelto a permitir hacer el recorrido deseado, la que hicieron el primer año desde el barrio de Espartales.

publicidad
B-ayto-alcalamagica-2019-2
B-ciudadanos-26M
B-ayto-patiosabiertos19
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

1 Comentario

  1. El trabajo de la gente de las cofradías merece ese reconocimiento. El patrimonio artístico que constantemente van adquiriendo las cofradías, la labor de sus gentes más activas y el entorno de la ciudad puede justificar este reconocimiento. Ojalá sea reconocida. Eso sí, el ayuntamiento tiene que velar porque las calles luzcan un estado de limpieza y conservación excelentes, que el mobiliario urbano sea atractivo, que los edificios que se vayan haciendo no sean feos, que haya aparcamientos vigilados, se señalicen bien las plazas libres, se inspeccione a la hostelería para que no bajen de unos mínimos de calidad, se haga algún monumento a la Semana Santa en algún rincon… Y se permita al Despojado salir desde Espartales porque esa singularidad es lo que hace ese Interés Nacional, al igual que sería muy singular que Medinaceli o Angustias salieran de sus parroquias. Una web de la Junta de Cofradías, un compromiso por parte de Telemadrid para cubrir varias y no alguna procesión. Muchas veces nos gustaría que las cofradías adquifiesen más tallas pero eso vale dinero y faltan los cofrades que sustenten esos costes así que para ello tenemos que animarnos a formar parte de las cofradías (a quienes nos guste o seamos Católicos) para que puedan haber más tallas o más cofradías en los barrios. Hay que reconocer a las cofradías la enorme nómina de actividades culturales y solidarias que hacen: conciertos, ensayos benéficos, competiciones deportivas, recogida de ropa o comida, casas de acogida, becas… Y todo eso por encima de lo que diga el obispo de turno, pues no ha de verse como ideas que gustan o no a todos los creyentes.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.