Un Pleno extraordinariamente infame | Por Carlos Cotón

El Pleno para el debate del proyecto de Presupuestos de un municipio es sin duda, uno de los Plenos más importantes, por no decir el que más, que se celebran en un Ayuntamiento. El problema, el gran problema, una vez más, es que el Pleno, este Pleno tan importante como es el Pleno de Presupuestos, con la participación de todos los grupos políticos, se convirtió en una tertulia de sobremesa. Han querido trasladar el formato audiovisual de los programas de tertulia de corazón al Pleno del Ayuntamiento.

Foto de Pedro Enrique Andarelli

cotton

 

  • Carlos Cotón es miembro del Consejo de Dirección de UPYD y Portavoz en Alcalá de Henares

 

El Pleno para el debate del proyecto de Presupuestos de un municipio es sin duda, uno de los Plenos más importantes, por no decir el que más, que se celebran en un Ayuntamiento.

En Alcalá, al fin, ha llegado el debate de los Presupuestos correspondientes al año en vigor. Pero hay que partir de una premisa, a mí me modo de entender, muy importante: estos Presupuestos llegan fuera de plazo, muy fuera de plazo, por tanto, llegan tarde y mal. Y este es el primer hecho que debiera reconocer el Equipo de Gobierno y en consecuencia, asumir su error y disculparse ante los vecinos de Alcalá.

Foto de Pedro Enrique Andarelli

El problema, el gran problema, una vez más, es que el Pleno, este Pleno tan importante como es el Pleno de Presupuestos, con la participación de todos los grupos políticos, se convirtió en una tertulia de sobremesa. Han querido trasladar el formato audiovisual de los programas de tertulia de corazón al Pleno del Ayuntamiento. Un Pleno que continuó con la infame costumbre que han instaurado los concejales de la actual Corporación, un Pleno basado en el insulto y en la descalificación y adjetivación personal.

Por si algún concejal del Ayuntamiento tuviera a bien leer este humilde artículo, quisiera decir que a los vecinos nos importa poco o nada, mejor dicho, nada, lo que piense el Portavoz del PSOE, el señor Lara, del Portavoz del PP, el señor Chacón y viceversa. A los vecinos no nos importa nada lo que piense u opine el concejal fulano del concejal mengano.

Foto de Pedro Enrique Andarelli

Resulta infame presenciar que el Equipo de Gobierno sea incapaz de asumir los errores propios en su gestión, sus propios errores. Los mensajes triunfalistas del tripartito y sus grandes titulares, no se los cree nadie. El discurso de la herencia recibida no es excusa para que el Equipo de Gobierno no gestione esta ciudad. Claro que es difícil gestionar Alcalá después del destrozo político que acometió durante doce años el Partido Popular, pero no es imposible. Si no son capaces de sacar esta ciudad adelante, que tengan la valentía de reconocerlo. Sus mensajes triunfalistas son contradictorios con la bandera de su acción política, la opacidad, la misma opacidad empleada por el PP durante tantos años. Salgan a la calle y verán que los vecinos no están para triunfalismos.

Foto de Pedro Enrique Andarelli

Resulta infame presenciar como el PP Alcalá intenta arrogarse una y otra vez, la condición de “salvador” de Alcalá de Henares, cuando el Partido Popular es el principal responsable de que Alcalá esté como esté, cuando ha sido su gestión, su nefasta gestión, quien ha dañado la autonomía municipal del Ayuntamiento. Los verdugos políticos de Alcalá, no pueden arrogarse como los “salvadores” de la misma, máxime cuando alguna de sus principales cabezas visibles, están siendo investigadas por los Tribunales. La primera palabra que deberían emplear los concejales del PP cuando inician sus intervenciones, es “perdón”. Llevan dos años en la oposición y todavía han sido incapaces de pedir perdón a los vecinos por haber dejado a nuestra ciudad hecha unos zorros.

Foto de Pedro Enrique Andarelli

Resulta infame presenciar como Ciudadanos es incapaz de reconocer que la grave situación política y económica por la que atraviesa Alcalá de Henares, es consecuencia de los doce años de gestión del partido político del que ellos son filial, del PP. Intuyo que es difícil que lo reconozcan, cuando dos de sus concejales, han formado parte del PP durante años, una de ellas, incluso, participó de algún que otro funesto Gobierno popular. Al menos, podrían dejar de presumir de su falta de conocimiento de la ciudad y de sus necesidades, de la que tanto hacen gala. Es francamente patético.

Resulta infame presenciar, que España 2000 y su concejal, intenten asumir el papel de aquellos que ponen cordura y ejercen de mediadores en los Plenos. España 2000 y su concejal siguen sometiendo a la ciudad y a los vecinos a ese juego perverso de aparentar lo que ni de lejos son. España 2000, a través de su concejal, está utilizando su representación municipal para intentar blanquear su trayectoria. No nos engañan, los alcalaínos sabemos su historia y los postulados antidemocráticos que defiende este grupo político. ¿Lobo con piel de cordero? Nadie les compra su obra.

España atraviesa una coyuntura política distinta, inestable, sin mayorías absolutas y donde el diálogo entre fuerzas políticas democráticas es indispensable. En Alcalá, como en España, es necesario que la política seria, responsable, íntegra y honesta, regrese a las instituciones.

Basta ya de ultrajar las funciones del Pleno municipal. Basta ya de prostituir el debate político. En el Pleno municipal, allí donde reside la voluntad y la soberanía de todos los vecinos de Alcalá de Henares, debiera primar el debate de ideas, la confrontación política de las mismas y el interés general de los vecinos frente al interés partidista de los Grupos Municipales o el interés personal de aquellos concejales que pretenden hacer carrera política.

Si los honorables concejales del Ayuntamiento continúan usando los Plenos para descalificarse personalmente, seguirán contribuyendo a ensuciar el nombre de la actividad política y alejarán todavía más de ella a los ciudadanos.

Hay quienes pensamos que la política está para servir a nuestros conciudadanos, para contribuir a la mejora y progreso de nuestro país, de nuestro municipio y vamos a seguir defendiendo esa manera de hacer política, anteponiendo los intereses de los alcalaínos a los intereses personales o partidistas.

A los veintisiete concejales de la Corporación: abandonen la impostura, la crispación personal o al menos, no las trasladen al Pleno, no nos falten al respeto a los vecinos. Nos harán un gran favor a nosotros y puede que a ustedes mismos.

 

Carlos Cotón es miembro del Consejo de Dirección de UPYD y Portavoz en Alcalá de Henares

 

 

publicidad
B – Aguas Sorbe – video
B-Quaderernillos-Megamarte
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

Comentar