Prioridades | Por Carlos Cotón

"En el último Pleno municipal, el correspondiente al mes de abril, asistimos a un hecho muy llamativo. Llamativo por el quién y por el qué. Me refiero, sin duda, al abandono de Yolanda Besteiro, concejal del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, en mitad del Pleno, cuando ni siquiera éste había concluido"... "En el Pleno de abril no solo se ausentó la concejala del Equipo de Gobierno" ... "Les hablo de ese concejal que pertenece a un partido político que clasifica a los ciudadanos en función de la nacionalidad que aparece en el DNI" " ...

Pleno Muncipal. Foto de archivo de Alcalá Hoy

cotton

 

  • Carlos Cotón es miembro del Consejo de Dirección de UPYD y Portavoz en Alcalá de Henares

 

En el último Pleno municipal, el correspondiente al mes de abril, asistimos a un hecho muy llamativo. Llamativo por el quién y por el qué. Me refiero, sin duda, al abandono de Yolanda Besteiro, concejal del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, en mitad del Pleno, cuando ni siquiera éste había concluido.

Foto de Pedro Enrique Andarelli

¿El quién? Como saben, Yolanda Besteiro es concejala por el PSOE y ostenta responsabilidades de gobierno. No conozco personalmente a Yolanda, aunque la recuerdo por un acto sobre Francisca Pedraza, organizado por la Federación de Mujeres Progresistas, de la que ella es Presidenta, al que acudí junto con otros compañeros de UPYD. Recuerdo que nos presentamos y que incluso, después del acto, compartimos tertulia junto con alguno de los ponentes y asistentes de dicho acto. A pesar de no conocerla personalmente, tengo a Yolanda, todavía, como una mujer comprometida y responsable con lo que hace, hasta me una óptima concejala, de lo más potable que hay en el PSOE Alcalá a mi juicio, de ahí que me sorprendiera y decepcionara su comportamiento, su actitud de abandonar el Pleno.

¿El qué? La concejala decidió abandonar el Pleno, sus responsabilidades laborales, para acudir a un mitin de Susana Díaz en Alcalá, que compite por alcanzar la Secretaría General del PSOE. Obviamente, este no es un motivo objetivamente justificado para abandonar un Pleno. Esto, sencillamente, es una falta de respeto al vecino y me consta que muchos también lo piensan.

No quiero personalizar mi reflexión en la concejala Besteiro, sino que quiero ahondar en la figura del concejal y en las prioridades que como cargos públicos deberían tener interiorizadas.

Hay un principio que es muy básico, yo así lo pienso, y es el de que un cargo público, en este caso los concejales, se debe primero a los ciudadanos, a los vecinos, antes que a los propios partidos políticos. Son los vecinos los que le pagan el sueldo a los concejales, no los partidos. Son los vecinos quienes deciden quién tiene que defender sus intereses en el Ayuntamiento, no los partidos. Anteponer los intereses partidistas a los de los vecinos es traicionar la confianza que en su día depositaron en ti.

Foto de Pedro Enrique Andarelli

En el Pleno de abril no solo se ausentó la concejala del Equipo de Gobierno. Todavía recuerdo que por decirle a otro de los concejales que se ausentó en dicho Pleno, que lo propio seria explicarles a los vecinos el motivo de su abandono, me adjetivó personalmente, me llamó “maleducado” simplemente por recordarle un precepto tan básico como el de la rendición de cuentas ante los vecinos. Les hablo de ese concejal que pertenece a un partido político que clasifica a los ciudadanos en función de la nacionalidad que aparece en el DNI, ese concejal que pertenece a un partido político que afirma que los ciudadanos españoles son ciudadanos de primera y que los que no posean dicha nacionalidad, no merecen gozar de los mismos derechos que los que sí la poseen.

Siguiendo con el planteamiento de este concejal, yo les animo a ser maleducados. Si recordarle a un cargo público que primero los vecinos y luego los partidos es ser un maleducado, les animo a que lo sean. Si recordarle a un cargo público que le debe respeto y fidelidad a los vecinos es ser un maleducado, les animo a que lo sean. Si recordarle a un cargo público que si está en un Ayuntamiento o en cualquier otra institución pública es para defender los intereses de sus conciudadanos y no los de su partido es ser un maleducado, les animo que lo sean.

Sean maleducados y háganle saber a sus cargos públicos, cuando se equivocan, que lo están haciendo. Del mismo modo que la oposición política de cualquier institución debe fiscalizar, controlar la acción, la labor del Gobierno de dicha institución, los vecinos, los ciudadanos, debemos controlar la acción, la labor de nuestros concejales, de nuestros cargos públicos. Si eso es ser maleducado, seámoslo.

Personalmente, no me siento representado por ningún partido político con representación municipal, pero mi obligación como representante de una formación política, mi obligación como ciudadano comprometido con Alcalá y con mi país, es fiscalizar la labor de estos concejales, aportar propuestas, soluciones para mejorar nuestra ciudad.

Si estos concejales les faltan al respeto, no cumplan con su labor o les defrauden y traicionen, háganselo saber, con respeto, por supuesto, aunque haya algún que otro concejal que no tenga un mínimo de respeto para con ustedes, aunque les adjetiven, incluso, aunque les descalifiquen.

Nunca se plieguen ante aquellos cuya función como cargos públicos que son, es servirles a ustedes, defender sus intereses y los de la ciudad.

Mientras haya concejales que prioricen los intereses de sus partidos antes que los intereses de los alcalaínos, estaremos muy mal representados, pero eso nunca será una excusa para ejercer con nuestra responsabilidad de vecinos comprometidos con Alcalá.

 

Carlos Cotón es miembro del Consejo de Dirección de UPYD y Portavoz en Alcalá de Henares

 

 

publicidad
B-aguamas-1
B-abiertojugar-ayto
B- Navidad-2017-MS
B-Quaderernillos-Megamarte
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

Comentar