El juez de Púnica imputa al ex alcalde Florencio Campos por ‘lavar’ 341.000 euros para Granados y Marjaliza

Según informa Vozpópuli, Florencio Campos Corona, regidor de la ciudad madrileña de Alcalá de Henares entre 1987 y 1995 y antiguo miembro de la Ejecutiva Federal en la época de Felipe González, figura como titular de una fundación 'fantasma' con cuentas en Suiza que movió fondos hacia los depósitos del exsecretario general del PP de Madrid y el constructor. Su nombre fue facilitado a la Audiencia Nacional por las autoridades del país helvético.

Alcaldes de Alcalá de Henares
El ex-alcalde del PP Javier Bello reunió a sus predecesores en el año 2015 para buscar su asesoramiento

  • Anticorrupción ya citaba en un escrito de junio de 2014 al ex regidor como una de las personas que intervino “activamente” en el blanqueo de fondos para la trama

VOZPÓPULI / La investigación de las 19 cuentas que Francisco Granados, David Marjaliza y las esposas de ambos tuvieron en bancos suizos siguen provocando imputaciones. La última, la del que fuera alcalde socialista de Alcalá de Henares (Madrid) entre 1987 y 1995, Florencio Campos Corona, según un reciente escrito judicial al que ha tenido acceso Vozpópuli. En la documentación que en su día remitieron las autoridades de Berna y que permitieron iniciar el ‘caso Púnica’, ya se señalaba a este político actualmente jubilado como una de las personas con depósitos en entidades financieras del país helvética desde los que se hicieron transferencias a los del exsecretario general del PP madrileño y el constructor con el fin de blanquear dinero. En el caso del antiguo regidor, 341.000 euros para los que utilizó una fundación ‘fantasma’ llamada Algaba. Con él, ya son cinco los empresarios acusados de lavar fondos para la trama desde cuentas en el extranjero. Campos Corona, que llegó a ser miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE en la época de Felipe González, ya se vio salpicado en 1998 en un escándalo de corrupción que le obligó a abandonar el partido, aunque finalmente aquella causa se cerró en 2004 sin juicio ni acusaciones. Este diario intentó ponerse este miércoles en contacto con él a través de su abogado, sin que este último respondiera a los requerimientos de información.

Escrito oficial de la Fiscalía Anticorrupción donde se cita al exalcalde Florencio Campos Corona, publicado en exclusiva por el periodista Daniel Montero en elespanol.com
Escrito oficial de la Fiscalía Anticorrupción donde se cita al exalcalde Florencio Campos Corona, publicado en exclusiva por el periodista Daniel Montero en elespanol.com

Anticorrupción ya citaba en un escrito de junio de 2014 al ex regidor como una de las personas que intervino “activamente” en el blanqueo de fondos para la trama

El nombre del antiguo alcalde socialista no es nuevo en el sumario. De hecho, el 11 de junio de 2014, más de cuatro meses antes de las primeras detenciones, la Fiscalía Anticorrupción ya lo incluyó en un escrito como el de una de las personas “físicas y jurídicas” que había “intervenido activamente” en transferir algo más de 5 millones de euros a las cuentas en el BNP Paribas en Ginebra abiertas a nombre de David Marjaliza, Francisco Granados y una empresa ‘pantalla’, la costarricense Sheraton Trading SA. El Ministerio Público se refería entonces como fuente de la información a un fax que le había remitido el 21 de mayo anterior la Oficina Federal de la Justicia suiza en la que detallaba que uno de esos ingresos, en concreto de 341.000 euros, había partido de un depósito a nombre de la Fundación Algaba, cuyo titular real era supuestamente el exalcalde ahora investigado (término que sustituye al de imputado tras la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal).”

 

El ex-alcalde socialista Florencio Campos  . Foto de Ricardo Espinosa Ibeas
El ex-alcalde socialista Florencio Campos en el acto de constitución de la nueva Corporación Municipal e investidura de Javier Rodríguez como alcalde de Alcalá. 13 de junio de 2015 . Foto de Ricardo Espinosa Ibeas

Acusado en 1998

El caso Púnica’ no es la primera investigación sobre corrupción que salpica al exregidor alcalaíno. En 1998, cuando ya había abandonado la alcaldía, Campos Corona fue acusado por el grupo de IU en el consistorio de diversas irregularidades durante su mandato. En aquella denuncia se le señalaba como presunto autor de los delitos de prevaricación, malversación de fondos públicos, fraude en la contratación pública y cohecho por, entre otros hechos, haber dividido un proyecto urbanístico en varios parciales para evitar que las obras tuvieran que ser adjudicadas mediante concurso público. También se le acusó de introducir modificaciones y mejoras en las obras del auditorio municipal sin tener en cuenta los requisitos formales. Además, al recién imputado en Púnica se le señaló entonces por el presunto pago de una serie de comisiones por valor de 134.000 euros a una empresa para que ésta realizara estudios de imagen.

Todos ello llevó al Ayuntamiento a abrir una comisión de investigación y a que su partido, entonces la Federación Socialista Madrileña (FSM), le suspendiera de militancia. Sin embargo, en septiembre de 2004, el titular de un juzgado de Primera Instancia de Alcalá de Henares dictó un auto con el apoyo de la Fiscalía en el que decretaba el sobreseimiento del caso contra el regidor y las otras cuatro personas imputados al considerar que los hechos investigados no eran “constitutivos de infracción penal”. Entonces, Campos dio una rueda de prensa acompañado de otros dirigentes locales del PSOE en el que destacó que la decisión de aquel magistrado demostraba “que mi proceder fue transparente y claro“.

El hombre de Leguina en la Ejecutiva del PSOE

Catedrático de instituto, Florencio Campos Corona (Toledo, 1943) siempre ha presumido de haber llegado al PSOE con el arranque de la democracia de la mano del histórico Pablo Castellano. Alcalde entre 1987 y 1995 de Alcalá de Henares, la tercera ciudad de la Comunidad de Madrid por número de habitantes, antes fue concejal de Educación y Hacienda durante cuatro años. En 1990 tocó su techo político al entrar como vocal en la Ejecutiva Federal socialista que entonces presidía Felipe González. Lo hizo a propuesta de Joaquín Leguina, máximo dirigente del partido en Madrid en aquellos años. De hecho, para muchos entraba en el máximo órgano de dirección del PSOE para ser el “espía” en Ferraz de su mentor, algo que él negó en una entrevista que concedió en noviembre de aquel año, tras su nombramiento, al diario El País. Él se autodefinió entonces como integrante del llamado ‘Grupo de Chamartín’.

 

 

 

publicidad
B-visiorama728x180
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.