Sobre el origen de la vida y las terapias contra el cáncer, así trabaja el Grupo de Bioespectrometría y Metabólica de la UAH

Las líneas de investigación que desarrollan en la actualidad se centran en el origen y evolución temprana de los ácidos nucleicos -aquellas biomoléculas portadoras de la información genética de los organismos-, el estudio de biomarcadores aplicado a la biogeoquímica de yacimientos minerales y la búsqueda de nuevos biomarcadores y métodos espectroscópicos para el diagnóstico de cáncer

Grupo de Bioespectrometría y Metabólica de la UAH. Foto de la Universidad de Alcalá
  • Los grupos de investigación de nueva creación son una inversión en el futuro de la ciencia que investigan los aspectos más novedosos que van surgiendo.

Un ejemplo de ello en la Universidad de Alcalá es el Grupo de Bioespectrometría y Metabolómica, que aborda de manera transdisciplinar diversas materias, tal y como explica César Menor Salvan, profesor del departamento de Biología de Sistemas y coordinador del proyecto. “Trabajamos en varios aspectos. Por ejemplo, la Astrobiología con respecto a la evolución química y origen de la vida; también, la Geoquímica Orgánica aplicada a eventos clave en la evolución de ecosistemas; y la Paelobotánica del ámbar y resinas fósiles, consistente en el estudio de biomarcadores, tanto desde el punto de vista astrobiológico como biomédico y en metabolómica aplicada al estudio y diagnóstico del cáncer”, subraya el científico.

Las líneas de investigación que desarrollan en la actualidad se centran en el origen y evolución temprana de los ácidos nucleicos -aquellas biomoléculas portadoras de la información genética de los organismos-, el estudio de biomarcadores aplicado a la biogeoquímica de yacimientos minerales y la búsqueda de nuevos biomarcadores y métodos espectroscópicos para el diagnóstico de cáncer y desarrollo de métodos espectroscópicos para el diagnóstico y el estudio de la respuesta inflamatoria a coronavirus, subraya.

César Menor señala que estas indagaciones son de reciente indagación, no obstante, el objetivo de este presente curso académico está centrado desarrollar un método para el diagnóstico rápido y no invasivo de cáncer, “en el que podemos identificar un estado patológico usando una gotita de orina”. Además, con respecto al origen de la vida, el campo de la astrobiología les ha permitido proponer soluciones para un “problema clásico: el problema del fosfato”. El fosfato es uno de los seis elementos básicos para la vida, como el oxígeno, el hidrógeno, el nitrógeno, el carbono y el azufre, así se crean los fosfatos, dando lugar a las moléculas de ADN y ARN, sin embargo, no se conoce cuál es realmente su implicación en el proceso a nivel químico. “Estamos viendo la relación entre un cambio climático que ocurrió a finales del cretácico y el origen de los bosques modernos en la península ibérica”, comenta.

Dificultades e ilusión en la investigación científica

Para desarrollar estas investigaciones de envergadura, el especialista apunta que “desde el punto de vista técnico, la incorporación de la espectrometría Raman al diagnóstico de cáncer y a otros estudios metabolómicos han sido las novedades metodológicas que hemos venido utilizando”. Gracias a la colaboración de miembros como Jorge Recio, quien realiza su Trabajo de Fin de Máster, Yulia Fatych, cuyo TFM está enfocado al estudio de biomarcadores y metabolómica del cáncer de próstata, y Jesús Javier Rey, que está profundizando en el estudio de biomarcadores en su aplicación en geociencias y astrobiología en la confección de su tesis, el conocimiento aumenta y beneficia tanto a la UAH como a la comunidad.

Los ánimos que muestra el profesor César Menor sobrellevan las dificultades del campo científico, sobre todo, los relacionados con la escasa financiación y la burocracia, una traba con la que lidian cada día. Asimismo, plantea un escenario en el que, comparado con otros países, España se queda atrás: “En EEUU, cuando se obtiene una plaza de profesor, aunque sea a la equivalente a profesor ayudante doctor –assistant profesor-, te proporcionan unas condiciones adecuadas como el acceso a los centros de apoyo a la investigación y un startup package para que no frenes tus temas de investigación hasta conseguir fondos en convocatorias de financiación, algo que no sucede aquí, donde tienes un frenazo a nivel científico y desincentiva la incorporación desde el extranjero”.

Con todo, el fin no deja de ser contribuir a la mejora de la sociedad, por lo que César Menor afirma que “se beneficia a través del conocimiento, educación y a nivel práctico, con el desarrollo de metodologías de interés biomédico”. La divulgación, repartida entre la investigación y la docencia, es una tarea ardua, aunque imprescindible en el currículum, “gracias a The Conversation, donde yo publico con relativa regularidad, podemos comunicar a la sociedad nuestros intereses científicos, así como en blogs, redes sociales o medios de comunicación”. Mientras, quedamos a la espera de los nuevos hallazgos que se produzcan en el laboratorio del Grupo de Bioespectrometría y Metabolómica.

 

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook