Reestructurado el eje que une la Puerta de Madrid con el Paseo de los Curas

De esta forma se ha logrado desviar lo máximo posible el tráfico del borde del casco histórico de la ciudad, al mismo tiempo que se ha unido el parque de “Plaza de Santa Ana a la zona centro, ya que la calle de Andrés Saborit ha quedado ahora partida en dos zonas independientes con nuevas plazas de aparcamiento.

Foto de Pedro Enrique Andarelli
  • El proyecto ha contemplado la reorganización del tráfico y las zonas verdes de la calle Demetrio Ducas, Andrés Saborit y rotonda del Paseo de los Curas
  • Crónica gráfica de Pedro Enrique Andarelli

El objetivo de esta reforma era   la reestructuración de la circulación del tráfico para obtener una mayor fluidez, derivando el tránsito principal, que anteriormente circulaba por el eje Paseo de los Curas – Andrés Saborit, hacia la calle Demetrio Ducas, que ha adquirido ahora mayor entidad, teniendo capacidad para absorber más tráfico al tener de carriles para cada sentido.

“Para nosotros todos los distritos son importantes, -ha explicado el alcalde de Alcalá, de Henares, Javier Rodríguez Palacios- si bien es cierto que algunos llevaban mucho tiempo sin ser remodelados y estaban en muy mal estado, obsoletos, con calles sin asfaltar desde hace décadas, por ejemplo. Hemos querido homogeneizar la inversión en todos los barrios, porque debemos recordar que hace más de diez años no se realizaban inversiones en Alcalá, eran necesarias muchas obras y un ejemplo de ello es el distrito II y en concreto esta zona de Demetrio Ducas que actualmente se encuentra totalmente renovada y ordenada”.

La actuación integral de la zona contemplaba, además, la construcción de cuatro nuevas rotondas de norte a sur Demetrio Ducas -Avenida de Reyes Católicos-Paseo de los Curas. Tres de estas nuevas glorietas se han ubicado en este eje principal, mientras que la restante, que alberga una estatua homenaje a la mujer motera, ha dado posibilidad de giro para la entrada y salida de vehículos al nuevo aparcamiento en calle Andrés Saborit. Además, con la actuación se dotado a la zona de un mayor número de aparcamiento.

Además, con el desarrollo de este proyecto se ha conseguido dar continuidad al parque “Puerta de Santa Ana”, anteriormente dividido en dos, y se ha logrado una mayor cohesión de este barrio del distrito II y se han reorganziado las zonas verdes. En la actualidad se ha unido al casco histórico ya que se ha habilitado una zona de paso al dividir en dos la calle de Andrés Saborit.

El proyecto se ha completado con la readaptación de los itinerarios del parque en la zona sur y central del mismo, colocando adoquín de color gris en los itinerarios peatonales principales, y un material compactado en los caminos secundarios que han sustituido a la antigua base de asfalto que existía en el parque, que estaba totalmente deteriorada y levantada por las raíces de los árboles. También se han instalado nuevos bancos de madera en los citados itinerarios, así como aparatos de ejercicios en la zona central del parque.

Por último, en las zonas ajardinadas se han plantado nuevas especies. Esta actuación en la zona sur y central del parque pretende ser una primera fase que se complementará en un futuro con la remodelación de la otra mitad siguiendo el mismo criterio.

El presupuesto para llevar a cabo las obras de mejora ha ascendido a 715.000 euros, financiados por el Plan de Inversión Regional de la Comunidad de Madrid.

publicidad
B-navidad-barrios2019
B-UAH-2019
B-Hotel-Bedel-R-Catedra
¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

4 Comentarios

  1. Como decía el «poeta»: ¡Menos mal/ menos mal/ aunque se ha hundido la casa/ ya tenemos más corral».
    ¡Coj… manera de «crear» plazas de aparcamiento! cortar la circulación de las calles y destinarlas para aparcar. Cualquier día hacen lo mismo con Vía Complutense, Ronda Fiscal y alguna que otra «hermosa» y nos hinchamos a plazas.
    Y luego, para llevar al abuelo a casa (aunque viva en el centro) nos vamos con el coche hasta la A2 y después lo llevamos a cuestas hasta la calle Libreros o donde viva. O la compra, el mueble «sueco» recién comprado o lo que sea menester.
    Así «hago» yo 1000² aparcamientos con la gorra. Sin excavadora ni h…
    Es como el que no tenía cena y, para no acostarse sin cenar, lo que hacía era no acostarse.
    O el que se quitaba el dolor de cabeza quitándose la cabeza.

    Tampoco veo los méritos de peatonalizar a base de prohibir circular sin permitir alternativas de transporte sostenible (patines, bicis…), ¡nos ha j…! Así peatonalizo yo toda la ciudad de la noche a la mañana.
    Basta con un montón de señales, medio de «champi» y cuarto y mitad de «tachuelas o chinchetas» para ir delimitando. Si eso, luego las quitamos.
    Lamento haber dado ideas.

  2. Alcalá de Henares amplia su zona de yincana. Suerte a los cuncursantes, que dia tras dia sortearán muchos obtaculos antes de llegar a casa o cuando vayan a trabajar, a recoger los niños del colegio, de compras, etc.

  3. En Alcalá, en los años sesenta y supongo que antes, había un señor (Rafaelillo el del carrillo) que se dedicaba a acompañar hasta la estación a las personas que tenían que llevar maletas para viajar en tren.
    Tenía un carro plano, de grandes ruedas de madera (como los que había en Atocha), sobre el que transportaba las maletas de la familia que le contrataba. Era de tracción (propulsión) humana, pues lo empujaba él mediante dos empuñaduras.
    Se formaba así una curiosa comitiva hasta la estación, a modo de entierro, en que un grupo de personas seguíamos a nuestro equipaje por las calles mientras comentábamos a Rafaelillo que íbamos a Baeza (mi caso) a pasar el mes de julio. Tenía hasta su encanto.
    Luego vino el seiscientos. Y ahora este contradiós, que, para más INRI, los munícipes se apuntan como un valioso logro, cuando sólo consiste en cerrar calles como si todos pudiéramos/quisiéramos ir andando.
    Pues eso, que se vayan pensando los emprendedores (que se dice ahora) en montar un servicio urbano como el de Rafaelillo (podría llamarse así) para llevarnos las maletas desde casa hasta donde podamos llegar con los coches, y viceversa.
    Bueno, maletas, compras, muebles, abuelos, escayolados, lisiados, fatigados, etc.
    Lo triste es que no lo digo en broma. Es que nos han jodido bien privatizando las calles para hacerlas tabernas y pretendiendo convertir Alcalá en un parque temático por cuyas calzadas no se puede ir ni en ciclos, para no estorbar; ni tampoco han puesto microbuses eléctricos o cualquier otra alternativa no contaminante. Nada.
    Quizá lo de los carritos de mano debiera ser un servicio municipal gratuito a cambio de esta lepera peatonalización a troche y moche con la inmovilidad que provoca tanto en los residentes del centro como en los que deseen llegar a él y tengan dificultades para caminar.
    Espero que estos munícipes, que se han tomado Alcalá como el juego del Monopoly, lleguen a viejos viviendo en el centro de Alcalá y ‘disfruten’ su obra.

  4. Hay barrios como el de Nueva Alcala, en los que las reformas se han limitado a unas obras eternas en el Parque de Manuel Azaña, del que no vemos su conclusión, mientras se abren calles recién asfaltadas, que permanecen con las zanjas abiertas sin que nadie exija a las empresas que las realizan su rápida conclusión.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.