Un matrimonio de 76 años consigue frenar su cuarto intento de desahucio

El Juzgado de 1ª Instancia Número 3 de Alcalá de Henares ha aplazado esta mañana el cuarto intento de desahucio de María y Antonio, de 76 años, que asumieron sin su conocimiento una deuda al intentar avalar a su hijo.

Foto de Pedro Enrique
  • María y Antonio firmaron, sin que les fuera explicado debidamente en la notaría, una deuda de 90.000 euros con el prestamista Manuel Fernández Jiménez.
  • Crónica gráfica de Pedro Enrique Andarelli

La jueza ha dejado sin efecto el lanzamiento de la vivienda de María y Antonio en la calle Baza de Alcalá de Henares mientras resuelve la solicitud de aplazamiento presentada por el abogado de María y Antonio, “a fin de no causar perjuicios irreparables a los ejecutados”.

Hasta el barrio de Nuestra Sra. de Belén se han desplazado hasta tres cadenas de televisión, RTVE, Antena 3 y Telemadrid y un único medio local, ALCALÁ HOY, que ha sido testigo de este cuarto intento de desahucio de María y Antonio.

La pareja se encontraba muy nerviosa, sobre todo ella, que no ha parado de llorar. Desde las 6 de la mañana,  un grupo de unas 60 personas se han concentrado en su portal para intentar paralizar su desahucio en caso de que no se consiguiera un aplazamiento en el juzgado, sin que la comisión judicial haya llegado a presentarse en la vivienda.

Ha sido el hijo del matrimonio de 76 años quien ha acudo al juzgado y allí le han comunicado la decisión. Ahora están más contentos y pueden respirar tranquilos hasta que les indiquen la nueva fecha o puedan encontrar una solución antes.Pensaban que firmaban como avalistas de un préstamo de 45.000 euros concedido a su hijo para reunificar sus deudas, y finalmente se encontraron como titulares de un préstamo en el que figuraban como garantías sus dos viviendas -su piso de Alcalá de Henares y una vivienda propiedad de María, ubicada en Cáceres y heredada de su madre-.

A día de hoy, el prestamista les reclama alrededor de 145.000 euros, a los que no pueden hacer frente con la única pensión de Antonio, parcialmente embargada.

Aunque sus denuncias contra Manuel Fernández Jiménez han sido desestimadas por cuestiones de forma en el juzgado, tanto por la vía penal como por la civil, a nosotras no nos cabe duda de que se trata de un claro acto de usura y una estafa.

Desde PAH Corredor del Henares se agradece la solidaridad de las personas que han apoyado a María y Antonio tanto esta mañana en su portal como en los últimos días de múltiples formas.

Aunque un portavoz municipal ha asegurado a ALCALÁ  HOY que se habían ofrecido alternativas habitacionales a Antonio y María, desde la Plataforma se denuncia que «seguimos echando en falta, sin embargo, soluciones habitacionales por parte del Ayuntamiento de Alcalá de Henares ante situaciones como la que hoy han sufrido María y Antonio. No es tolerable que en una ciudad de 200.000 habitantes no contemos aún con un parque de vivienda social ni con viviendas para situaciones de emergencia habitacional».

Foto de Pedro Enrique

«Tampoco es tolerable que la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Alcalá – cuya titular es Blanca Ibarra, informó Nani Martínez, portavoz de la Plataforma con quien se mantuvo una reunión dias atrás- no haya sido capaz de ofrecer a María y Antonio ninguna alternativa real y viable. Pese a tener 76 años, María y Antonio son perfectamente autosuficientes, y no es ninguna solución la oferta de Servicios Sociales de solicitar para ellos dos plazas en una residencia pública que ni necesitan ni van a poder pagar, cuando el problema de fondo es que les están robando la casa en la que viven de forma independiente».

«Como alternativas habitacionales, desde Servicios Sociales únicamente les ofrecen una ayuda de 1.000 euros para la búsqueda de una vivienda en alquiler o bien gestionar dos plazas en una residencia pública», además de «la sugerencia de que se vayan a vivir con su hijo, que se encuentra también al borde del desahucio».

 A pesar de que  la propia Plataforma reconoció que María y Antonio disfrutan de «una pensión y media», se asegura  que » con 1.000 euros María y Antonio no podrían ni llegar a pagar el importe de las fianzas que los arrendadores solicitan actualmente en nuestra ciudad; sin contar con las escasísimas posibilidades de que alguien se ofrezca a alquilarles una vivienda en su situación económica».

Para la Plataforma, «una vez más nuestro Ayuntamiento demuestra no solo una falta de conocimiento absoluta de la realidad que viven muchísimas familias en Alcalá de Henares, sino una ausencia completa de empatía ante sus problemas».

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.