Sobre el debate acerca de Altsasu y la Insurgencia organizado por Alcalá Libre | Por David Cobo

El terrorismo es algo muy serio, en nuestro país se ha revelado y se revela de diferentes formas causado una larga lista de asesinados, un inabarcable dolor y conmoción. Para escribir de terrorismo hay que hacerlo con respeto y la cabeza fría. Es mi deseo hacerlo así.

  • No instrumentalizar el terrorismo

En Alcalá de Henares las organizaciones locales de PsoE, PP, Ciudadanos y España 2000 han arremetido contra los colectivos sociales Alcalá Libre, Red de Solidaridad Popular (RSP) y Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). El motivo de dicho ataque se debe a la organización en el local municipal cedido a la RSP, y que utiliza también la PAH y otros colectivos, de un debate sobre “Represión” conducido por el colectivo Alcalá Libre y en el que estarán miembros del grupo musical La Insurgencia y del Grupo de Apoyo a los detenidos en Altsasu (Navarra).

PP y España 2000 hablan de “un acto de enaltecimiento del terrorismo”. Ciudadanos de un acto que “promueve actitudes que tienen que ver con el terrorismo”. Y el PsoE, el cual ostenta la alcaldía de Alcalá de Henares, ha comunicado que “no quiere que dicho acto se celebre en un local municipal” al tiempo que deja claro que condena el terrorismo, y con ello, vincula al mismo al debate organizado por Alcalá Libre. De hecho, los organizadores han cambiado el lugar del debate al alcalaíno Centro Social 13 Rosas, un local privado.

Ante todo esto me parecen evidentes ciertas cuestiones que nadie dice, que muchos se autocensuran de decir, ya que temen ser acusados también de nada menos que enaltecer el terrorismo. La injusticia no pasará ante mis ojos con mi silencio.

Los detenidos de Altsasu (Navarra) por presuntamente agredir en un bar a dos guardias civiles, que no estaban de servicio, y a sus respectivas novias, no han sido juzgados. El juicio aun no se ha celebrado y, por lo que se ve, ya son culpables para estos partidos políticos y ciertos medios de comunicación. Para ellos la presunción de inocencia es sólo para los detenidos por corrupción.

El debate que subyace sobre los detenidos de Altsasu no es si son culpables o no de una agresión a unas personas, eso lo decidirá un juez si es así o no. El debate es si debe ser juzgado como un acto terrorista una bronca en un bar donde presuntamente son agredidos dos Guardias Civiles que no están de servicio y que están tomando algo con sus novias.

El ayuntamiento de Altsasu (Navarra) el 16/11/16 aprobó una declaración institucional, con los votos a favor de los concejales socialistas de dicho pueblo, en contra de que los hechos acecidos sean tipificados como terrorismo. El Parlamento de Navarra el 21/11/16 aprobó una declaración institucional en la que se declara en contra de que este caso sea juzgado como terrorismo y pide la libertad inmediata de los detenidos. Izquierda Unida y Podemos hemos llevado este caso al Parlamento Europeo para evitar que los hechos sean juzgados por terrorismo.

El origen de este sin sentido viene de la Reforma del Código Penal de 2015. Anteriormente la legislación vinculaba necesariamente la pertenencia a una organización terrorista para que un acto fuera considerado de dicha naturaleza. Los atentados yihadistas perpetrados por los llamados “lobos solitarios”, los cuales actúan de forma individual sin necesariamente estar organizado con otras personas, suscitaron que se modificase el Código Penal. La interpretación torticera de este Código Penal, que fue modificado para perseguir el terrorismo yihadista, es la causa de que los detenidos de Altsasu sean acusados de terrorismo por una pelea de bar.

La Audiencia Nacional juzga a doce miembros del colectivo musical “La Insurgencia” | EFE

La Insurgencia es un grupo musical de rap que fue acusado de enaltecimiento del terrorismo por las letras de sus canciones. Una primera sentencia condenatoria está recurrida, y por lo tanto, pendiente de dicho recurso. No ha finalizado el proceso judicial y la presunción de inocencia tampoco existe para La Insurgencia en Alcalá de Henares. Es un grupo más de los que han sido acusados de terrorismo por expresar ciertas letras en el contexto de una canción.

¿Terrorismo en la letra de cada canción, el texto de cada novela, el guión de cada película, en los versos de cada poema? ¿Vamos a rebuscar en los diarios personales y en los rincones de cada conciencia para meter a la gente en la cárcel? Un chiste, una canción, un comentario pueden ser desagradables, estúpidos, repudiables… pero no, no son terrorismo y es triste que se instrumentalice algo tan serio de forma tan barata.

Paso ha expresar sentimientos que me ha generado lo sucedido en Alcalá de Henares en torno a este acto.

Tristeza: Al ver que hablar sobre esto causa miedo y autocensura en mucha gente.

Decepción: Por el balbuceante y tembloroso comunicado del PsoE que entra en el juego de España 2000, PP y Ciudadanos. Y decepción también por el medido silencio de los concejales de Somos, los cuales forman parte del Equipo de Gobierno Municipal, y que han decidido no mojarse.

Vergüenza ajena: Ver que uno de los que más caña han dado en las redes es el concejal del PP, Makel Gorbea, cuando este señor escribió un tuit por el que tuvo que deshacerse en explicaciones en los medios, en el que decía:

“A Podemos e IU les aplicaba yo “Memoria Histórica” en el más estricto sentido arqueológico de la palabra”. Makel Gorbea, concejal PP Alcalá de Henares.

Yo, por este tuit, en el que parece desearnos un tiro en la espalda y una cuneta, no le acusaría jamás de terrorismo. Es evidente que este señor es muchas cosas, pero no terrorista. El terrorismo es algo muy serio y no podemos banalizarlo porque este hombre tenga sus limitaciones.

Enfado: Al leer las mentiras del PP de Alcalá de Henares, llegando a vincular a ETA a La Insurgencia. Y, sobre todo, las llamadas a la violencia del concejal xenófobo, Rafael Ripoll, al que directamente acuso de cualquier violencia que pueda producirse por los llamados a reventar el debate de este concejal, amamantado a los pechos de “La Bodega” y del que se habló en la obra “Diario de un Skin” de Antonio Salas.

Solidaridad: Con Alcalá Libre, jóvenes alcalaínos solidarios y comprometidos con la justicia social y contra todo tipo de discriminación. Un ejemplo para la juventud alcalaína y que han sido sometidos a una presión intolerable.

Sí, absolutamente intolerable que se vincule al colectivo Alcalá Libre con el terrorismo por organizar un debate sobre unos casos en los que no ha habido juicio aun o están recurridos. El terrorismo es algo muy serio que ha generado mucho dolor. No se puede banalizar sobre algo tan serio y de forma trivial convertirlo en un arma arrojadiza.

No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética. Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos. Martin Luther King

David Cobo García – Portavoz Asamblea Izquierda Unida Alcalá de Henares

publicidad
B-ayto-ferias18
B-ayto-cinedeverano
B-ayto-plazadecervantes(2)
B-ayto-recogidaenseres18
B-ayto-líneas autobuses18(2)
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Compartir

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.