Babieca, tu cita de Navidad el 24 y el 31 desde por la mañana

Varios Djs con diferentes estilos se encargarán de que todos los que se den cita en este punto, bailen sin parar al ritmo de los 90, 2000 y actual durante más de diez horas sin parar.

  • No es una cita más, no es una fiesta más, no es una quedada más.

Es, algo a lo que en la ciudad de Alcalá de Henares, nos estamos acostumbrando. La valentía de unos empresarios que apuestan todo para que amigos, familia, allegados, compañeros de trabajo… Puedan reunirse tanto el 24 como el 31 antes de la cita familiar.

Babieca, se ha consolidado como uno de los puntos de encuentro para este tipo de celebraciones, Varias generaciones que se encuentran en este local, unidos por la música, por el sonido de los 90 2000 y actual.

Espectáculo garantizado, ambiente familiar, muchísimas sorpresas que no vamos a desvelar para que sigan siendo eso, sorpresas que invadan a los que allí se den cita. La calle Ramón y Cajal de Alcalá de Henares, junto al ayuntamiento, se ha convertido en los últimos años en punto de encuentro de una ciudad Patrimonio de la Humanidad que se convierte también en patrimonio de la diversión y el respeto.

Cita el 24 y el 31 desde por la mañana. Varios Djs con diferentes estilos se encargarán de que todos los que se den cita en este punto, bailen sin parar al ritmo de los 90 2000 y actual durante más de diez horas sin parar. Enhorabuena y a seguir por este camino. Emprender significa apostar y significa sorprender.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

1 Comentario

  1. ¿Y los vecinos, qué?
    Se mire como se mire, es una servidumbre en pleno centro de la ciudad que causa multitud de molestias. Me parece muy bien que la gente disfrute como le apetezca, pero respetando a los demás.

  2. madre mía, justo eso pensaba. POBRES vecinos, yo antes vivía en la Calle Mayor y como yo… muchos jóvenes se han ido, junto a la falta de servicios básicos que no proporcionan en las viviendas para la época en la que vivimos se junta estas locuras…

  3. el que vive ahí sabe lo que hay!!! y es muy comodo vivir en el centro y tener todo a mano. No hay ningún sitio que reuna todas las condiciones buenas, cada sitio tiene lo suyo.

    • Seguramente después de disfrutar de las fiestas tarde o temprano usted tendrá que ir a su casa a gozar de un merecido descanso. O, pongamos, que usted esté enfermo, que también podría darse. ¿Qué pensaría si no pudiera hacerlo porque otra fiesta justo debajo de su casa le impide hacerlo?
      Hace muchos años hubo en España una campaña de concienciación cívica cuyo lema era algo tan sencillo como “piense en los demás”, la cual llevaba implícito que los demás también pensaran en ti. Es evidente que ahora sería más necesaria que nunca, dado el egoísmo con el que se comporta gente como usted.
      Ah, se me olvidaba, eso fue en tiempos del tenebroso franquismo, así que pensar en los demás y respetar la convivencia a lo mejor hasta resulta fascista.

  4. Se me olvidó añadir una cosa más. Basta con ver la fotografía de la calle abarrotada para que se te pongan los pelos de punta. No es ya la ocupación abusiva de una vía pública, que lo es, sino un auténtico peligro en caso de accidente o urgencia de cualquier tipo. Imaginen que tuviera que pasar por allí una ambulancia o un coche de bomberos, que hubiera que evacuar a toda prisa a esa muchedumbre o que, simplemente, se produjera un movimiento de pánico tal como ocurrió hace poco en Seúl o hace unos años en el Madrid Arena.
    A todo esto, ¿el Ayuntamiento y la Policía Municipal no tienen nada que decir? Porque que yo sepa hay una normativa que prevé tanto las cuestiones de seguridad como las posibles molestias.

  5. ¿Nos estamos acostumbrando? ¿De verdad? ¿Quiénes? ¿A qué?
    ¿Ambiente familiar? ¿Durante 10 horas sin parar? ¿Qué familia aguanta eso?
    Me parece una falta de respeto hacia vecinos y comerciantes. Y encima hay que agradecer que unos empresarios benevolentes y altruistas, sin ánimo de lucro, nos ofrezcan esta genial idea.
    Alcalá se vende mal, solo vende bares y borracheras, creo que esto no representa a Cervantes…

  6. Ayer por la tarde me di una vuelta por el centro de Alcalá. No se me ocurrió pasar por las calles Ramón y Cajal y Cerrajeros, pero sí lo hice por otras cercanas. Conclusión: un enorme macrobotellón ante la mirada indiferente de la policía municipal, ya que vi pasar un coche por la calle Escritorios mientras varios guarros -no quito una letra- utilizaban el rincón del convento de las Agustinas como urinario improvisado. Otra individua estuvo a punto de volcarme encima el vaso de plástico que llevaba en la mano. La plaza de los Irlandeses no estaba mejor, con la zona central protegida con vallas para evitar que la arrasaran.
    ¿Es esto diversión? Ni soy un moralista ni me gusta meterme en la vida de nadie, pero el espectáculo que vi fue realmente repelente.
    Hoy por la mañana he vuelto a pasar por la zona, incluyendo las calles de Ramón y Cajal y Escritorios. Aunque el Ayuntamiento las había limpiado todavía quedaban restos de vidrios rotos, así que me puedo imaginar como debieron de quedar al terminar la “diversión”.
    Y esta noche más… Sinceramente, este comportamiento tiene muy poca, pero que muy poca justificación.

Comentar

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.