Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra | Por Mahuricio Araque

"Veo la pantomima en la TV de Cristina Cienfuentes y su Máster. El fraude o no, como tal no sorprende, tal vez hasta se espera, con todo el sistema de cajas B y escándalos de corrupción e impunidad esto me parece bastante superfluo, lo que si me sorprende es la mediatización de esta trivialidad, aunque pensándolo bien tampoco debería sorprender pues la telebasura y el circo tampoco son nada nuevo".

La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes (Paco Campos / EFE)

 

  • Mahuricio Araque:.  

 

El sentido moral es de gran importancia. Cuando desaparece de una nación, toda la estructura social va hacia el derrumbe. Alexis Carrel (1873-1944)  Biólogo y médico francés.

Veo la pantomima en la TV de Cristina Cienfuentes y su Máster. El fraude o no, como tal no sorprende, tal vez hasta se espera, con todo el sistema de cajas B y escándalos de corrupción e impunidad esto me parece bastante superfluo;  lo que si me sorprende es la mediatización de esta trivialidad, aunque pensándolo bien tampoco debería sorprender,  pues la telebasura y el circo tampoco son nada nuevo.

Por otro lado, quisiera recalcar lo que esta acción si representa para todos. En primer lugar, deja entre ver el ya malogrado y obsoleto sistema educativo y su modalidad de formación en pequeños cursillos con elaborados nombres y estos “Masters” que se pueden cursas por internet dejan ver lo lucrativo que es el negocio de la educación o pseudo- educación.

Esta falta sólo es la punta del iceberg, de nuestra ineficacia y falta de moral para con nosotros mismos como sociedad. Ya sabemos que los políticos no están allí para representarnos como tal, más bien están allí como el resultado de nuestras propias acciones, no son más que la máxima expresión de nuestro día a día, sus acciones son nuestras también.

Son el espejo de nuestra propia vergüenza, dejadez, vagancia y futilidad, de nuestra irresponsabilidad. Lanzamos piedras al vecino sin mirar nuestro tejado. Estamos sumergidos en esta nueva cultura del no esfuerzo achacando responsabilidades a los gobiernos cuando son nuestras. La solución parte desde dentro desde casa, nuestra primera escuela de valores, valores que van en decadencia por tal vez nuestro exceso de permisividad.

Mi factura sin IVA no es culpa de Rajoy, ni el contador trucado de luz del vecino, ni es culpa de Cienfuentes. Es mas bien culpa de nuestra falta de ética y doble moral en general.  No es menos grave mi falta por ser un ciudadano de a pie con relación a un personaje público, es el mismo error en diferentes estratos, como es arriba es abajo.

Pero aquí estamos alimentando la pira de nuestra propia decadencia, haciendo uso de la mal llamada libertad de expresión, la cual se ha convertido en una constante queja y acusación al prójimo. Nos llevamos las manos a la cara con hipocresía y asombro al ver esta noticia a sabiendas que la inmensa mayoría de nosotros alguna vez por lo menos ha copiado en algún examen final de fin de carrera, mejor ir sobre seguro, que en los trabajos grupales escogíamos al listillo de la clase para que nos incluyera en él.

No es mi intención justificar lo sucedido, simplemente creo que es una buena oportunidad para hacer un viaje introspectivo y limpiar primero nuestras faltas o al menos tratar de hacerlo lo mejor posible en una sociedad donde todos y cada uno de nosotros debemos tirar del carro por el bien común.

Mahuricio Araque:.  

 

 

 

publicidad
B-visiorama728x180
Suscríbete a ALCALÁ HOY / Si te ha interesado esta información, suscríbete a ALCALÁ HOY y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias

Comenta desde tu cuenta de Facebook

2 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con Diego en sus manifestaciones y disiento con el autor del artículo. No entro a juzgar en principio a nadie, porque no es mi cometido, hasta que las pruebas sean analizadas por quién corresponda y den un dictamen claro a esta situación espero, excepcional , que si lo fuera o se confirmara, deberá ser el castigo acorde con la gravedad del tema. Pero el prestigio de la universidad pública que tanto está costando mantener a pesar de los enormes recortes y creciente olvido, que sufre por las instituciones principalmente en nuestra comunidad, no puede verse salpicado por ningún atisbo de ilegalidad, que inmediatamente debe ser investigada, cotejada y en su caso denunciada, si fuera el caso. Precisamente para que la excepción no enturbie la credibilidad de nuestra excelente universidad pública y el enorme esfuerzo, trabajo y carrera continua de obstáculos, que conlleva el quehacer de sus profesores e investigadores. Todos ellos están pagando con sangre, sudor y muchas lágrimas ese creciente olvido., a pesar de luchar encarecidamente por estar a la altura del listón que desde la propia comunidad se impone a todos sus gobernados universitarios. Esperemos que se clarifique este caso rápidamente, para que nadie intente en base a él, aprovecharlo para desacreditar a los profesores e investigadores de la la universidad pública, que son el cuerpo mas evaluado anualmente a todos los niveles, de la administración y que lo siguen siendo durante toda su vida y que, por supuesto, nada tienen que ver con lo que pudieran hacer sus políticos y menos aún con la tentación de quien quiera aprovechar el poder para no cumplir lo que predican y atajar por la puerta falsa. Los analistas nos dirán lo que hay de falso o verdad en las noticias y procederán en consecuencia, pero nunca meter en el saco al resto de sus dignos trabajadores.

  2. No estoy en absoluto de acuerdo con el autor de este artículo .
    No es una trivialidad ni un asunto menor, más por el hecho de ser hoy obligatorio el cursar esos masters que suponen un esfuerzo económico para muchas familias .
    Una vez más , una institución ha sido tocada por la varita que utiliza el PP en el poder , la Universidad , también envuelta en el lodazal de la corrupción política y moral.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.