Por fin todo queda claro | Por Marcelo Isoldi Barbeito

El pasado lunes 25 de marzo hemos conocido por fin la sentencia definitiva dictada por la sección nº 03 de la Audiencia Provincial de Madrid, en grado de apelación, que deja sin efecto y en su lugar se absuelve libremente a Francisco Javier Fernández Abad y a Tomás Marcelo Isoldi Barbeito del delito de prevaricación ambiental por el que fueron condenados, dejando sin efecto la declaración de responsabilidad civil subsidiaria del Excelentísimo Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

Foto remitida por el Partido Popular
  • Han sido más de 8 años de señalamiento político, pero también personal, por una cuestión que, en todo momento, y desde el primer día, se trasladó que era sobrevenida.

El pasado lunes 25 de marzo hemos conocido por fin la sentencia definitiva dictada por la sección nº 03 de la Audiencia Provincial de Madrid, en grado de apelación, del Procedimiento Abreviado nº 23/18 procedente del Juzgado Penal nº 3 de Alcalá de Henares. Dicha resolución la deja sin efecto y en su lugar se absuelve libremente a Francisco Javier Fernández Abad y a Tomás Marcelo Isoldi Barbeito del delito de prevaricación ambiental por el que fueron condenados, dejando sin efecto la declaración de responsabilidad civil subsidiaria del Excelentísimo Ayuntamiento de Alcalá de Henares, declarando de oficio las costas causadas, tanto en la primera instancia como en esta alzada. Y no cabiendo Recurso alguno.

Han sido más de 8 años de señalamiento político, pero también personal, por una cuestión que, en todo momento, y desde el primer día, se trasladó que era sobrevenida. Por fin queda demostrado que no hubo en ningún momento ninguna intencionalidad, ni mala praxis, ya que se intentó buscar siempre una solución atendiendo a los vecinos, y reconociendo la problemática que sufrían. Durante los únicos dos años que ostenté la delegación de la Concejalía de Movilidad (julio 2012-julio 2014) se actuó y avanzó notablemente en la resolución de dicho problema que pasaba por la reubicación de dicha estación (subida y bajada de viajeros, y despacho de billetes) en la calle Brihuega a otro emplazamiento, y que provenía del año 1990. Siendo en marzo de 2015 cuando se transforma dicha zona en una plaza peatonal para uso y disfrute de los vecinos, sin que circule ni tenga parada ninguna línea de autobuses.

Como ya comenté en mi despedida, siempre he entendido la política para servir a los ciudadanos, representarlos y ver de qué manera se podían sacar sus demandas adelante, tras estos años como concejal lo que más orgulloso me hace sentir, es haber dado respuesta a peticiones y necesidades, desde la cosa más simple o pequeña, a la más grande o complicada. Siempre he trabajado para contribuir al máximo a hacer más amable la vida de los alcalaínos, pudiendo afirmar orgulloso que jamás he cometido ninguna irregularidad, algo que el tiempo y la Justicia ha confirmado.

En el trabajo realizado durante tantos años, en las distintas delegaciones ostentadas, siempre ha primado el interés por hacer de Alcalá de Henares la gran ciudad que es hoy.
Ahora sería el momento de que aquellos que en su día alzaron la voz y emprendieron una cacería personal, sin otro propósito que el rédito político (al final se les volvió en contra, sacándolos del Gobierno de la ciudad en mayo de 2023), dieran la cara y pidieran perdón por el daño causado conscientemente, afectando a familiares, amigos y allegados que lo han pasado también mal durante todo este tiempo. Declaraciones públicas fuera de lugar, ruedas de prensa, intervenciones durante años en distintos plenos, y hasta solicitud de un pleno extraordinario monográfico…. No creo que veamos ninguna rectificación al respecto del PSOE alcalaíno, ni del actual grupo de concejales socialista en el Ayuntamiento, que, salvo uno, estaban todos ellos la pasada legislatura.

Quiero aprovechar también para agradecer el cariño que he recibido por parte de muchos alcalaínos que forman parte de clubes deportivos, asociaciones de vecinos, entidades sociales o culturales, peñas festivas, hermandades y cofradías o entidades juveniles.
No me puedo olvidar tampoco de los empleados municipales, con los que he podido trabajar codo con codo a lo largo de tantos años, y que también me han trasladado su respeto.

A pesar de que han pasado casi nueve años de una imputación injusta, seguida de una sentencia desproporcionada en una causa judicial que nunca se tenía que haber producido, el tiempo y la Justicia me han dado la razón para que mi honorabilidad, de la que alguno dudaba, haya quedado restituida.

Gracias de corazón, seguro que nos volveremos a ver. Atentamente, Marcelo Isoldi

¡ Nuestro canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comentar

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.