La formación 5 estrellas de la Universidad de Alcalá, en versión ‘In Company’

La Universidad de Alcalá forma a los trabajadores dentro de su propia empresa a través de las microcredenciales, adaptando los contenidos y ahorrando costes. Es lo que se denomina formación In Company

  • Podría ser la misma compañía la que ofreciera los cursos, pero quién mejor que la propia universidad para implantar la formación.
Foto de Pedro Enrique Andarelli

Carlos tiene 45 años y lleva 23 trabajando en una empresa de transportes. Con la intención de mejorar la productividad, la compañía ha implantado un nuevo programa para el seguimiento de los envíos. Para adaptarse a las nuevas condiciones, Carlos deberá o aprender el manejo de esta nueva aplicación (upskilling) o bien reinventarse para poder trabajar en otro sector (reskilling).

Con el propósito de que Carlos no tenga que cambiar de puesto de trabajo, su empresa ha ofrecido a todos los trabajadores la posibilidad de hacer una formación In Company que, como su propio nombre indica, es justamente eso, formar a los trabajadores dentro de su propia compañía y en horario de trabajo, lo que permite adecuar los contenidos a las herramientas de su labor diaria. Así, los programas In Company permiten diseñar planes totalmente a medida, incorporando la cultura corporativa en cada una de las iniciativas formativas.

Podría ser la misma compañía la que ofreciera los cursos, pero quién mejor que la propia universidad para implantar la formación. Este es el caso de la Universidad de Alcalá que está apostando por la formación In Company.

Hasta ahora la Universidad de Alcalá ha ofrecido formación In Company a distintas empresas como El Corte Inglés, en ámbitos como la inteligencia artificial o la ciencia de datos, o Escribano Mechanical and Engineering, en temas como la programación de sistemas embebidos.

Este tipo de formación suele ser demandada por “empresas que cuentan con tecnologías o necesidades especialmente ligadas a los propios puestos de trabajo, de modo que, al impartir la docencia directamente en la empresa es posible trabajar con los propios equipos y tecnología que los empleados utilizarán en su día a día” explica José Manuel Lanza, subdirector de la Escuela de Posgrado y Enseñanzas Propias de la Universidad de Alcalá.


¿Por qué es importante la formación In Company?

Porque como indica Lanza, “una empresa con trabajadores desactualizados implica que a largo o a medio plazo podría tener problemas de competitividad con respecto a otras empresas, especialmente en sectores caracterizados por una rápida evolución tecnológica”. Además, sin la formación, los propios trabajadores llegarían a tocar techo, sin posibilidad de continuar con su carrera laboral.

Esta rica colaboración del sector público con el privado es un win-win, los dos sectores se benefician. Muchas veces lo que hace la empresa no lo puede hacer la universidad y lo que hace la universidad no lo puede hacer la empresa. Esa unión da lugar a una transferencia de conocimiento y a generar una investigación de mejor calidad de la que se beneficiará también la empresa.


Para Trabajadores de hoy y de mañana

Además, a través de la formación In Company también se puede formar a los futuros trabajadores de esa empresa a su imagen y semejanza. “Se pueden aprovechar las interacciones formativas de la empresa para captar estudiantes que acaben trabajando con ellos” explica José Manuel. De esta forma gana tanto el trabajador como el estudiante. Al primero le sirve como atracción del talento y al segundo como primera toma de contacto con el mundo laboral.

Aunque este tipo de formación se lleva desarrollando bastantes años en la Universidad, actualmente, el formato que imparte la Universidad de Alcalá en las empresas es el de las microcredenciales, con una duración habitual de entre 3 a 6 créditos ECTS y un valor máximo de 15.

La microcredenciales son experiencias breves de aprendizaje vinculadas a un marco de cualificaciones establecido a nivel nacional y europeo y validada por un proceso de evaluación. Además, tienen un objetivo claro, ya que responden a una necesidad real de formación en su entorno, centradas en la persona que aprende. “Por parte de la UAH ofrecemos nuestro mayor expertise, adaptando siempre los contenidos a las necesidades de la empresa”, apunta el subdirector.

Durante este curso, la UAH ofrece microcredenciales del sector logístico, del ámbito de la gramática, del voluntariado y de la medicina, entre otras. El proceso comienza con una reunión entre la universidad y la empresa, que habitualmente llegan de la mano de algún profesor o profesora que actuará como dirección de la formación, asegurando la calidad de esta. Una vez firmado el convenio de actuación comienza el proceso de cocreación conjunta, donde se conforma la memoria de propuesta de la microcredencial, la cual deberá ser aprobada por la comisión correspondiente de la Universidad, por último, se ejecuta.

¡ Nuestro canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comentar

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.