El Hospital Príncipe de Asturias dedica su jornada anual sobre la disfagia a los pacientes de Geriatría

El Hospital Universitario Príncipe de Asturias (HUPA) ha vuelto a reunir un año más profesionales de toda España en una nueva Jornada dedicada al abordaje de la disfagia orofaríngea de forma multidisciplinar a través de los Servicios de Endocrinología y Nutrición, Rehabilitación, Otorrinolaringología y la Cocina del Hospital.

Foto de la Comunidad de Madrid
  • El impacto de este trastorno es cada vez más relevante en la población mayor
Foto de la Comunidad de Madrid

En esta edición se ha consolidado el formato presencial, con grabaciones en diferido, exposición de temas de interés relacionados, casos clínicos, cinco talleres y una cata de los platos que preparan desde el Servicio de Cocina a los pacientes que presentan trastornos en la deglución de alimentos.

En la inauguración de la jornada, celebrada el 18 de diciembre en el salón de actos Dr. Félix Bravo Sanz, la directora gerente del HUPA, Dra. Mª Dolores Rubio, ha recalcado el carácter multidisciplinar de la Unidad de Disfagia Orofaríngea del Centro al contar con la participación de “profesionales de distintos Servicios”, “empezando por el de Endocrinología y Nutrición” y al contar también con Rehabilitación, Otorrinolaringología y Cocina. Sobre este Servicio, la directora gerente ha querido señalar el trabajo que realizan en la elaboración de dietas especiales, con texturas modificadas que hacen “agradable el acto de comer porque facilitan la deglución”.

La incorporación de este Servicio y el trabajo conjunto de la propia Unidad la han convertido, en su opinión, “en un referente a nivel nacional”. Además, ha añadido la Dra. Rubio, la jornada de este año ha estado dedicada “especialmente a la población geriátrica”, de forma que se vaya “mejorando la atención de estos pacientes, no solamente de la parte de hospitalización, sino también con la participación de los profesionales de Atención Primaria”.

En este sentido, la coordinadora y conductora de la jornada, la Dra. Julia Álvarez, jefe de Servicio de Endocrinología y Nutrición del Centro, ha destacado de la jornada el enfoque elegido, atendiendo “a la disfagia en el paciente mayor” con la presencia en la primera conferencia de la Jornada del Dr. Gregorio Jiménez, responsable de Geriatría del HUPA.

La Dra. Álvarez también ha explicado sobre el formato del acto que ha tenido un carácter presencial, con grabación en diferido para todos aquellos interesados que no pudieran acudir este día, junto a un trabajo previo, talleres disponibles en modo virtual las semanas anteriores. En ellos ha habido, según la Dra. Álvarez, “temas concretos no solo en el ámbito de la cocina, sino también en el de la higiene oral de los cuidados básicos posicionales, de cómo hay que dar de comer a un paciente con disfagia, el buen uso de espesantes” o “sobre las sondas y su manejo”. De nuevo, como el año pasado, se ha incorporado uno que, en su opinión, ha tenido “mucho éxito”: el que tiene que ver con los pacientes traqueostomizados. “Siempre es un reto poder trabajar con estos pacientes, especialmete ahora que muchos intensivistas están empezando a tener más interés en evaluar mejor a los pacientes después de ser extubados”, ha añadido.

La jornada ha reunido a cerca de 230 profesionales presencialmente. Los inscritos han tenido tanto la posibilidad de acceder a las grabaciones de los talleres en diferido como de realizar un curso de formación que se mantendrá durante un periodo de seis meses.

En esta jornada, el Dr. Gregorio Jiménez, responsable de la Unidad de Geriatría, ha expuesto el reto asistencial que supone tratar las patologías asociadas a esta especialidad de una forma transversal, teniendo en cuenta el aumento creciente de la prevalencia de la disfagia orofaríngea en la población mayor. Su impacto es una cuestión relevante que requiere una aproximación integral y una necesidad de formación apropiada entre todos los profesionales implicados en los cuidados, así como una atención nutricional en este tipo de pacientes tanto en el ámbito hospitalario como en la comunidad o en los centros sociosanitarios.

La propia Dra. Álvarez ha intervenido después abordando dos situaciones que se dan en este tipo de pacientes, como es la Desnutrición Relacionada con la Enfermedad (DRE) y la sarcopenia y, también relacionado con este tipo de pacientes, se han abordado posteriormente varios casos clínicos a cargos de varios miembros de la Unidad Funcional de Disfagia Orofaríngea.

Por parte del Servicio de Otorrinolaringología, el Dr. Manuel Rodríguez ha intervenido en la jornada para establecer si existen peculiaridades exploratorias en el paciente con disfagia, tanto si hay o no deterioro cognitivo.

La relación entre la sarcopenia y la propia disfagia ha sido abordada desde el Servicio de Rehabilitación. Por un lado, tanto en su evaluación como en sus ejercicios específicos de rehabilitación ha corrido a cargo del Dr. Santiago de la Fuente, y también, desde un punto de vista práctico, con el tratamiento y visión de los logopedas como es la especialista Pilar Gallego, también de este Servicio del HUPA.

Posteriormente, Luisa de Andrés y Julián Fernández, profesionales del Servicio de Cocina del HUPA, han mostrado el trabajo de trasladar nuevas texturas de alimentos a priori casi imposibles y convertirlos en muy apetecibles para el paciente con dificultades en la deglución. Además, en esta parte de la jornada, Rosa Ana Ashbaugh, enfermera de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del HUPA, ha explicado cómo se pueden aplicar los descriptores propuestos por la IDDSI (Iniciativa por la Estandarización Internacional de las Dietas para la Disfagia) en la cocina hospitalaria.

El cierre de la jornada se ha llevado a cabo con una cata de la dieta de fácil deglución a cargo del Servicio de Cocina del HUPA y una “prueba de flujo“sobre la viscosidad de los suplementos nutricionales, en este segundo caso desde la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital.


Causas de la Disfagia

Las causas de la Disfagia pueden ser de orden estructural y funcional, y derivan en que se alcancen cifras de prevalencia entre el 30-82% de pacientes con enfermedades neurológicas tales como el Parkinson, la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), Alzheimer, accidentes cerebrovasculares y traumatismos craneoencefálicos. Además, se presenta en el 80% de los pacientes que han recibido quimioterapia o radioterapia por tumores de cabeza y cuello, entre el 25% y el 44% de los ancianos ingresados en un hospital.

Las consecuencias de la disfagia orofaríngea determinan su relevancia al condicionar alteraciones en la seguridad y la eficacia en la deglución. La primera condiciona la presencia de neumonías por aspiración que cursan con una elevada mortalidad.

La segunda determina la presencia de deshidratación y desnutrición, que también inciden en un empeoramiento de la situación clínica del paciente por las comorbilidades asociadas (infecciones, dehiscencia de sutura, retraso de cicatrización, retraso de consolidación de fracturas, úlceras de presión, etc.) y una mayor mortalidad. Además, la disfagia orofaríngea condiciona alteraciones psicológicas, aislamiento social con importante deterioro de la calidad de vida de los pacientes y relevante aumento de costes socio sanitarios. Por estas razones, resulta imprescindible identificar precozmente a los pacientes para prevenir complicaciones y establecer programas terapéuticos que permitan abordar de forma multi e interdisciplinar este síntoma convertido en un grave problema de salud.

Publicidad
¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comentar

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.