El alcalaíno Santiago Sánchez Cogedor llega Madrid tras ser liberado por Irán

El alcalaíno Santiago Sánchez Cogedor ha aterrizado en el aeropuerto madrileño de Barajas después de haber sido liberado en Irán, donde ha estado encarcelado desde octubre de 2022 tras visitar la tumba de Masha Amini: "ha sido muy largo y muy duro, no sabemos lo afortunados que somos por haber nacido en este país".

  • Emocionado y en presencia de su familia, Sánchez Cogedor ha puesto en valor el compañerismo que encontró en prisión con el resto de reclusos.

 

Con estas palabras, Sánchez Cogedor ha trasladado a la avalancha de medios de comunicación que le esperaba en el aeropuerto sus primeras impresiones tras haber pasado casi 15 meses en la cárcel de Evin, una de las más duras del país, después de haber fotografiado y visitado la tumba de Masha Amini, cuya muerte por llevar mal colocado el velo dio lugar a protestas en todo el país y en todo el mundo.

El alcalaíno, de 41 años, ha leído ante las cámaras el texto de un “diploma” que le entregaron a modo de despedida los presos de la cárcel y ha recordado que la pena que espera en Irán a un acusado de espionaje es una “sentencia de muerte”.

Emocionado y en presencia de su familia, Sánchez Cogedor ha puesto en valor el compañerismo que encontró en prisión con el resto de reclusos, que en el “diploma” le han agradecido su liderazgo que ha llenado “de esperanza toda la prisión” y que aprobase “con su fuerza interior”, el examen de la paciencia y la soledad. Sánchez Cogedor ha explicado que el “diploma” le fue entregado por el preso más antiguo de la cárcel de Evin (17 años en prisión) que le ha asegurado que el “pueblo iraní le quiere”.


“Si no es por el embajador, mi hijo no sale”

Antes de su llegada, pasadas las 13:15 horas de este miércoles, su madre Celia Cogedor ha agradecido “profundamente” al Gobierno español, y sobre todo al ministro de Exteriores, su implicación en la liberación de su hijo, que “han hecho malabares para que esta salida se produzca”.

 

Pero sobre todo ha otorgado una “mención especial” al embajador de España en Irán, Ángel Losada, que se ha portado “como un padre”. “Ángel, gracias, serás una de las personas que guarde en mi corazón” ha enfatizado. “Si no es por él, mi hijo no sale en años”, ha afirmado Celia Cogedor, que ha ensalzado la figura del embajador: “es un ser extraordinario al que toda la familia queremos” y ha subrayado que la próxima cita que Santiago tenía ante el juez era en “enero de 2025”.

Sánchez fue detenido el 2 de octubre de 2022 cuando viajaba a pie hacia Catar con motivo del Mundial de fútbol que se celebró en ese país, del 20 de noviembre al 18 de diciembre de aquel año. Cogedor seguirá caminando, el próximo objetivo: África.

Preguntado por el futuro de su hijo ya en España, Celia ha señalado que pese a esta traumática experiencia “piensa seguir caminando”, para “desgracia” de su madre, y el próximo objetivo que tiene en mente es África. Celia ha sugerido que su hijo fue “traicionado” para entrar en Irán y hacerse una foto en la tumba de Masha Amini, pero también ha dicho que Santiago no desea mal a nadie, y tampoco a quien le llevó allí.

Preguntada por supuesto mal trato o torturas en la cárcel, Celia no ha querido entrar en ese asunto porque es algo que le “derrumbaría”. Ha reconocido que los peores momentos fueron el primer mes pero ha dejado claro que se siente “muy orgullosa de su hijo” por su empatía con la gente, y por el carácter que demostró en la cárcel con sus compañeros reclusos. “Le encanta hacer el bien”, y prueba de ello es que “quinientos presos le mantearon como despedida”.

 

Publicidad
¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comentar

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.