Renfe restablece la circulación con normalidad entre Atocha y Recoletos

La circulación de trenes de la red de Cercanías de Renfe ha sido restablecida entre Atocha y Recoletos después de que quedara suspendida para «adelantar la realización de pruebas que se habían previsto, relacionadas con el comportamiento del material rodante (tren) sobre la vía», según ha informado Renfe.

Decenas de personas esperan a tomar un tren en Atocha, Madrid EUROPA PRESS/FERNANDO SÁNCHEZ
  • Se ha recuperado el servicio habitual en las líneas de Cercanías, así como en los trenes de Media y Larga Distancia.

«En estas actuaciones han participado unos 60 trabajadores de Renfe y Adif, además del refuerzo de personal de los equipos de información y atención al cliente en Cercanías de Madrid», han explicado desde Renfe en un comunicado.

De esta manera se ha conseguido restablecer la circulación por las dos vías entre Atocha y Recoletos, lo que permite recuperar el servicio habitual en las líneas de Cercanías, así como en los trenes de Media y Larga Distancia (con origen o destino Alcázar de San Juan, Jaén, Almería o Extremadura) que circulan en este tramo.

De esta manera se ha conseguido restablecer la circulación por las dos vías entre Atocha y Recoletos, lo que permite recuperar el servicio habitual en las líneas de Cercanías, así como en los trenes de Media y Larga Distancia (con origen o destino Alcázar de San Juan, Jaén, Almería o Extremadura) que circulan en este tramo.

Durante la modificación de servicio, Renfe destaca su esfuerzo adicional para facilitar información a sus clientes y a través de todos sus canales de comunicación y atención al viajero.

El propio Ministro de Transportes, Óscar Puente ha compartido la noticia en sus redes sociales, donde ha hecho público un informe sobre las incidencias. Además, ha destacado que desde las 19.00 horas de este sábado se han realizado pruebas y trabajos en el túnel para comprobar su funcionamiento.


Adif no ve «nada relevante» en los descarrilamientos

Varios operarios junto a uno de los trenes de Cercanías que ha descarrilado EFE

Adif ha concluido tras una serie de pruebas que los recientes descarrilamientos de trenes de cercanías entre las estaciones madrileñas de Atocha y Recoletos no se deben a «nada relevante», aunque ha restringido de modo preventivo la circulación de los trenes de la serie 450, conocidos como buques, por la vía 5.

La operadora ha subrayado que la investigación sobre los descarrilamientos de los días 26 de noviembre, 5 de diciembre y 8 de diciembre en la entrada a la estación de Atocha desde el Túnel de Recoletos «sigue en curso».

Y aunque no se han detectado riesgos adicionales, Adif ha adelantado que incrementará las consistencias de mantenimiento y establecerá una brigada permanente de estos activos.

«Se ha revisado el diseño del trazado del recorrido y es totalmente correcto. Las revisiones realizadas en el marco del mantenimiento son también adecuadas», sostiene el informe de Adif, que matiza que las pruebas no se han realizado con los trenes siniestrados, por lo que las condiciones del material móvil de las pruebas «no pueden reproducir exactamente lo ocurrido en los incidentes».


Rotura de una aguja

El primero de los descarrilamientos, cuyas causas últimas siguen en investigación, se produjo por una rotura de una aguja en una de las travesías, la 10A, según se desprende del informe de la operadora compartido por el ministro de Transportes, Óscar Puente, en la red social X, antes conocida como Twitter.

Como consecuencia de esta rotura, parte de la travesía fue «embridada» a la espera de una nueva aguja, que se tenía que fabricar ‘ad hoc’.

La limitación indicada implicó que parte de las circulaciones que habitualmente no lo hacían entrasen a la vía 5 de la Estación de Atocha por el desvío 24. Adif destaca que los trenes de la serie 450, conocidos como buques, no pasan habitualmente por este punto.


Medidas preventivas

Como medida preventiva se ha establecido una limitación temporal de velocidad máxima de 10 kilómetros por hora en la travesía 10A. Adicionalmente, Adif asegura que se han aplicado todas las medidas de revisión establecidas en el sistema de mantenimiento, como son inspecciones visuales, auscultación por ultrasonidos y geométrica.

Entre otras acciones a corto plazo, una vez reparada la travesía 10A, esta se dejará a 30 kilómetros por hora y sin restricción por diseño. También se establecerá una restricción a modo preventivo para los trenes de la serie 450 de circulación de la vía 5.

«Será una medida conservadora, en la medida en la que hay una investigación abierta sin conclusión aparentemente clara, de cara a generar seguridad en el sistema, aunque las pruebas hayan dado resultado satisfactorio», añade el informe.

También se embridará el desvío 24 a vía directa, impidiendo el paso de circulaciones hacia la vía 5 desde la travesía 10A. Lo anterior, dice Adif, mitigará «completamente» el riesgo de error humano que sería necesario a la hora de limitar el tipo de tren a circular.


Tres descarrilamientos en doce días

El primero de los tres descarrilamientos ocurrió el pasado 26 de noviembre, cuando varios rodales de un tren Intercity se salieron de la vía en Atocha. El incidente de este convoy, que se dirigía a Chamartín con 37 viajeros, provocó el cierre de la la estación de Recoletos y la interrupción del servicio de cinco líneas de Cercanías Madrid.

A pesar de los trabajos de los profesionales para restaurar el servicio durante esa jornada de domingo, los trenes de Cercanías de Madrid funcionaron con retrasos hasta el día siguiente.

El segundo descarrilamiento ocurrió este martes día 5, en vísperas del comienzo del puente de la Constitución. Un tren de la línea C10 procedente de Villalba se salió de la vía sobre las 14:20 horas cuando iba a efectuar su entrada en Atocha por la vía 5. Se vieron afectados 180 viajeros, de los cuales cinco de ellos tuvieron que ser atendidos por contusiones o dolores de espalda.

El último tuvo lugar este viernes, cuando un tren de Cercanías que realizaba el recorrido entre las estaciones Aeropuerto-Príncipe Pío sufrió la salida de vía de un eje a la entrada de la estación de Atocha, lo que obligó a circular en vía única en el tramo Atocha- Recoletos. La circulación de trenes estuvo parcialmente interrumpida desde las 00:50 horas hasta las 06:44 horas.

Publicidad
¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comentar

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.