La churrería Cibeles de la calle Talamanca ya es historia en Alcalá de Henares

Uno de los emplazamientos más icónicos de Alcalá de Henares, la Churrería Chocolatería Cibeles, ya ha sido demolida para construir apartamentos de alquiler. Desde 1996 este estratégico lugar, situado en la Calle Talamanca 29, se había convertido en un punto de encuentro para muchas personas que visitan a diario esta chocolatería de tránsito a sus cotidianas labores.

Foto de Pedro Enrique Andarelli
  • La situación del local era en régimen de alquiler y ahora la propiedad  ha  demolido el edificio para construir un bloque de viviendas.
  • Crónica gráfica de Pedro Enrique Andarelli para ALCALÁ HOY

Su estratégico emplazamiento justo en la esquina de las calles Talamanca y Daoíz y Velarde, junto a la plaza de la Constitución y la parroquia de Santiago Apóstol, hacía que miles de alcalaínos pasasen por allí cada año.

Tal y como informaba ALCALÁ HOY, terminaba febrero y con él la actividad de la churrería Cibeles en Alcalá de Henares. Ya no habría cafés de camino al trabajo, ni churros a la salida de la discoteca, ni colas en la puerta los fines de semana para conseguir un chocolate caliente que asiente el cuerpo en las madrugadas de los primeros de año, y de otras noches festivas. Las máquinas se apagaban después de 27 años de actividad alimentando los estómagos del  vecindario y de otros barrios complutenses. Tras casi tres décadas sirviendo al público, la propiedad ha comenzado hoy los trabajos de derribo del edificio donde se alojó la conocida Churrería Cibeles.

El fin de de la demolición es la próxima construcción de un bloque de viviendas en el lugar de la tradicional churrería de la calle Talamanca. “Cerramos el local de la c/ Talamanca, 29 por derribo del edificio. Muchas gracias por su fidelidad durante estos 27 años en el barrio”, afirmaban en la red social Facebook los propietarios el pasado 26 de febrero.

Cualquier persona que haya pasado por delante de la Churrería en la mañana del día de hoy ha podido apreciar de primera mano cómo una máquina comenzaba los trabajos de demolición del edificio, que se encuentra vallado para impedir el acceso a su interior.

Comenzando por la cubierta, la excavadora ha ido retirando primero el tejado y después las paredes de buena parte del edificio. En este momento todavía se aprecia el interior de un par de estancias de la planta primera, así como la planta baja llena de los escombros caídos, justo en lo que en su día fue la churrería y la panadería adyacente.

Los fans de Cibeles tienen un montón de recuerdos relacionados con esta emblemática chocolatería. Desde su servicio de reparto de churros y porras hasta su deliciosa tostadas  Cibeles no ha defraudado. Pero todavía se podrán seguir disfrutando en su establecimiento de la calle Luis Vives.

Publicidad
¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comentar

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.