El Hospital Príncipe de Asturias trabaja en varias líneas de investigación para tratar el glaucoma

El glaucoma es una neuropatía óptica progresiva que da lugar a una afectación del campo visual, y el daño que se produce es irreversible, siendo la segunda causa de ceguera en Europa. Un porcentaje de los pacientes glaucomatosos presentarán un deterioro importante del campo visual a lo largo de su vida, siendo de gran relevancia saber cuáles de nuestros pacientes estarán dentro de ese grupo que progresa o por el contrario permanecerán más estables.

  • El Hospital Príncipe de Asturias trabaja en en varias líneas de investigación para tratar el glaucoma

El Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Príncipe de Asturias (HUPA) de Alcalá de Henares está trabajando en varias líneas de investigación de progresión y tratamiento del glaucoma, que serán presentadas en el congreso de la sociedad española sobre esta patología, cuyo Día Mundial se celebra este domingo 12 de marzo y se engloba dentro de la Semana Mundial del Glaucoma, que se celebra esta próxima semana.

La sección de Glaucoma del Hospital Príncipe Asturias ha realizado un estudio observacional en pacientes tratados con análogos de prostaglandinas, fármacos de primera línea que se utilizan en la actualidad en el tratamiento de la neuropatía óptica glaucomatosa, que es hoy en día la segunda causa de ceguera a nivel mundial, después de las cataratas. Es, pues, un reto para la salud pública, ya que en el caso del glaucoma la ceguera es irreversible.

El glaucoma es una neuropatía óptica progresiva que da lugar a una afectación del campo visual, y el daño que se produce es irreversible, siendo la segunda causa de ceguera en Europa.

Un porcentaje de los pacientes glaucomatosos presentarán un deterioro importante del campo visual a lo largo de su vida, siendo de gran relevancia saber cuáles de nuestros pacientes estarán dentro de ese grupo que progresa o por el contrario permanecerán más estables.

En los últimos años, la córnea ha obtenido una gran importancia en el glaucoma. Al principio se vio que una córnea fina era un factor de riesgo para el desarrollo de la enfermedad y, en los últimos años, se han desarrollados tonómetros que, además de proporcionarnos medidas de la presión intraocular, también nos permiten obtener distintos parámetros de biomecánica corneal. Es el caso del tonómetro, que, gracias a una cámara de alta velocidad que registra la deformidad corneal durante el chorro de aire utilizado para la medida de la presión, presenta parámetros de respuesta dinámica corneal.


Investigación llevada a cabo desde la sección de Glaucoma del Servicio de Oftalmología del HUPA

La investigación llevada a cabo desde la sección de Glaucoma del Servicio de Oftalmología del HUPA se ha centrado en pacientes diagnosticados de glaucoma, sin tratamiento previo y que lo iniciaron con análogos de prostaglandinas -fármacos de primera línea de elección de tratamiento por su efectividad en la disminución de la presión intraocular, su cómoda posología y su perfil de seguridad-, registrando las medidas del tonómetro al mes, 3 y 6 meses del inicio del tratamiento. Se ha realizado un seguimiento a 6 años de los pacientes, valorando la progresión de defectos del campo visual en ese espacio de tiempo.

La sección de Glaucoma del HUPA ha estudiado el valor predictivo de los parámetros de respuesta dinámica corneal del tonómetro. Este trabajo ha servido para encontrar que uno de los parámetros, en concreto el SSI al mes del comienzo del tratamiento con análogos de prostaglandinas en pacientes recién diagnosticados de glaucoma leve de ángulo abierto y por tanto sin tratamiento previo (que pueden alterar los parámetros corneales), muestra una correlación con la progresión del campo visual.

Otra línea de trabajo realizada desde este Servicio ha sido investigar en qué medida un modelo de inteligencia artificial es capaz de predecir el riesgo de progresión del campo visual en estos pacientes, sobre la base de las medidas de respuesta corneal dinámica. Los resultados muestran que la progresión campimétrica en estos pacientes puede preverse con una precisión razonablemente alta utilizando las mediciones del tonómetro registradas un mes después del inicio del tratamiento, en este grupo determinado de pacientes

El glaucoma es una enfermedad progresiva y nuestros estudios respaldan la importancia de los parámetros de dinámica corneal para evaluar el riesgo de progresión de la enfermedad y, por tanto, poder identificar dentro de nuestros pacientes a los que progresan, que precisarán tratamientos más agresivos y seguimientos más estrechos frente a los que no progresan. En definitiva, para poder ofrecer una atención médica personalizada, buscando el bienestar del paciente y también centrar los recursos asistenciales en aquellos pacientes que más los necesitan.

Por último, el HUPA también está participando en un estudio multicéntrico de cirugía microincisional de glaucoma del que se van a presentar los primeros resultados de seguimiento en el próximo congreso.

Publicidad
¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comentar

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.