Caos en el Cercanías de Madrid: pasajeros a oscuras y retrasos por una avería en la estación de Recoletos

Los trenes de las líneas C1, C2, C7, C8 y C10 de Cercanías Madrid han vuelto a recuperar poco a poco la normalidad después de que a primera hora de esta mañana hayan sufrido "importantes retrasos" debido a una avería en el sistema eléctrico que se ha producido en el túnel de Recoletos.

Imagen de archivo de la estación Puerta de Atocha. | Europa Press
  • Los trenes de las líneas C1, C2, C7, C8 y C10 de Cercanías Madrid han registrado retrasos importantes debido a un fallo en el sistema eléctrico que se ha producido en el túnel de Recoletos, una avería que ya está solucionada.

Según han informado a Europa Press fuentes de Renfe, alrededor de las 09:30 han conseguido volver a dar tensión a la vía, por lo que se irán normalizando las frecuencias “poco a poco”. Los problemas arrancaban a las 07:00 horas y se empezaba a reconfigurar la movilidad.

Una incidencia que se produjo por falta de tensión en la catenaria en la vía uno, lo que provocó que tres trenes se detuvieran en el trayecto y que ha provocado demoras en la infraestructura entre Atocha y Chamartín.

Por eso, desde Renfe han recomendado a los viajeros utilizar el Metro en las principales estaciones del tramo afectado, es decir, las de Atocha, Nuevos Ministerios y Chamartín.

Según los testimonios de algunos viajeros que se encontraban en los trenes parados en el interior del túnel, las luces se apagaron y permanecieron dentro de los convoyes durante más de una hora, hasta que otro tren se situó en la vía paralela y pudieron ser transbordados y sacados del túnel.

Algunos usuarios han compartido imágenes en las que se les puede ver cómo tienen que ser evacuados a oscuras a primera hora de esta mañana. “Nos han evacuado al tren de al lado tras más de una hora atrapados”, explica un usuario.

Otros compartían imágenes de la gran aglomeración de personas que hay en las estaciones debido al retraso que se ha producido.

Desde Metro Madrid han avisado que han reforzado el servicio de L1 y L10 y establecido un dispositivo especial de personal en Atocha por la afluencia de viajeros provocada por la avería de Cercanías.

Imagen de archivo de la estación Puerta de Atocha. | Europa Press

Publicidad
¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

1 Comentario

  1. Yo fui uno de los afectados. El problema no fue la avería, ni siquiera que coincidiera con el corte del túnel de Sol, sino el caos absoluto que imperó, con bailes de vías y andenes capaces de despistar al más pintado debido, según sospecho, a la falta de planes de contingencia para aplicar de forma automática en casos como éste. La impresión que me dio fue la de improvisación sobre la marcha, con las consecuencias que cabía esperar.
    De todos modos no hacen falta averías imprevistas para constatar que el servicio de Cercanías funciona cada vez peor. Es habitual llegar a la estación y descubrir que tu tren se ha volatilizado, debiendo esperar a que aparezca otro con los consiguientes retrasos. Eso sin contar con que a veces la información, por megafonía y por los paneles, es contradictoria o brilla por su ausencia, y no es infrecuente ver bajar a toda prisa a la gente de un tren parado porque de repente anuncian que el próximo a salir parará justo en la vía del otro extremo, por lo que hay que salir corriendo y cruzar el suberráneo.
    Por megafonía anuncian constantemente que el próximo tren con destino tal circula con diez, quince, veinte… minutos de retraso, y estoy hablando de días sin averías ni incidencias aparentes y de retrasos sistemáticos intolerables en cercanías. Eso sí, todo lo solucionan con la hipócrita coletilla del “disculpen las molestias”.
    Y por supuesto, las obras de remodelación de la estación, con acceso norte o sin ellas, siguen durmiendo el sueño de los justos meses después de haber sido anunciadas a bombo y platillo. No es ya que no hayan puesto todavía ni un solo ladrillo, es que ni siquiera han colocado los carteles, que es lo primero que hacen y lo último que quitan.
    En resumen, se ve que los políticos, nacionales, autonómicos y locales, deben de usar poco las Cercanías.

    • Si,el.servicio de cercanías empeora a pasos acelerados.

      Sobre la obra de remodelación de la estación de Alcalá ,creo que esta previsto su comienzo para el segundo trimestre de este año
      Vamos a ver,pero si que es cierto que escama que no esté instalado ya el cartel de obra.

Comentar

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.