Cárcel para el cura de la diócesis de Alcalá que abusó de niñas y las grabó con cámara oculta en catequesis

El Ministerio Público había solicitado para él nueve años de prisión por abusos sexuales y revelación de secretos, que se sumarían a una condena anterior a dos años por posesión de pornografía infantil después de que lo sorprendieran con miles de archivos de contenido pedófilo.

Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares. Foto de Pedro Enrique Andarelli
  • El religioso ejerció en la Diócesis de Alcalá de Henares desde mayo de 2003 hasta octubre de 2017, fecha en la que se trasladó a Málaga para “atender a su madre anciana y enferma.
Foto de archivo de AH

Francisco Manuel G.M.  ha sido condenado a tres años de cárcel por abusos sexuales a niñas a las que grabó con cámara oculta en catequesis en un instituto de Coslada o en la  en la Comandancia de la Guardia Civil de Alcalá de Henares donde había ejercido como sacerdote.

El juicio se ha celebrado la mañana de este miércoles 25 de enero en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial. La causa se ha enjuiciado en Málaga porque el cura fue detenido en 2018 en la capital, adonde se mudó para cuidar a su madre enferma.

El acusado, que llegó a estar en prisión provisional, compareció ante el tribunal provisto de mascarilla y reconoció de facto los hechos que se le imputan, ya que se conformó con la pena que pedía la Fiscalía y, por tanto, aceptó su relato acusatorio.

El Ministerio Público había solicitado para él nueve años de prisión por abusos sexuales y revelación de secretos, que se sumarían a una condena anterior a dos años por posesión de pornografía infantil después de que lo sorprendieran con miles de archivos de contenido pedófilo.

Tras fraguarse la conformidad del acusado, el tribunal dictó este mismo miércoles sentencia ‘in voce’ (verbalmente, es decir, ahora tendrá que ser redactada por los magistrados) en la que se le condenó a tres años de cárcel.

En concreto, se le ha impuesto una pena de un año de cárcel por cada uno de los dos delitos de abusos sexuales, a los que hay que sumar otro año -y seis meses de multa- por revelación de secretos, según han confirmado fuentes judiciales.

Además, se le ha impuesto un régimen de libertad vigilada durante un periodo de tres años y la prohibición de desempeñar empleo, profesión u oficio relacionado con menores durante cinco. También deberá indemnizar con 10.000 euros a los representantes de la única de las menores identificada en esta causa.

El sacerdote fue arrestado en agosto de 2018 en la llamada ‘operación Sandrina’, que surgió de una alerta de las autoridades de Estados Unidos en la que se indicaban una serie de direcciones IP desde las que se estaban compartiendo archivos de pornografía infantil a través de programas Peer to Peer (P2P) de intercambio de imágenes.

Una de las direcciones IP correspondía a una mujer octogenaria que vivía sola en Málaga capital. Sin embargo, la Policía Nacional descubrió que en el piso contiguo residía su hijo, un sacerdote perteneciente a la Diócesis de Alcalá de Henares que acababa de mudarse a la ciudad precisamente para cuidarla. Y utilizaba su wifi.

Los agentes registraron los dos pisos. En la vivienda del acusado hallaron, en el salón, unos muñecos de apariencia realista de niños desnudos, así como -en otra estancia- multitud de preservativos usados y cientos de prendas de menores, globos y caramelos.

En el registro del domicilio de la madre, en una habitación cerrada con llave que él accedió a abrir, los investigadores encontraron 25 discos duros que contenían miles de archivos (fotos y vídeos) en los que aparecían menores posando desnudos y practicando relaciones sexuales con adultos.

A partir de ese hallazgo se instruyó una causa contra él por un delito de producción, tenencia y distribución de pornografía infantil. El sacerdote admitió los hechos y en marzo de 2021 se dictó sentencia de conformidad en la que se le condenó a dos años de cárcel de los nueve que pedía la Fiscalía.

Al examinar los 25 discos duros, los policías descubrieron que algunos de los vídeos supuestamente habían sido protagonizados por el propio sacerdote y habían sido borrados, aunque pudieron ser rescatados por los investigadores empleando «técnicas forenses» de recuperación de archivos.

En el disco duro interno, los agentes localizaron cuatro vídeos de las clases con los menores -impartió religión durante 12 años en un instituto de Coslada  y ejerció como sacerdote en unas dependencias de la Guardia Civil- en las que se observa cómo realiza tocamientos a los niños, «sentándolos en sus piernas y metiéndoles caramelos en la boca», grabaciones de las que los menores «no eran conscientes», según la Fiscalía.

En un disco duro externo, hallaron archivos de vídeo en los que el investigado grababa sus clases de catequesis y, según el Ministerio Público, realizaba tocamientos a varias alumnas de entre 6 y 9 años. Todas estas imágenes también habían sido borradas.

Los agentes encontraron más vídeos de este tipo en otros dos discos duros externos, todos filmados aparentemente con cámara oculta. Los policías lograron identificar a una de las menores, que tenía 6 años cuando sucedieron los hechos. Su madre ha presentado denuncia y está personada en el procedimiento. Del resto se desconoce su identidad.

Como consecuencia de estas investigaciones, el acusado fue suspendido cautelarmente de sus funciones relativas al ejercicio sacerdotal por los obispados de Alcalá de Henares y de Málaga, ya que, cuando fue detenido, tenía previsto incorporarse a cargo de una parroquia de la provincia, a la que había pedido traslado para cuidar a su madre.

Aún existe una tercera causa contra él que se sigue en un juzgado de Torrejón de Ardoz por descubrimiento y revelación de secretos, ya que en otro de los discos duros hallaron 12 vídeos más grabados con una cámara oculta en un cuarto de baño.

Con ese sistema, habría grabado a alumnos de catequesis de 6 a 8 años haciendo sus necesidades; en ocasiones, según sostiene la Fiscalía, él mismo los acompañaba y los ayudaba. En esta causa hay otros seis menores que han sido víctimas de estos hechos.


+ INFORMACIÓN | Los oscuros delitos que el sacerdote Francisco guardaba bajo llave en 25 discos duros

Publicidad
¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comentar

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.