La Eurocámara sanciona a Mónica González (PSOE) por acoso laboral a tres asistentes

La eurodiputada alcalaína Mónica Silvana González, del PSOE, ha sido sancionada con un total de 30 días de suspensión de dietas y participación en las actividades parlamentarias por el Parlamento Europeo tras ser encontrada culpable de un caso de acoso laboral contra varios de los trabajadores asociados a su despacho.

La eurodiputada Mónica Silvana González, miembro del PSOE, en una imagen de archivo. Cedida
  • La eurodiputada alcalaína no podrá participar en las actividades parlamentarias durante un mes ni cobrar unos 10.000 euros en dietas, ha anunciado Metsola al pleno 

El Parlamento Europeo ha tomado medidas contra la eurodiputada socialista  Mónica Silvana González por acoso laboral a tres de sus asistentes. Las denuncias, presentadas hace casi dos años, han sido evaluadas por los organismos internos correspondientes, que finalmente han llegado a la conclusión de la culpabilidad de González, que va a ser sancionada en consecuencia.

“Su conducta hacia tres asistentes constituye acoso psicológico”, ha anunciado al pleno al inicio de la sesión de hoy la presidenta de la Eurocámara, Roberta Metsola. Las sanciones, de acuerdo con el reglamento en vigor, consisten en la suspensión del pago de dietas y la prohibición de participar en las actividades parlamentarias. La suma del castigo por los tres casos detectados se eleva a 30 días sin cobrar los estipendios correspondientes por asistir a la institución (338 euros diarios) y otros tantos de veto a su participación en los trabajos de la cámara. La suma de dietas que González dejará de percibir supera los 10.000 euros. Las reglas permiten no obstante que, durante el tiempo que dure el castigo, los eurodiputados mantengan su derecho a voto.


Iratxe García: “No conocemos el contenido de la investigación pero la respetamos”

La comisión asesora que evalúa internamente las denuncias sobre acoso laboral ha escuchado a la eurodiputada afectada, ha explicado Metsola. El reglamento interno de la cámara prevé que, “en la apreciación de comportamientos observados, habrá de tenerse en cuenta su carácter excepcional, recurrente o permanente, así como su gravedad”. También se valorará los “posibles daños infligidos a la dignidad y reputación del Parlamento”. Se desconoce la identidad y circunstancias de los asistentes acosados. La delegación socialista española en la Eurocámara funciona con un sistema grupal de asistentes y en la página web de la diputada solo consta un nombre asociado a ella personalmente, además de una larga lista de colaboradores a disposición de todos los parlamentarios del PSOE.

“No conocemos el contenido de la investigación realizada por el comité asesor pero tenemos máximo respeto” hacia sus conclusiones, ha declarado la jefa del grupo socialista europeo, Iratxe García Pérez y jefa de filas de la delegación española, en rueda de prensa sobre Estrasburgo. Su formación, ha avanzado, aplicará  a la eurodiputada afectada las mismas sanciones que ha adoptado la Eurocámara contra ella.


La acumulación de denuncias y críticas llevó a la Eurocámara a reforzar los controles en el 2018

González, a quien se comunicó la decisión ayer por la tarde, tiene derecho a recurrir la decisión, lo que dejaría en suspenso la aplicación de las sanciones hasta que se agoten los procedimientos internos. Nacida en Buenos Aires en 1976, Mónica Silvana González es eurodiputada desde el año 2019. Actualmente es miembro de la comisión de Desarrollo así como de las delegaciones para las Relaciones con Mercosur y en la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana. En los últimos meses, González ha destacado por su defensa de los derechos de los vecinos de San Fernando de Henares (Madrid) afectados por la construcción de una nueva línea de metro.

La acumulación de denuncias internas y acusaciones de inacción llevó al Parlamento Europeo en el 2018 a reforzar sus mecanismos de respuesta a este tipo de situaciones y un endurecimiento de los castigos a sus miembros por conductas indebidas, que antes se saldaban a lo sumo con una reprimenda. El caso de Mónica Silvana González, pendiente no obstante de posibles recursos, es por ahora el más grave de los detectados por la Eurocámara desde el refuerzo del comité asesor que evalúa posibles casos de acoso laboral.


Pendiente de recurso, el caso de González es el más grave de los evaluados por el comité asesor sobre acoso laboral

Con anterioridad, en enero del 2021, el presidente David Sassoli castigó a la eurodiputada luxemburguesa Monica Semedo (Liberal) con 15 días de suspensión de dietas y participación en actividades parlamentarias por su conducta con un asistente. En el 2018, Antonio Tajani adoptó medidas contra la eurodiputada socialista portuguesa Maria João Rodrigues, aunque su caso se quedó en una reprimenda.

Fuentes del PSOE señalan que se valora enormentente el trabajo que realiza Monica Gonzalez para Alcalá y su comarca trasladando a Europa los problemas de la zona: la línea de Metro en San Fernando, la situación del Instituto Francisca de Pedraza o el apoyo al impulso de la reactivación económica del Corredor.

Una cuestión administrativa y laboral que no es firme y será recurrida no es lo que define su compromiso político enorme y continuo con la ciudad de Alcalá de Henares.

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

1 Comentario

  1. Es lo que pasa cuando alguien trepa usando malas artes y usando a padrinos poco recomendables (csd). Es una especialista en arrimarse a quién puede darle algo. No prosperan por preparación o valores sino por mangoneos. Estos/as personajes son los que degradan la politica. Son egolatras y despotas… Veremos que pasa en las próximas listas….

Comentar

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.