Royal Flash llena de “Pasión” el Teatro Salón Cervantes

El grupo alcalaíno presentaban su nuevo álbum 'La Pasión' estrenando un show que llevó por la calle de frescura al público en el señero teatro Cervantes, que se colmató de electricidad a través de guitarras y sintetizadores, y de la energía y pegada que les caracterizan, aunque introduciendo ritmos latinos, surferos, disco, funk... y todos los estilos posibles para confluir en una coctelera cañera y tropical.

  • El viernes 23 de septiembre asistíamos a un apasionante concierto ofrecido por Royal Flash en el Teatro Salón Cervantes.
  • Crónica gráfica de Ricardo Espinosa y vídeo de Myriam Trujillo para ALCALÁ HOY.

El concierto comenzó con la presentación de las canciones del nuevo álbum demostrando que Royal Flash se encuentra en una etapa musical novedosa, al estrenar este trabajo lleno de energía con temas como, Me pones, Aire, Dura y salvaje, La culpa es del verano o su ya archiconocido tema Benidorm.

Todos los temas en este álbum de doce canciones, tal y como nos avanzaban en una entrevista concedida en exclusiva a ALCALÁ HOY, los presentan en castellano con su garaje latino que como nos relataba Jaime Iniesta, “es una movida que nos hemos inventado y que desde el principio vimos que reflejaba perfectamente lo que era La Pasión”.

Miguel Ángel Marshall nos describe la pasión como, “es una especie de pantone emocional con todo tipo de ritmos, con todo tipo de estilos, se nos ha ido un poco eso de somos una banda de rock solo».

A las 20:00 horas saltaron al escenario Miguel Ángel Marshall, guitarra y voz principal, Jaime Iniesta, guitarra y coros, Israel Garaballú (Slinki), bajo y coros, Edu Morales, percusión, coros y teclados y Ray Lewins, batería.

La pegada de Royal Flash es como nos tienen acostumbrados, de dimensiones cósmicas, haciendo un recorrido por temas anteriores que les han llevado fuera de nuestras fronteras que a lo largo de estos años han evolucionado hacia un montaje fresco, bien orquestado y sin perder ni un ápice de energía.

Hacia la mitad del concierto invitaron a subir al escenario a Francisco Hita director de orquesta, pianista, compositor y ganador de un Goya por el cortometraje ‘Cazatalentos’, almeriense que vive desde hace dos  años en Alcalá, quien interpretó un tema al piano junto a Miguel Ángel y el resto de la banda. Inmediatamente después también se incorporó el cantante alcalaíno Luis de Diego líder de la banda Poprumbera. Y ahí se montó la fiesta. Todos los músicos, a los que se sumó el batería César Romero con uno de los cajones, protagonizando una juerga acústica de palmas y jaleos al son de la conocida rumba ‘Los tontos’ de C. Tangana y Kiko Veneno.

Miguel Ángel Marshal se dejó la piel en las tablas como viene siendo habitual en sus conciertos, no paró un momento moviendo la cabellera y saltando de tal manera que en algún momento parecía que estaba levitando.

Después de esa especial actuación de los artistas invitados muy jaleada por el público asistente, en un momento determinado Jaime Iniesta también sorprendió bajando del escenario para interactuar con el público en el patio de butacas mientras continuaba tocando su guitarra entre el entusiasmo de los afortunados asistentes.

Pero el final de la actuación nos depararía aún otras sorpresas. Al compás del tema ‘Benidorm’,  se había organizado un bingo con cartones previamente distribuidos entre el público. El premio consistía en una licuadora que había permanecido sobre el escenario en exhibición durante todo el concierto. Por fin se desvelaba su razón de estar. Pero además de ese inusual premio, no se trataba de un bingo al uso. Resultó que ¡Todos los cartones eran iguales, y todos hicieron bingo!… Para satisfacción y sorpresa del respetable.

Royal Flash nos regalaron por petición insistente del público un bis de tres temas, tras lo cual ya si procedieron al posado y despedida final mientras sonaba la conocida canción ‘Dancing queen’ de Abba. Para como colofón final abandonar el escenario desfilando triunfalmente entre un público que les aclamaba y aplaudía a rabiar.

Los alcalaínos Royal Flash como hacen siempre, lo dieron todo en el Cervantes, no defraudaron, gustaron y triunfaron. Con Royal Flash lo bueno de sus finales es su sabor a comienzo.

Comentar

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.