Una petición en change.org pide «Ocio y tiempo libre, sí, pero no a cualquier precio»

¿Se imaginan por un momento que durante más de 100 días al año se celebrasen junto a sus viviendas, a escasos 10 metros? El objetivo de esta petición iniciada por "Alcalá de Henares te necesita" hace 20 horas, "Por unas fiestas sanas, donde todos podamos convivir y no se conviertan en una tortura para los vecinos" ya lleva más de cien firmas.

  • Alcalá de Henares: Patrimonio del Ocio y Tiempo Libre a cualquier precio.

Texto íntegro de la petición en change.org: «3 Fiestas Patronales con sus respectivas atracciones y casetas, y alguna de ellas durante al menos 8 días; más de 6 conciertos multitudinarios (hasta 25.000 espectadores junto a viviendas), 3 cabalgatas, 2 maratones populares, 3 Mercados temáticos anuales, 1 mercadillo ambulante semanal (al menos 46 lunes) dejando toda una ribera natural devastada tras su celebración, 1 macrobotellón anual autorizado (durante al menos 8 días),…

¿Y que todos los eventos citados se llevasen a cabo en un número muy limitado de calles, plazas y parques de su ciudad, muchos sin respetar sus horas de descanso (hasta las 5:00h de la madrugada con niveles de ruido medidos por encima de los 85 decibelios), con gente orinando bajo sus ventanas, con sobresaltos a cualquier hora del día y de la madrugada con voces y gritos causados por el exceso de alcohol y con nulo respeto al descanso, sin respetar sus zonas de aparcamiento, colapsando el tráfico en torno a ellas, …con niveles de ruido y contaminación ambiental por encima de los que se estiman saludables por cualquier Organismo Internacional con competencia en estos temas?. Se recuerda , además, que un buen número de ellos se llevan a cabo a escasos metros del valle del Henares: animales muertos, vegetación irremplazable, basura, defecaciones humanas».


Y en esto se está convirtiendo una Ciudad Patrimonio de la Humanidad como la nuestra:

«En un conjunto de eventos que reúnen a muchos miles de personas cada año a costa de restar salud y vida a muchos vecinos que solo pedimos que este tipo de eventos -como en otras ciudades grandes- se celebren a las afueras de la ciudad, y aunándose el derecho a disfrutar del ocio de nuestra Ciudad con el del descanso de las miles de familias que residimos en las calles y plazas afectadas».


Ocio y tiempo libre, sí, pero no a cualquier precio.

«Las instituciones locales (de todos los colores políticos), además de las organizadoras de los eventos citados miran para otro lado y nos están vetando la documentación escrita o visual aportada, no solo a los colectivos que nos estamos movilizando sino a los medios de comunicación que están tratando de dar luz a las pruebas fehacientes de lo que estamos padeciendo. Censura en pleno Siglo XXI.

Por favor, necesitamos vuestra solidaridad en nombre de tanta gente que en esta bella Ciudad ya lo da por imposible, o simplemente que por edad desconocen las posibilidades de que una Ciudad con festejos sea compatible con una ciudad en la que se defienda la salud, el medio ambiente y el derecho al descanso de todos sus ciudadanos.

No pedimos dinero, es una firma de empatía ciudadana. Muchas gracias».

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

1 Comentario

  1. Este ayuntamiento, representado por la corporación del partido que sea, hasta ahora incumple sistemáticamente sus propias ordenanzas municipales. El descanso de la vecindad debería ser sagrado, pero a quienes organizan fiestas (patrocinadas por «la tapa y el botellín») el descanso de los ciudadanos les importa poco, por no decir nada. Ya no solo el estruendo de los conciertos distorsionantes y absurdamente excedidos en vatios hasta altas horas de la madrugada, con toda la porquería que generan (meadas, voces, vomitonas, berridos, pintadas, peleas…), ya no solo la “terraza de la calle mayor”, la más larga de Europa y puede que del mundo, atestada, vociferante, apestosa de día y de noche, menos cuando durante cierto periodo mañanero en días laborables, se abre al tráfico de los comerciantes (triste paradoja, que con coches y furgonetas sea más tranquila y transitable esta calle), ya no solo… ¡uf! Imposible incluir todos los “ya no solo”, pero no quiero olvidarme de dos más, por estar estos tan relacionados con el ruido, ese contaminante promocionado y financiado por el ayuntamiento: ¿Para cuándo se va actuar contra los moteros (y otros amigos del motor) que circulan atronando por las calles del centro (o de cualquier parte) anunciándose con su absurda tarjeta de visita? Y ¿Para cuándo se piensa hacer acatar la ordenanza municipal, obligando a que las máquinas barredoras, regadoras, cortadoras de césped o no, abrillantadoras…, comiencen a trabajar a partir de las ocho de la mañana y no a las seis o seis y media como hacen donde yo vivo, calle Cardenal Cisneros? ¿Para cuándo vamos a parecernos a una ciudad que de verdad merece la consideración de Patrimonio de la Humanidad? En tanto esto sucede, yo seré uno de quienes firmen la hipotética petición, que solicite a quien corresponda, la expulsión de Alcalá de Henares como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, por el maltrato sicológico sistemático, que se ejerce a sus vecinos por las sucesivas corporaciones municipales.

    PD: Por supuesto, no a la ocupación de la vía pública con procesiones de caracter religioso. Que las hagan en sus templos o en el recinto ferial.

    • De acuerdo con todo su comentario.
      Yo también firmaría la hipotética petición de la expulsión de Alcalá de Henares como Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Esta consideración o título nos está causando un montón de problemas a los ciudadanos normales, si bien puede que favorezca a los empresarios de las terrazas que nos ocupan las vías públicas y a algún que otro interés particular.
      Renuncio a los posibles centimillos que me pudieran repercutir por vía «tasas municipales por alquiler de las calles para usarlas como gran taberna».
      ¿Quién le ha dicho a los munícipes que la mayoría de ciudadanos estemos dispuestos a alquilar/prostituir nuestras calles de esta manera? ¿Dónde está lo elevadamente cultural de destinar las calles a botellón consentido?
      ¿Desde cuando mesas, sillas, sombrillas, etc. son PEATONES, ya que las ponen en vías peatonalizadas?
      Hay calles (Bedel, Cervantes, la propia Mayor, etc.) en que cuesta mucho poder pasar andando.
      ¡Ya nos vale con el cuento del Patrimonio y la mal aplicada peatonalización!
      Es un chiringuito sustentado en falacias y normas municipales al efecto.
      Si son peatonales, que sean peatonales de verdad.

  2. Recordad siempre que las procesiones y expresiones religiosas en las calles de Alcalá ya estaban ahí antes de que os afincaseis en el barrio, de manera programada, con periodicidad marcada y con rituales que no han variado.

  3. Recordad. La organización de fiestas no es una obligación del ayuntamiento. Es más, me pregunto si el desvío de fondos públicos a la celebración de actos festivos en los que participan intereses particulares no es en cierto modo una prevaricación.

    Hay montañas tan grandes, y las tienes tan cerca que no las ves.

  4. De acuerdo con la autenticidad de las quejas expresadas en este artículo y en la petición en Change.org, pero no he llegado a ver lo que se pide concretamente: la supresión total de estos actos, su reducción parcial según algún criterio, la reducción del nivel de potencia de los altavoces de los conciertos masivos, el cambio de lugar de los actos referidos -al recinto ferial, quizá-, o qué exactamente. Creo que sería bueno concretar lo que, exactamente, se pide. Muchas gracias.

  5. Este no es un problema del centro de Alcalá, vivo en la periferia y puedo asegurar que el ruido que llega aquí desde los conciertos de la Huerta del Obispo es realmente dañino, eso puede dar una idea de que el nivel de ruido supera con creces los límites regulados por el propio Ayuntamiento y La Comunidad.
    Pero hay que tener claro que esto no lo resolverán comentarios en redes o periódicos, el propio Ayuntamiento se salta la leyes (autoriza y promueve los conciertos pero luego no realiza control alguno sobre ellos) y no va a escuchar las quejas de los ciudadanos… parece que tiene intereses superiores a la salud de los alcalaínos. Esperemos que algún partido se haga eco de estas quejas que afectan a muchísimos más ciudadanos que los que se benefician de los conciertos.
    Parece que el ayuntamiento no tiene claro el alcance del problema (o no lo quiere ver), no se trata de molestias a los vecinos, se trata de un problema de salud pública y de vulneración de los derechos fundamentales tales como la inviolabilidad del domicilio, la actitud del Ayuntamiento por su autorización y posterior pasividad genera la invasion del ruido en miles de hogares produciendo daños físicos y psicológicos a miles de ciudadanos. Si esto no se soluciona habrá que pedir responsabilidades por las vías que correspondan.
    Curiosamente el ayuntamiento actuó en tiempo récord para evitar el posible ruido que podría generar un local de ocio en el barrio de Garena, ¿por qué?
    ¿Por qué el escenario no está orientado hacia ese barrio y sí lo está hacia dónde puede afectar a más ciudadanos?

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.