Elegir productos de bebés con la máxima seguridad posible

Tanto si hablamos de juguetes, de peluches o de ropas de bebé, tenemos un amplio abanico de posibilidades entre las que elegir. No obstante, un elemento poco adecuado puede suponer un verdadero riesgo, y ese es el motivo por el que, como padres, debemos tener en cuenta la seguridad de dicho artículo.

  • Hoy en día es sencillo encontrar todo tipo de artículos y productos específicos para los niños de la casa.

Tanto si hablamos de juguetes, de peluches o de ropas de bebé, tenemos un amplio abanico de posibilidades entre las que elegir. No obstante, un elemento poco adecuado puede suponer un verdadero riesgo, y ese es el motivo por el que, como padres, debemos tener en cuenta la seguridad de dicho artículo. Además, tenemos que revisarlo a conciencia antes de dejarlo al alcance de nuestro hijo.


Productos para bebés: Puntos que hay que tener en cuenta

Es evidente que no todos los productos van a tener los mismos requisitos, ya que estos dependerán de la propia naturaleza del artículo. No obstante, hay ciertas directrices generales que se pueden tener en cuenta. Por ejemplo, algunos productos textiles, como mantas o peluches, deben incluir en su etiquetado la especificación de que son ignífugos. Por supuesto, también es necesario que puedan ser lavados: después de todo, los niños más pequeños tienden a llevarse cualquier cosa a la boca, así que una buena higiene será imprescindible. Debemos comprobar que pueden ser introducidos en la lavadora sin demasiados problemas.

Por otro lado, cualquier material para manualidades que se ponga al alcance del niño no debe ser tóxico. En cuanto a juguetes, estos no deben poseer pintura que incluya plomo en su composición.

La mayoría de los fabricantes incorporan recomendaciones de edad que es importante tener en cuenta. Por supuesto, cualquier juguete que se deje al alcance de un niño pequeño debe ser lo bastante grande como para que no pueda ser tragado de ningún modo. Pelotas pequeñas o canicas nunca son una buena opción.

Los juguetes deben ser resistentes a los golpes y no han de tener bordes afilados. Si llevan pilas, hay que asegurarse de que van cerradas con tornillos.

Estos son algunas consideraciones cruciales a la hora de escoger qué productos para nuestro bebé vamos a adquirir. No obstante, también es recomendable evitar juguetes que hagan demasiado ruido. Si el niño se los pone directamente en las orejas, el juguete podría ocasionarle algún problema de audición en el futuro.


Probar y revisar los productos de bebé para que sigan siendo seguros

El cuidado no debe tenerse únicamente a la hora de adquirir el juguete o la prenda de ropa, ya que es indispensable seguir prestando atención mientras se usa. Así, lo aconsejable es que los padres supervisen el juego de sus pequeños y que le enseñen a hacerlo de forma segura y divertida.

Asimismo, es necesario revisar de forma regular el estado de dichos artículos. Hay que vigilar que tanto los peluches como las ropas de bebé no tengan botones u otros elementos que puedan desprenderse con facilidad, ya que el pequeño podría tragárselos.

Si se detecta un producto roto, hay que intervenir de inmediato. La ropa rasgada o con botones sueltos debe ser cosida de nuevo para evitar incidentes, y lo mismo ocurre con los peluches. Y, si un juguete está roto y no tiene reparación, lo mejor es desprenderse de él para evitar disgustos innecesarios

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.