La peatonalización de la Avenida de Guadalajara | Por Alcalá Ideas

Este bulevar, que incluso podría rebautizarse como Paseo o Alameda de Guadalajara, tendría un cuidado aspecto, con pavimento y mobiliario que realce la calidad de este nuevo espacio. Por qué no, algunas esculturas, como en el paseo de Fernández Iparraguirre de Guadalajara; bancos, zonas de juego infantil e incluso paneles que cuenten la historia del espacio urbano generado entre la Puerta de Mártires y el Arrabal de los Mártires.

Avenida de Guadalajara 2022. Foto de Ricardo Espinosa Ibeas
  • En los últimos años hemos visto que se ha procedido a amabilizar varios espacios del casco histórico de Alcalá, ganándolos para uso y disfrute del peatón.

Ante todo, queremos confiar en que se han hecho los correspondientes estudios que garanticen el bienestar y comodidad de la población de este barrio singular, pues estas personas lo mantienen vivo, alejándolo del clásico modelo de casco histórico gentrificado que acaba por expulsar población residente y, por tanto, convertirlo en un desierto demográfico a partir de ciertos momentos del día. También confiamos en que la accesibilidad al transporte público se ha estudiado con rigor. Un casco histórico vivo y accesible es esencial, pues se trata del «barrio de todos los complutenses y vecinos de la comarca» que desarrollan diversas facetas de sus vidas en él. El casco histórico otorga personalidad a Alcalá, haciendo de ella una ciudad con luz y alma propias, lejos de lo que puede suceder en otras grandes poblaciones que crecieron a partir de un pequeño núcleo rural y que no fueron capaces de vertebrar a la ingente población que habita los extensos barrios que crecieron en su derredor.

Una de las cuestiones, ligada a la accesibilidad, que habría que estudiar es la instalación de pequeñas paradas de taxi, tanto en su interior como en sus puntos de contacto con lo que fueron extramuros: Diego de Torres, Puerta de los Mártires… Y ya que nos encontramos en el entorno de los Cuatro Caños, pasamos a expresar una propuesta que hicimos en nuestro canal de Twitter hace un par de años.

Esta plaza, que ahora es un interesante y bello espacio estancial, es el clásico punto de contacto entre la ciudad antigua y la nueva. Plazas de este tipo son absolutamente frecuentes en las ciudades españolas de considerable desarrollo urbano; y quizá sólo merezca la pena repensar la ubicación de la fuente de los Cuatro Caños, para devolverle su dignidad y protagonismo.

De este lugar parte la Avenida de Guadalajara, que es un eje rectilíneo de unos 275 metros de longitud. Desde nuestro punto de vista, podría tratarse de una interesante elongación del formidable eje peatonal generado desde la Puerta de Madrid. Un eje, además, simbólico porque constituía el camino por donde se iba a la vecina Guadalajara (en la toponimia tradicional sería algo así como «Carraguadalajara», «camino a Guadalajara) y gran parte de su provincia.

La avenida está flanqueada, desde su inicio, por interesantes edificios que pueden embellecer este «Salón» o bulevar peatonal o semipeatonal.

Empezando por la Farmacia Militar, antigua residencia de Suboficiales del Ejército, estamos ante un modesto pero interesante ejemplo de arquitectura desarrollada en los años 40 del pasado siglo, época de débil desarrollo urbano en Alcalá. Este edificio es una singularidad, fuera del casco histórico, que no podemos perder. Embelleciendo su aspecto y dándole un uso adecuado, podemos dar comienzo al que sería un elegante paseo bulevar que termine en la actual Plaza de España, lo que fue durante tantos años la Plaza de Toros de Alcalá de Henares. Un letrero que divulgue la historia de este importante coso taurino, y un recuerdo en el pavimento que evoque la circularidad del ruedo, rematarían el paseo.

Y, entre ambas plazas, destacar y proteger otros edificios que hoy casi se esconden de nuestros ojos, asustados por el bullicio automovilístico: El vetusto caserón que comienza la numeración de la Puerta de los Mártires y bordea los primeros metros de la Avenida, con su alero de madera y su cuidada fachada; el nº 2, de moderna factura, pero de atractivo gusto casticista; el 4, de hermosa tradición neomudéjar y elementos ornamentales en escayola, incluida su línea de imposta. Unos metros hacia el este, se encuentra el interesante hotelito que hace esquina con la C/ Brihuega, sin duda otro ejemplo arquitectónico, con su balaustrada y sus columnas, que daría caché visual a este nuevo eje ganado para el peatón. Y el nº 11, y el 13…

A la altura del 16 estuvo el fielato, el lugar en el que se pagaban impuestos por la mercancía que entraba en la ciudad, tras comprobar su peso con el “fiel” de la balanza. Este edificio fue el que sostuvo, desde hace un siglo, el emblemático panel de 89 azulejos donde se leía el nombre de la ciudad en la que penetraba el visitante: Alcalá de Henares. Este cartel se retiró para su restauración hace un par de años, y aún no ha vuelto a ocupar su histórico emplazamiento.

Así, imaginamos un bulevar arbolado, con sombra generosa que mitigue los efectos del implacable calor en el verano alcalaíno y que haga de nuevo pulmón verde para el Centro, una isla térmica que además funcione como sumidero de CO2.

Este bulevar, que incluso podría rebautizarse como Paseo o Alameda de Guadalajara, tendría un cuidado aspecto, con pavimento y mobiliario que realce la calidad de este nuevo espacio. Por qué no, algunas esculturas, como en el paseo de Fernández Iparraguirre de Guadalajara; bancos, zonas de juego infantil e incluso paneles que cuenten la historia del espacio urbano generado entre la Puerta de Mártires y el Arrabal de los Mártires, sugerente nombre que podría potenciarse y que hace referencia al pequeño «casco histórico» vertebrado por la calle Encomienda, poseedor de otros interesantes y atractivos edificios que pueden aportar valor a un proceso paralelo de nueva pavimentación con adoquines.

En la plaza que se generó tras la desaparición de las dársenas de autobuses, calle Brihuega, podría haber un motivo ornamental que hablara de un hermanamiento con la hermosa y monumental villa briocense, famosa por sus floridos campos de lavanda, con la que Alcalá tiene puntos de similitud: las iglesias del Arzobispo Ximénez de Rada o las ferias y mercados medievales que había en ambas poblaciones y que eran referente comercial de la comarca alcarreña, en la cual también se halla medio término municipal de Alcalá y gran parte del antiguo alfoz complutense. Finalmente, otro ornato, en pleno bulevar, que hable de la hermandad entre las ciudades de Guadalajara y Alcalá (tan cercanas en todos los sentidos, pero tan lejos en la coordinación de asuntos turísticos y culturales) daría pasos para el refrendo de esa vecindad.

Aquí quedan estas primeras ideas que, por supuesto, deberían ser valoradas por el personal técnico competente, pues seguro que habría afecciones en el tráfico. Incluso, someterse a un concurso en el que profesionales de la Arquitectura y el Urbanismo pudieran contribuir a esta propuesta de cirugía urbana.

Ahora, lectores y lectoras, lo más importante: ¿Qué os parece? Animaos, proponed; y soñemos juntos ideas para Alcalá. Ah, si no os gustan nuestras propuestas, por favor, haced siempre una devolución amable, sin ofensas. Las críticas constructivas, desde la educación, nos animan mucho más.


SOBRE ALCALÁ IDEAS

Alcalá Ideas es un grupo abierto de debate y reflexión sobre nuestra Ciudad, la gran Alcalá de Henares. Este grupo nace en la red social Twitter en noviembre de 2019 y ahora salta a ALCALÁ HOY  medio digital de información local de Alcalá, aunque también mantendrá su actividad habitual en las redes sociales. Alcalá Ideas no representa ni se siente representado por ningún partido ni grupo político. Es, ni más ni menos, que un espacio de participación y aportación de ideas para enriquecer el debate público de nuestra ciudad. Se pueden enviar colaboraciones a [email protected]

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

1 Comentario

  1. ¿Pero esto que es? Ya han matado al centro peatonalizandolo, ¿van a matar más zonas de Alcalá por las que no pasará nadie? Que se dejen de «tonterías» que a nadie le interesan, y se pongan a asfaltar calles, cosa muy necesaria ya que no hay calle que no tenga bache.

Responder a Jacinto Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.