Las tapas gratis en peligro: “Que no me la quiten o no vengo al bar”

Si quieren mantener la tapa no van a tener más remedio que subir los precios. Es el dilema al que se enfrentan muchos bares en aquellos lugares de España donde el tapeo gratis con cada consumición es toda una tradición. Ya es Mediodía de Tele 5 visitó un bar de Alcalá, Pura es una de las clientes, ella lo tiene claro: dicen "que no me quiten la tapa o no vengo al bar".

  • La tradición del tapeo gratis peligra en muchas ciudades de España por culpa de la inflación disparada.

 

La inflación está arrasando con todo, hasta con las tapas, que podrían dejar de ser gratis en algunas ciudades tan emblemáticas como Granada. En ‘Ya es mediodía’ salimos a la calle para preguntar sobre la polémica decisión que incumbe a los hosteleros y a los clientes de muchos locales, muy conocidos por sus estupendas tapas gratuitas.

Sin tapa no hay bar, esa es la respuesta de los clientes, por otro lado, algunos hosteleros apuestan por seguir manteniendo la cultura del tapeo, ya que se ha convertido en una tradición. Eso sí, la única manera de mantener las tapas es incrementando el precio de las consumiciones.

“Ya es Mediodía de Tele 5” visitó un bar de Alcalá, Pura es una de las clientes, ella lo tiene claro: dicen “que no me quiten la tapa o no vengo al bar”. Carlos es hostelero y trabaja en el bar, el otro punto de vista es “con el tema de la inflación ha repercutido bastante, pero nosotros resistimos. La gente pide la tapa, llevamos trabajando con este método desde hace más de 30 años”.


Si quieren mantener la tapa no van a tener más remedio que subir los precios

Es el dilema al que se enfrentan muchos bares en aquellos lugares de España donde el tapeo gratis con cada consumición es toda una tradición. Ahora, con la inflación disparada, está en peligro, porque las cuentas no les salen.

Y es que, según lamenta Luis Latorre, de la Asociación de Empresarios Lugo Monumental, mantener esta tradición es “a día de hoy es insostenible”. “La inflación en la hostelería es particularmente dañina”, advierte.

A un bar le cuesta de 20 a 50 céntimos cocinar esa tapa gratis y cobra la cerveza a unos 2,50 euros. Con la inflación por las nubles, ahora esta gratis les supone gastar más y los locales se plantean dos posibles soluciones: subir la consumición o modificar la cantidad de la tapa gratis. “Ahora prácticamente deberíamos subir una vez a la semana y no se puede”, explica Ángela Vázquez, de la cafetería San Marcos.

Subir el precio de las consumiciones es la opción por la que se está decantando la mayoría, más que por una tapa más pequeña. Así, algunos de los hosteleros entrevistados por laSexta admiten haber subido el precio de la bebida unos 20 o 30 céntimos.

En Granada, donde las tapas gratis tienen un tamaño considerable, los clientes consultados por esta cadena aprueban que se suba el precio si no se toca la tapa. “No me importa pagar un poco más si la calidad es buena”, afirma un cliente, mientras que otra usuaria pone el límite en los 3 euros por consumición. Sin embargo, algunos ya están notando que no es como antes en cuanto a “la calidad, la cantidad y la variedad”, según denuncia otra clienta.

León, Alcalá de Henares o Lugo son también mecas del tapeo gratis. Allí, los clientes no quieren ni oír hablar de pagar por la tapa. “Si no hay tapa, no hay vino”, asevera un joven, mientras que una mujer cree que “no pasaría nada si bajara un poco la cantidad”. Otros dos clientes defienden que la tapa gratis es “una tradición de la ciudad” gallega y “lo que nos denomina”

Algunos, por su parte, proponen servir gratis una tapa básica y luego cobrar el resto, una opción que terminaría con la larga lista de tapas que hoy ofrecen algunos bares.

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

1 Comentario

  1. Y qué inflamación había cuando cambio la peseta al euro? Que hicieron? Redondear de 100 pesetas que costaba un café a 1€ y ahora están por 1,50€ así que por mi que se vayan olvidando los bares. No pongáis escudad los de la hostelería que siempre estáis igual.

  2. Esto tiene un remedio facilísimo, lo primero dejar de ir a los bares que no pongan el aperitivo gratis y si dicen que tienen que cobrarle pues veremos quién puede más.

    Quedamos varios vecinos y conocidos enfrente del bar que cobra los aperitivos, y cada persona compra por ejemplo en un supermercado unos botellines o botellas de cerveza, unas botellas de vino, alguna de vermut etc. y también algunas bolsas de patatas fritas, algunas gambas, algunas cortezas etc, y nos ponemos en la acera de enfrente sentados en dicha acera y que nos vean los propietarios del bar, como comemos y bebemos por mucho menos dinero que nos quiere cobrar en su bar sin aperitivo.

    Así que demostremos a todos estos que quieren implantar esta ridícula nueva norma y sería una gran alegría que a los cuatro días tuviera que cerrar el bar por quererse reír de la clientela que tenía desde hace muchos años.

    Animamos a quien tenga valor que empecemos a demostrar que de los consumidores nadie se ríe, así que, DE LOS CONSUMIDORES NADIE SE RIE YA QUE PODEMOS ARRUINARLOS.

  3. No soy fan de los bares, y la única razón por la que voy es por las tapas. Si me las quitas y me sigues contando el producto por 5 veces o más su precio real, pues seguramente no vuelva.

Comentar

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.