Un juez procesa al pederasta de Valdeavero por abusar de 10 menores: «Los niños no supieron interpretar lo que les sucedía»

El juez de Instrucción número 5 de Alcalá de Henares ha dictado el auto por el que procesa a Cristóbal L.C., alias el Toba, por abusar de una decena de niños del pequeño municipio de Valdeavero (1.600 habitantes), donde residía junto a sus hijos regentando una frutería situada en la plaza de la localidad.

  • Las víctimas eran amigos de su hijo o conocidos de este pequeño municipio madrileño de 1.600 habitantes.

 

Así consta en un auto en el que el juez acuerda decretar el procesamiento por nueve delitos continuados de abuso sexual a menor de 16 años; un delito de abuso sexual consumado; tres delitos de intento de agresión sexual; y dos de agresión sexual continuados.

El juez ha citado el próximo lunes 4 de abril al acusado para informarle de los delitos por los que se le procesa una vez que ha concluido la instrucción judicial. Ahora, se abre la fase intermedia del proceso en el que las partes deberán presentar los escritos de acusación y defensa y solicitar la apertura o no del juicio. Además, se le impone una fianza de 150.000 euros para garantizar las responsabilidades pecuniarias que se deriven de la causa, en cuyo caso de impago se procederá al embargo de bienes.

En la argumentación jurídica, se expone que existen razones suficientes para entender que los hechos son «indiciariamente incardinables» en los delitos de abusos, agresión sexual y exhibicionismo. Según constata el auto, las víctimas eran amigos del hijo del procesado, siendo «éste el motivo por el que Cristóbal conocía a todos los menores de la causa, por el vínculo de amistad con su hijo o por ser conocidos del pueblo».

Se expone que en este contexto, «los menores no supieron interpretan» lo que les sucedía, pensando que era una broma». Además de los tocamientos y abusos consumados, el procesado realizaba a los pequeños comentarios soeces como «con esto de la primavera se me pone el capullo en vena», según el auto. Cristóbal tenía la frutería en una zona concurrida del municipio. Cuando sus víctimas pasaban por delante, les emplazaba a entrar en al tienda bajo la excusa de que les daría unas chuches o bolsas de gusanitos.


Escenas obscenas

En la exploración, los menores manifestaron que les obligaba a realizar escenas obscenas delante de otros niños, un relato que recogen los informes psicosociales del CIASI (Centro de Intervención en Abuso Sexual Infantil). El procesado se encuentra en libertad provisional desde octubre de 2021. Fue entonces cuando decidió dejar Valdeavero e irse a vivir a Villalbilla –a 30 kilómetros del anterior–, lo que dio lugar a numerosas manifestaciones en contra de su presencia por el temor de los vecinos a que actuara de nuevo.

La libertad se acordó debido a que la instrucción estaba prácticamente terminada. Desde entonces, han pasado cinco meses con Cristóbal en la calle teniendo que comparecer todos los lunes ante el juzgado más próximo a su domicilio.

El presunto pederasta fue detenido en diciembre de 2020 a raíz de una denuncia presentada meses antes por la madre de una víctima, que confesó los abusos. A raíz de esta denuncia han ido apareciendo nuevos casos, todos niños varones de entre 3 y 13 años.

Cristóbal L.C., alias Toba, aprovechaba que los menores entraban a la tienda donde les ofrecían golosinas, refrescos y bolsas de frutos secos gratis para así tocarles sus zonas íntimas metiéndole la mano dentro del pantalón.

INFORMACIÓN RELACIONADA |  La madre de una víctima del frutero ‘El Toba’ en Valdeavero: “Estamos destrozados»

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

1 Comentario

Responder a Javier Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.