Sanidad se da un año para ‘gripalizar’ el Covid y vigilarlo en Atención Primaria

El de este jueves será uno de los Consejos Interterritoriales del Sistema Nacional de Salud más importantes de cara al futuro de las enfermedades de transmisión respiratoria, y en concreto, del coronavirus. Este órgano, en el que se reúnen el Ministerio de Sanidad y los Consejeros del ramo de cada comunidad autónoma tiene previsto establecer un plazo máximo de un año para poner a punto las redes centinela que vigilaban enfermedades como la gripe.

Foto de Pedro Enrique Andarelli
  • La sexta ola amortigua su descenso. Tras la caída en picado de los contagios tras la Navidad, la curva se encuentra en meseta.

Más adelante, llegará el momento también de decidir cuándo se tratará el Covid como una de estas enfermedades. Pero este jueves se establecerá «el tránsito hacia el nuevo sistema de vigilancia del Covid», en palabras de la propia ministra de Sanidad, Carolina Darias la semana pasada.

Por ello, el encuentro en Zaragoza será clave para entender el abordaje del coronavirus a medio y largo plazo. En lo que trabajaron durante la jornada de ayer los técnicos de cada región con Sanidad fue en establecer un plazo de un año para que sea la Atención Primaria quien a nivel nacional conforme la red de centros de vigilancia de estas enfermedades, tal y como corroboraron fuentes conocedoras de la reunión. Según los informes actuales de vigilancia publicados por el Instituto de Salud Carlos III, durante la temporada 2021-22 solo Andalucía, Cataluña, Extremadura, La Rioja y Melilla han aportado estos datos desde sus centros de salud. La red también integra la vigilancia de hospitales de diez regiones.

«Lo que se pretende hacer con el Covid es pasar de una vigilancia intensiva (con datos diarios, por ejemplo) a una similar a la que ya se hacía a las infecciones respiratorias agudas como la de la gripe», explica Elena Vanessa Martínez, presidenta de la Sociedad Española de Epidemiología. Esto, según cuenta, permitiría, por una parte, conocer dónde se encuentran los picos epidémicos y, por otra, adelantarse a las necesidades asistenciales.


Necesario para octubre

Pero para los expertos consultados, el plazo de un año parece excesivo. Con el Covid, «se cortó todo el sistema clásico que teníamos de vigilancia porque muchos centros se dedicaron en exclusiva a él», asegura la presidenta de los epidemiólogos. Para ella, debería volver a reiniciarse «lo antes posible» y lo ideal sería, como mucho, que estuviera en funcionamiento «en la semana 40 de cada año», coincidiendo con el inicio de octubre y de la temporada de resfriados. Los epidemiólogos piden ir más lejos y que esta estrategia integre también otras variables, tales como enfermedades crónicas o riesgos ambientales asociados a la salud. Mientras se instaura esta nueva estrategia, Martínez pide «pensar qué tipo de vigilancia diferente se puede hacer» hasta que se recupere la red al cien por cien.

«El médico de Primaria es el primero que valora los cuadros de enfermedades respiratorias y, por tanto, es un excelente modelo de vigilancia. Lo importante es conseguir una red de vigilancia ágil», señala José María Eiros, catedrático de Microbiología en la Universidad de Valladolid.

El problema que encuentran es el estado de la Atención Primaria, tan deteriorada tras el paso del coronavirus. Para Sergio Minué, profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública -centro colaborador de la OMS-, que se hayan priorizado los esfuerzos del sistema sanitario en el Covid ha significado «un enorme daño para la asistencia sanitaria de aquellas personas que no estaban infectadas pero también tenían enfermedades graves crónicas o agudas que han dejado de ser atendidas». Recuerda que, en línea con lo que pide la OMS, la recomendación es destinar un 1% del PIB a fortalecer los sistemas de Atención Primaria. «El poco dinero que estaba destinado a ella en los Presupuestos, se gastó íntegramente en vacunas».

Con la incidencia acumulada de coronavirus por debajo ya del nivel de riesgo muy alto, han sido varias las comunidades que han pedido ya dar un paso más en la gestión de la crisis sanitaria, en línea con otros países del entorno. La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, en una entrevista en Aragón Radio aseguró que se van a tomar «decisiones importantes» en el Interterritorial de este jueves.

El Gobierno madrileño, fuera del orden del día, acude al encuentro proponiendo el fin de las cuarentenas obligatorias para los contagiados. Su apuesta es de seguir aislando a los casos de pacientes vulnerables o con patologías graves. La Comunidad de Madrid ha apostado abiertamente por eliminar la mascarilla en interiores y dejarla solo en centros sanitarios, residencias de ancianos y transporte público. Andalucía, Castilla y León y Andalucía siguen sus pasos,

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.