Dos policías de Alcalá de Henares son «castigados» por velar por los derechos de los animales

Onda Cero  han hablado con Flor y Alberto, lo dos policías nacionales que ejercen en la comisaría de Alcalá de Henares y que, tras intervenir en varios casos de maltrato animal, han sido cambiados de puesto: "Desde hace cinco meses vivimos una auténtica pesadilla, una persecución y un hostigamiento que no para, que no cesa".

Policía con perro. Foto de archivo
  • Flor y Alberto fueron premiados en los galardones REPA a los servicios policiales por la protección animal.
Foto cedida por REPA

Hace poco  el Jurado de los Galardones a los Servicios Policiales, organizados por La Red de Protección Animal “REPA” en colaboración con la Dirección General de Derechos de los Animales del Gobierno de España, ha concedido, entre otros, Galardones a los policías nacionales de la comisaría local de Alcalá de Henares Flor Peña Aguilar y Alberto Venera Barranca en reconocimiento a la valentía de sus intervenciones, llevando a cabo la incautación de más de 40 animales en situación de desamparo y maltrato.

La mayor parte de las veces con ningún o escaso apoyo institucional, llegando incluso a ser represaliados y expedientados por el comisario por intentar hacer cumplir la legislación en materia de protección animal.

Ese castigo ha llegado hasta el punto de no autorizar a que los agentes a recoger sus Galardones uniformados como así lo han hecho todos los cuerpos policiales premiados como policías locales, Seprona o Policías Nacionales de otras comisarias.

 

Onda Cero  han hablado con Flor y Alberto, lo dos policías nacionales que ejercen en la comisaría de Alcalá de Henares y que, tras intervenir en varios casos de maltrato animal, han sido cambiados de puesto al considerar el comisario que el cuerpo ‘no tiene competencia ni debe dedicarse a salvar a los animales’, a pesar de que la propia Unidad de Régimen Disciplinario de la Policía Nacional haya archivado su caso calificando la acción de los agentes ‘loable y digno de admiración’ y hayan recibido recientemente un galardón a los Servicios Policiales por la Protección Animal.

«Hoy vamos a hablaros de un caso que es verdaderamente cabreante que afecta a dos policías nacionales de esta nuestra querida España. El caso de estos dos agentes es que el comisario, su jefe pues le ha debido parecer muy mal que estos dos agentes hicieran cosas buenas a favor de animales desfavorecidos».

  • Tenemos con nosotros a Flor y Alberto que son estos dos seres humanos maravillosos. Yo me imagino que vosotros estaréis como en una especie de mal sueño del que no os despertáis ¿no?

Habla FlorAsí es, es un poco pesadilla, no es coherente que se promueva por parte de la Dirección General de la Policía discursos a favor del respeto a los animales y que este comisario quiera acabar con este tipo de intervenciones. Nosotros desde hace cinco meses como has dicho vivimos una auténtica pesadillla, una persecución y un hostigamiento que no para, que no cesa.

Habla AlbertoComo has dicho tu antes más que un mal sueño es una pesadilla que no termina nunca porque es una persecución constante,  y a mi me ha costado hasta dos veces cambiar de puesto de trabajo, hasta que me encierran en un sitio para que no haga este tipo de intervenciones. la verdad es que se pasa mal, ya no profesionalmente porque te denigran hasta un punto que no eres nadie allí y ahora mismo profesionalmente pues te puedes imaginar, turnos en casa, tengo un hijo, no se puede conciliar de ninguna manera, porque esta gente no me deja, porque es una vendeta personal contra mi y contra la compañera.

  • Yo le pediría al juez Grande-Marlaska al que quiero, respeto y admiro, que la puede cagar en cosas como todo ser humano, pero hay una cosa que nadie le puede discutir que es su amor y su respeto por los seres vivos no racionales. Yo le pediría al juez Grande-Marlaska que se que tiene muchos problemas como ministro que es, que no permita que haya injusticias con unos seres humanos que dependen de él y que además a nivel legal se os dando todas las razones.

Habla FlorAsí es hemos tenido el respaldo legal, jurídico y ético, todo está a nuestro favor a excepción de las decisiones tomadas por nuestro jefes inmediatos y nuestro comisario que las ha respaldado, porque todo esto se inicia hace dos años cuando se nos empieza a parcelar y a delimitar esta materia en maltrato animal con realidades físicas tangibles. Ahí ya se empieza hace unos años cuando recibimos una formación que el mismo comisario autoriza y se empieza a parcelar y delimitar hasta que ha derivado en esa persecución, en esa redistribución de efectivos con sanciones encubiertas… (Alberto) Eso tiene incluso un nombre «mobbing».

Habla Flor:  Es difícil el día a día esto se alarga muchísimo y cada día es una cosa nueva, cuando te levantas nunca sabes como va acabar el día con esto porque son nuevas difamaciones, nuevas persecuciones, todo gira en torno a castigarnos, a desplazarnos …  entonces es muy difícil llevarlo emocionalmente y por lo que nos ha supuesto laboralmente también,  porque ambos éramos policías que nos gustaba trabajar y dar un servicio al ciudadano y en este caso pues a mí desde hace cinco meses me han desplazado a un sitio donde no tengo esa oportunidad…. mi compañero recientemente ha tenido una intervención con animales que si que le dieron la oportunidad de continuar en la calle en radiopatrulla por conciliación,  y la última intervención que tuvo hace veinte días ha derivado en que vuelva conmigo en un sitio donde no va a poder prestar servicio ni a los ciudadanos, ni a los animales y eso ha generado una información reservada que es un previo a un expediente disciplinario.

 

 

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

1 Comentario

  1. Además de apoyar y felicitar a los agentes de Policía Nacional de la Comisaría Local de Alcalá de Henares Doña Flor Peña Aguilar y Don Alberto Venera Barranca, habría que reprobar por dejación de funciones, a la sección de Medio Ambiente de la Policía Local de Alcalá de Henares que cuenta, desde el 04/06/2018, con un vehículo Ford Ranger 2.2 equipado con todas las herramientas necesarias para cumplir con las funciones que tiene esta sección, entre las que figura de manera específica la de la protección animal.
    Para mas abundamiento en la página web del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, el 7 de septiembre de 2021, se publicaba el siguiente bando: «El Ayuntamiento apuesta por el bienestar animal y cuadruplica el presupuesto para el Servicio Municipal de Atención Animal». Es decir, que pese a ese aumento del presupuesto, el trabajo lo tienen que hacer los agentes de la Policia Nacional.

  2. Estos señores han actuado al margen de la ley y demasiado bien han salido parados. Han intervenido animales en plena noche accediendo a lugares por la fuerza, rompiendo puertas, cadenas y candados sin que existiera ningún tipo de denuncia y sin identificar a los propietarios, pudiendo acudir por el día y hacer las cosas como hay que hacerlas conforme a la Ley, si es que era necesario hacerlo.
    En concreto en un asentamiento de huertos y construcciones que se encuentra próximo a Torrejon hace un año intervinieron hasta 8 animales en una noche acudiendo de madrugada, cuando por el día allí se encuentran sus propietarios y podían haberse entrevistado con ellos y haberles identificado; ni siquiera dejaron constancia de las intervenciones y los propietarios acudieron al día siguiente a denunciar la sustracción de dichos animales pues hallaron sus fincas violentadas y sus animales habían desaparecido. Para ello bajaron a propósito a un lujar sin alumbado publico y alejado de Alcala, en plena noche sin que nadie hubiese notificado la presencia de tales animales o existiese denuncia sobre el supuesto estado de los mismos y lo hicieron preparados con varios vehículos y material para violentar elementos de cierre, sobra decir que resulta evidente que de una intervención fortuita no tenemos material para fracturar cadenas y cargar con 8 perros en el vehículo policial.
    En otras ocasiones y siempre por la noche regresaron y siguieron llevándose animales de manera irregular.
    Tras estos hechos redactaron informes genéricos y falseados sobre diferentes propiedades exagerando la situacion de los animales y sin conocer a los propietarios de cada finca, solicitando colaboración del Cuerpo de Policía Local de Alcala y de los servicios veterinarios municipales que se personaron como es lógico y normal en pleno día, identificando a algunos presentes y comprobando el estado de los animales que en este caso no fue inadecuado.
    Tengo pleno conocimiento de que una de estas personas a las que identificó la Policia Local por el día, a quien nunca intervinieron ningún animal, le han interpuesto sanciones de hasta 36000 euros por el mero hecho de ser cazador y tener allí sus perros, cuando estos se encuentran en perfecto estado de higiene y salud, con todas sus revisiones y vacunaciones al dia y los cuales son atendidos diariamente y disponen de una estancia limpia y adecuada pudiendo salir al exterior todos los días durante varias horas, ya que su propietario está jubilado y se dedica plenamente a ellos, mejor sin duda que un perro encerrado en un piso. Infracciones que emanan de estos Agentes de Policia Nacional y que han sido tramitados por el Ayuntamiento de Alcala de Henares con el aval de la Veterinaria y en cuyos expedientes sancionadores se puede comprobar que los Agentes de Policía Local se desentienden por completo pues no apreciaron tales irregularidades; Ello ha generado daño moral y económico a esta persona pues debió solicitar asistencia letrada para defender sus derechos y alegar tales circunstancias ante la indefension que está sufriendo; Son varias las personas que se encuentran en esa situación y a otros a los que les quitaron los perros sin ni si quiera dejarles una nota, y tras haber denunciado la sustracción, les abren expediente sancionador pasados varios meses y les reclaman el importe de manutencion en la protectora de animales de Alcalá.
    Varios afectados denunciaron en el Juzgado de Torrejon que Agentes del Cuerpo Nacional de Policia de Alcala estaban llevando a cabo actuaciones irregulares en plena noche, expedientes que fueron derivados a los Juzgados de Alcala.
    Si bien es cierto que algunas personas en tales lugares pudieron cometer infracciones administrativas a la Ley de Proteccion animal de la Comunidad de Madrid, los procedimientos han de iniciarse de la forma prevista en la misma, asi como las intervenciones de los animales y no de manera arbitraria e irregular refugiandose en la oscuridad de la noche; Sobra decir que para ello es necesario identificar a los propietarios de cada animal, ya que una persona no puede ser responsable de los actos de su vecino.
    Cabe decir además que probablemente actuaban con el apoyo de la protectora de animales de Alcala y de la Veterinaria municipal que tenían pleno conocimiento de tales hechos.
    Todas estas actuaciones son lamentables, irregulares y nacen de un comportamiento radical de funcionarios y Agentes que no cumplen con su deber de imparcialidad y que se atribuyen funciones en las que no tienen competencia pues que la Ley Organica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad asigna la competencia en materia de Medio Ambiente a la Guardia Civil, a las Policias Autonomicas y a los Ayuntamientos a través de las Policías Locales y que si bien los Agentes del Cuerpo Nacional de Policia deben velar por el cumplimiento general de las leyes, no deben centrarse en esta materia con el fin de ganarse una medalla o por motivaciones propias.
    Resulta insólito pensar estas actuaciones se llevaron siempre a cabo por estos Agentes en plena noche cuando hay servicio policial las 24 horas y podrían haberse derivado a otros Agentes del servicio de mañana o tarde para cerciorarse el estado real de los animales con luz natural, demostrando así imparcialidad en sus actuaciones.
    Es posible que hayan finalizado actuaciones protegiendo animales en situaciones deplorables y que serian dignas de ovación, pero en otras como resulta evidente tras lo expuesto, han operado irregularmente, excediéndose en sus funciones e incumpliendo los mínimos que exige la ley.
    Como miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad me alegro de que estos Agentes no pudieran acudir a ese acto vestidos de uniforme de Gala ya que no lo merecen por incumplir los principios básicos de actuación e incumplir la legalidad, así como he de alabar la firmeza y decisión del Comisario que decidió privarles de tal derecho y destinarles a un puesto en el que no puedan seguir haciendo daño a quien no lo merece.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.