IU denuncia la intención del equipo de Gobierno de construir una carretera en el lugar que ahora ocupa el CEIP Pablo Neruda

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento parece pretender rescatar la antigua idea de construir una carretera entre la avenida de Europa y la avenida de Miguel Unamuno, que cruzaría el arroyo Camarmilla y su paseo fluvial y atravesaría el CEIP Pablo Neruda. Un proyecto que IU considera obsoleto, costoso, innecesario y contraproducente.

Colegio Pablo Neruda
  • Esta actuación ya la contemplaba el Plan General de Ordenación Urbana de 1994. Para IU en la actualidad esta es una propuesta obsoleta y con consecuencia irreparables.

 El pasado 12 de septiembre el Ayuntamiento de Alcalá de Henares publicó el Plan Integral de Movilidad Urbana Sostenible (PIMUS), que incluye la construcción de una carretera entre la avenida de Europa y la avenida de Miguel de Unamuno. En las páginas 195, 196, 233 y 305 del PIMUS se menciona la intención de construir un vial que conecte las dos avenidas para mejorar la conexión entre las carreteras de Daganzo y Camarma.

Esta actuación ya la contemplaba el Plan General de Ordenación Urbana de 1994. Para IU en la actualidad esta es una propuesta obsoleta y con consecuencia irreparables. Hacer un vial entre la avenida de Europa y la avenida de Miguel Unamuno impedirá la naturalización del arroyo Camarmilla, eliminará un lugar de paseo para los vecinos, que desde hace tiempo están proponiendo ubicar huertos colectivos en parte de esta zona, y comprometerá la propia existencia del colegio Pablo Neruda.

 

“Bastantes institutos y colegios públicos nos cierra la Comunidad de Madrid como para que ahora, por el deseo de licitar una carretera innecesaria, eliminen el colegio Pablo Neruda y la naturalización del arroyo Camarmilla”, señala el portavoz de IU Alcalá de Henares, David Cobo.


Para IU esta actuación está totalmente desfasada y es innecesaria. La conexión entre la carretera de Camarma y la carretera de Daganzo se hace directamente por la vía de servicio de la A-2.

En sentido opuesto, la conexión entre la carretera de Daganzo y la carretera de Camarma se puede hacer de dos maneras: desde la avenida de Daganzo se toma la avenida de Europa y, acto seguido, se coge la avenida de Ajalvir, desde la cual se toma directamente la vía de servicio sentido Zaragoza, con lo que se accede fácilmente a la carretera de Camarma; también existe la opción, desde la avenida de Daganzo, de tomar la avenida del Doctor Marañón, la cual lleva directamente a la carretera de Camarma.

Además, en poco tiempo se podrá hacer de forma aún más directa la conexión entre las carreteras de Camarma y Daganzo por el Norte del barrio de El Olivar, cuando se conecte la avenida del Descubrimiento con la carretera de Camarma a la altura de la avenida de Gustavo Adolfo Bécquer.

Parece que la intención del equipo de Gobierno es firme, pues además de expresarlo en el PIMUS, este trayecto aparece en uno de los planos del Avance del Plan General actual, concretamente en el Plano Llave de la Red Viaria (no así en el resto de planos). Y también en el Mapa de Zonas Verdes de la página del Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

A IU les sorprende que se quiera realizar un proyecto desfasado, carente de sentido y con nefastas consecuencias para el colegio Pablo Neruda y el arroyo Camarmilla, por lo que solicita al equipo de Gobierno que manifieste que no va a realizar esta actuación y, de no ser así, tendremos que ser los vecinos quienes la paremos mediante la movilización.

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

1 Comentario

  1. Señor Cobo, lamento discrepar con usted; aun sin conocer en detalle el proyecto del equipo de gobierno, ya le anticipo que su planteamiento no se sostiene a poco que se analice.

    Para empezar, y haciendo un poco de historia, conviene recordar que el colegio Pablo Neruda se construyó en un momento en el que la presión demográfica en Alcalá era enorme, lo que obligaba a crear nuevos colegios literalmente a destajo, aprovechando el Ayuntamiento los solares que por ley le cedían las constructoras, por lo general los peores. Y ocurrió que este colegio, no sé si por pura necesidad o por desconocimiento, se construyó sobre el trazado previsto de una avenida de circunvalación impidiendo que se completara entre las actuales avenidas de Europa y Miguel de Unamuno. Avenida que ya estaba prevista, como se indica en el artículo, en 1994 aunque fuera sine die.

    Asimismo es errónea su afirmación de que se pretende construir allí una «carretera», a no ser que usted desconozca la diferencia existente entre una carretera y una avenida urbana. Obviamente, sería la conexión de las dos actuales entre ambas rotondas, y cabe suponer que su tipología sería similar con los correspondientes semáforos y pasos de cebra.

    Basta con fijarse en la fotografía aérea que acompaña al artículo para comprobar que no habría que derribar ningún edificio, ya que cruzaría por los actuales patio e instalaciones deportivas del colegio. Claro está que no resultaría compatible con éste dado que, además de perder estas instalaciones, sus dos edificios quedarían separados por la nueva avenida.

    Pero hasta donde yo sé, y corríjame si me equivoco, no se trata de cerrar el colegio y hacerlo ya, sino de una previsión para cuando el colegio ya no esté allí, bien por traslado a otro lugar, bien por cierre del mismo, situaciones ambas que se han dado en varias ocasiones en Alcalá. Y teniendo en cuenta que la demanda escolar actual es muy distinta geográficamente de la de cuando fue cosntruido el colegio, no me parece disparatado contar con esta previsión. En cuanto a los edificios del colegio, podrían ser utilizados perfectamente para otros fines una vez que éste no estuviera allí.

    Por último, discrepo totalmente de su afirmación de que este proyecto es «innecesario», «obsoleto» y «desfasado», así como de que acarree»consecuencias irreparables» siempre y cuando, matizo, se solucione previamente el tema del colegio. No sé donde vivirá usted o si paseará mucho por allí, pero le aseguro que la densidad de tráfico allí es tremenda, y que la imposibilidad de cruzar transversalmente desde la Garena hasta el Ensanche sin tener que pasar por la glorieta del Chorrillo y el primer tramo de la carretera de Daganzo no ayuda precisamente a descongestionarlo, sino justo lo contrario.Y por supuesto su propuesta alternativa de usar lass vías de servicio de la autovía -éstas sí son carreteras- o el futuro enlace de el Olivar y Espartales es literalmente de chiste, dados los enormes rodeos que los conductores se verían obligados a dar, con el consiguiente incremento de la contaminación.

    Tampoco vel qué perjuicios le podría causar al Camarmilla cuando ya está cruzado por numerosos puentes; al contrario, esto permitiría ampliar el parque del Camarmilla desde la carretera de Daganzo hasta la autovía e incluso, por la pasarela ya existente, enlazar con el parque de Espartales.

    Lo siento, señor Cobo, pero desde mi punto de vista y teniendo claro que hasta que no se resuelva el problema del colegio no habrá avenida, que no carretera, no tiene usted razón.

  2. Valiente Javier!!! Espero que lo hagas y no te eches atrás. Esto lo intento hacer Bartolo y como casi siempre se asusto. Mieditis a perder votos que termino perdiendo de todas maneras
    Es necesario para la ciudad. IU a asustar a los vecinos que es lo que mejor saben hacer. Confunden a los vecinos con sus asociaciones afines. Venga a perder el tiempo a otra parte!!!!

  3. Vaya por delante que estamos de acuerdo, en parte, con el comentario de Alcalaíno 15 de septiembre, 2021 At 13:08 PM y en particular con lo que sigue: «Para empezar, y haciendo un poco de historia, conviene recordar que el colegio Pablo Neruda se construyó en un momento en el que la presión demográfica en Alcalá era enorme, lo que obligaba a crear nuevos colegios literalmente a destajo, aprovechando el Ayuntamiento los solares que por ley le cedían las constructoras, por lo general los peores. Y ocurrió que este colegio, no sé si por pura necesidad o por desconocimiento, se construyó sobre el trazado previsto de una avenida de circunvalación impidiendo que se completara entre las actuales avenidas de Europa y Miguel de Unamuno. Avenida que ya estaba prevista, como se indica en el artículo, en 1994 aunque fuera sine die.»
    En efecto, no le podemos poner pleito politico, al error de quienes acordaron, ubicar el CEIP Pablo Neruda en ese lugar; así pues no se trata de buscar culpables sino soluciones, pero mal vamos, si ocultamos nuestra identidad politica detrás de apodos.

    Por otro lado, la airada reacción del señor Blázquez ante la denuncia de IU de que intención del equipo de Gobierno de construir una carretera en el lugar que ahora ocupa el CEIP Pablo Neruda y la amenaza de movilizaciones vecinales, si no retira la propuesta del PIMUS y del Avance del Plan General actual, demuestra que «le han pillado con el carrito del helado» con el asunto del CEIP Pablo Neruda.

    Probablemente sin saberlo y sin quererlo, el edil y portavoz de IU Alcalá de Henares, David Cobo, ha puesto el dedo en la llaga del PIMUS y del Avance del Plan General actual.

    Baste decir que el arquitecto y promotor de la Torre Garena, quien también fue el autor material, en su día, del desaguisado del Barrio de Nueva Alcalá, y de cuyo nombre no quiero ni acordarme, afirmó en una reunión que, al ser Alcalá de Henares una ciudad lineal, encajada entre la Radial 2 y el rio Henares, la conexión que el actual equipo de gobierno plantea, es vital para el futuro desarrollo urbanístico de la Ciudad.
    Es decir que en opinión de ese arquitecto y promotor-especulador y la de técnicos municipales que han colaborado en la redacción del proyecto que IU considera obsoleto, costoso, innecesario y contraproducente, parecen opinar lo contrario.

    Por todo lo anterior acierta el señor Cobo cuando afirma que «esta claro que la intención del equipo de Gobierno no solo es firme, pues además de expresarlo en el PIMUS, este trayecto aparece en uno de los planos del Avance del Plan General actual, concretamente en el Plano Llave de la Red Viaria (no así en el resto de planos). Y también en el Mapa de Zonas Verdes de la página del Ayuntamiento de Alcalá de Henares».

    El señor Blázquez sabe perfectamente que de de seguir adelante con la propuesta y de aprobarla en Pleno, TODOS los concejales que voten a favor de la misma, se arriesgan, como mínimo, a ser investigados por la comisión de un presunto delito de prevaricación. Otro tanto podría decirse de los técnicos municipales con cuyos informes apoyasen dicha propuesta.

    Así pues no cabe otra salida a este asunto que la negociación, primero con la comunidad educativa del colegio Pablo Neruda, luego con el resto de los vecinos del distrito y con la oposición y por último, y porque no decirlo, con las empresas urbanizadoras afectadas por este importantísimo proyecto de Ciudad.

    Lo que no parece sensato, es que, partiendo de la premisa de la búsqueda de soluciones, un edil del gobierno municipal, como lo es el señor Blázquez, se dedique a enfrentar a los vecinos afectados, en lugar de buscar consensos.

  4. Por alusiones.
    Respecto al comunicado de los Verdes, y sin entrar en consideraciones sobre posibles coincidencias o discrepancias, desearía puntualizar lo siguiente:

    Yo no oculto mi «identidad política» detrás de ningún apodo por una razón sencilla: no la tengo. Jamás he militado en partido político alguno, ni lo he apoyado. Simplemente soy un ciudadano particular y mis opiniones son únicamente responsabilidad mía sin ningún tipo de servidumbre hacia formación política alguna, aunque sí llevo muchos años preocupándome porque Alcalá sea un lugar mejor para vivir.

    Así pues, mi nombre y apellidos poca relevancia tienen aquí, y les recuerdo que el uso de alias -eso sí, siempre utilizo el mismo- suele ser habitual en este medio al menos en lo que respecta a ciudadanos particulares. En realidad tampoco me importaría decirlo puesto que mi comentario lo único que intenta es ser constructivo, pero prefiero no alcanzar ningún tipo de protagonismo, algo que no busco, y expresar simplemente mi opinión como pudiera ser la de cualquier otro alcalaíno preocupado por su ciudad.

    Asimismo, quiero dejar bien claro que no puedo -ni lo pretendía- opinar sobre el PIMUS porque no lo conozco. Mi comentario se limitaba a hablar del caso concreto del colegio Pablo Neruda haciendo algunas puntualizaciones y llamándole la atención sobre sus errores, sin buscar ninguna polémica. Nada tengo, pues, que ver con la respuesta del concejal Blázquez, al que ni siquiera conozco personalmente, con independencia de que pudiera coincidir o no con alguno de sus planteamientos, que ni siquiera conocía cuando escribí el comentario.

    Por lo demás, vuelvo a insistir en que el problema del Pablo Neruda y su condición de «tapón» para impedir el cierre de la circunvalación Avenida de Europa – Miguel de Unamuno – Ávila es fruto de un error antiguo -el colegio debería haberse edificado en algún otro lado- sobre el cual no merece la pena buscar responsabilidades a estas alturas. Asimismo, y asumiendo los hechos consumados, dejé bien claro que mientras el colegio estuviera activo y en ese lugar habría que posponer el cierre de la circunvalación pese a su evidente necesidad, pero que si se diera el caso -y existen precedentes incluso de este mismo curso- de que el colegio fuera trasladado o cerrado a causa de la evolución demográfica de la ciudad, debería contemplarse, para un futuro sin fecha, construir la avenida buscando para sus edificios unos nuevos usos compatibles con ésta.

    Así de sencillo, y no creo que sea una cuestión de ideología política, sino de simple sentido común.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.