El Ayuntamiento y el Colegio Calasanz firman un convenio para recuperar la Casa del fotógrafo Jean Laurent 

 El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, y la directora del Colegio Calasanz de Alcalá de Henares, Rosa Carmona Elizalde, han firmado esta mañana un convenio de colaboración para la restauración y puesta en valor de la Casa Histórica del fotógrafo Jean Laurent, situada en la calle Santiago nº 29, y propiedad de la Congregación de las Hijas de María Religiosas Escolapias, administradora del Colegio. 

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas
  • El acto ha contado con la presencia de la concejala de Patrimonio Histórico, Diana Díaz del Pozo, y de la concejala de Cultura, María Aranguren. 
Foto del ayuntamiento

La casa, adquirida por el Colegio Calasanz en 1904, fue construida en el siglo XVIII con unas características arquitectónicas y una escalera que la hacen única en su género. En ella residió el reconocido fotógrafo Jean Laurent, que la tuvo de 1863 a 1889, y en la que dejó los escudos de su universo vital, Francia, España, Madrid y Alcalá de Henares en la bóveda.

Foto del ayuntamiento

Rodríguez Palacios se ha referido a este convenio como “una iniciativa que apuesta por la recuperación de nuestro patrimonio histórico desde la propia ciudad”. El alcalde complutense ha animado a la ciudadanía a participar en “la conservación de todo el patrimonio que es seña de identidad de Alcalá».


El consistorio alcalaíno contribuye con una aportación única de 10.000 euros.

El convenio de colaboración con el Ayuntamiento permitirá restaurar la escalera y dependencias anexas para ser utilizadas como espacio expositivo sobre la vida y obra del fotógrafo, así como su apertura como recurso turístico.

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

1 Comentario

  1. Conviene puntualizar que en los años setenta, cuando se construyeron los nuevos edificios del colegio, se demolió sin necesidad alguna la mitad del claustro, junto con las dos alas correspondientes. Y digo sin necesidad ya que en su lugar no se construyó nada, simplemente quedó anexo a las instalaciones deportivas contiguas en un claro ejemplo de destrucción del patrimonio de forma totalmente gratuita.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.