Unidas Podemos: ¿Por qué ha habido ferias si no se podían controlar?

La Concejala Portavoz de Unidas Podemos Teresa López Hervás lamenta que esta última quincena de agosto solo haya servido para repartir el virus entre los alcalaínos en vez de alegría. “La población hubiera comprendido una ausencia de ferias este año también o unas ferias ‘ligeras’ de transición. Son tiempos de renovación y de ‘repensar’ lo que antes dábamos por hecho.

Foto de Ricardo Espinosa Ibeas
  • La respuesta más curiosa a la problemática de las ferias ha sido la del Partido Popular, que lamentan los botellones ocurridos y la “irresponsable gestión del Alcalde”.

Gel hidroalcohólico y control de aforo en la entrada del Recinto Ferial, si se iba por la tarde cuando los puestos recién abrían era hasta entrañable ver cómo después de una pandemia se podía vislumbrar algo de felicidad: puestos de algodón de azúcar en los que se guardaba distancia de seguridad, ausencia de casetas de partidos y de peñas, pequeñas colas en atracciones que se desinfectaban con cada uso… A primeras horas de la tarde era posible una feria en “Nueva Normalidad”, pero ¿y a últimas horas de la noche? El giro de guion del panorama idílico de la tarde daba lugar a noches de botellón, aglomeraciones, altercados policiales y olvido de todo lo pasado en año y medio.

Los feriantes

¿Por qué si esto no se podía evitar se ha decidido celebrar las ferias? Una de las razones son los feriantes: el año pasado no hubo ferias en básicamente ningún punto de España. Estas personas y sus familias han vivido muy duramente la pandemia y necesitaban que este año hubiera una fusión entre la diversión y la “Nueva Normalidad”. No obstante, la mala gestión municipal habida en este agosto les podría perjudicar también, porque como se empiecen a elevar los casos de Covid muchos municipios decidirán no hacer ferias y volverán al punto de partida.

La distancia de seguridad y el aforo

Pasear por el recinto ferial, como se ha comentado anteriormente, era posible a primeras horas de la tarde. Por la noche el aforo se disparaba, los grupos de jóvenes se descontrolaban, no había protocolos de orden para pasear por el recinto (carriles de dirección única, control de las distancias de seguridad en las colas de atracciones y puestos de comida) y por lo general la mascarilla brillaba por su ausencia en un ambiente en el que lo que primaba era la comida para llevar. La ausencia de casetas de partidos y peñas se hizo con la intención de favorecer a los feriantes, pero el hecho de que no se diera por parte del Ayuntamiento un espacio que se desinfectarse de manera regular para que la gente comiese lo que comprase en los puestos ambulantes hacía que las personas fueran caminando comiendo o bebiendo.

“Cuando comenzamos la desescalada en mayo del año pasado se obligaron a los bares y restaurantes a prescindir de las barras para que no se apiñase gente y el consumo fuera controlado en una mesa que se desinfectaba después de cada uso. En las ferias hemos visto que solo algunos puestos tenían sillas y mesas, el resto de puestos ambulantes suponían que las personas comiesen de pie en mitad del paseo. Esto se podría haber previsto. El Ayuntamiento debería haber facilitado mesas a aquellos feriantes de puestos ambulantes para que sus clientes no se vieran forzados a comer en cualquier lugar prescindiendo por ello de la mascarilla y de cualquier tipo de medida de higiene” – apunta la concejala portavoz de Unidas Podemos Teresa López Hervás.

La Plaza de Cervantes

Los puestos que se comenzaron a instalar en la segunda semana de agosto han sido una verdadera pesadilla para las vecinas y vecinos de la zona: atraían a gran cantidad de personas, tanto de Alcalá como de otros lugares al centro histórico de la ciudad (la joya de los alcalaínos) dejando a su paso estampas de aglomeraciones de personas, botellones en los alrededores, suciedad, música y ruido a altas horas de la madrugada y una ausencia desmesurada de orden y seguridad sanitaria muy distanciada de la época de pandemia actual.

El ocio en estas fiestas no estuvo asegurado para todas las franjas de edades, solo para los que se podían permitir estar en los puestos de la Plaza. Los más jóvenes con un nivel adquisitivo menor terminaban con alcohol barato en los parques aledaños, en ningún momento se ha previsto que estos jóvenes también necesitan diversión y su espacio en las ferias: actividades infantiles o actividades para mayores, nunca para adolescentes. Esto finaliza en botellones en el Parque O’Donnell. El protocolo de los conciertos fue tan cerrado que escaseaban los espectadores. Quizá con una mejor promoción de los conciertos se podría haber mantenido a la juventud más controlada.

El Partido Popular ahora parece descontento con tanta libertad

La respuesta más curiosa a la problemática de las ferias ha sido la del Partido Popular, que lamentan los botellones ocurridos y la “irresponsable gestión del Alcalde”. No obstante, parece que olvidan que quienes han abierto la veda a la irresponsabilidad ciudadana y a los comportamientos incívicos fueron ellos con “su libertad” y lo que ellos consideran como “vivir a la Madrileña”. Deseaban con ansia el fin del Estado de Alarma para que acabase el toque de queda cuanto antes. Alentaron la vida nocturna con su libertad como bandera, ahora lamentan los botellones a deshora. La gestión municipal de las ferias es mala, eso es innegable, pero la primera en promocionar el descontrol en tiempos de Covid fue Ayuso.

La Concejala Portavoz de Unidas Podemos Teresa López Hervás lamenta que esta última quincena de agosto solo haya servido para repartir el virus entre los alcalaínos en vez de alegría. “La población hubiera comprendido una ausencia de ferias este año también o unas ferias ‘ligeras’ de transición. Son tiempos de renovación y de ‘repensar’ lo que antes dábamos por hecho. En nada será el 800º aniversario de nuestras ferias y las que quedan antes de ello deberían suponer un cambio, adaptarlas a los nuevos tiempos. Los apiñamientos, el descontrol y el desenfreno de antes del Covid quedaron atrás. La libertad solo será posible si existe adaptación a los tiempos que corren”.

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

1 Comentario

  1. Esto de la Clase Política en Alcalá de Henares no tiene solución, siempre están discrepando, bueno menos una vez, que es cuando se suben sus abultados sueldos sin contar con los contribuyentes que somos los que pagamos los excelentísimos sueldos que ellos y ellas se ponen.

    Ahora que han pasados las fiestas, empieza a soltar frases como: “Llevamos días sufriendo altercados sin que el alcalde haya tomado medidas, con peleas y el desalojo de la plaza por parte de los antidisturbios con agentes heridos, no han sido un hecho aislado. Son una pésima imagen para nuestra ciudad, que ha visto cómo el Gobierno se ha mostrado impasible”.

    Y claro como las vecinas y vecinos de Alcalá no somos tontos hacemos la siguiente pregunta ¿Para qué les pagamos esos abultados sueldos a la oposición? ¿Para nada más que criticar?

    Insistimos, todas y todos de todos los partidos que están sentaditos en los plenos del Ayuntamiento tienen la responsabilidad de llegar a un acuerdo siempre para todo esto que ha pasado en las fiestas de Alcalá de Henares y ha salido en la mayoría de los medios de comunicación de España no se repita nunca más.

    Es lamentable que ahora que han pasado las fiestas, empiecen a tirarse los tejos, a ponerse a caldo, y tú más, y tú más, es para decirlas y decirlos, NO TENÉIS VERGÜENZA, os estáis riendo de todas y todos los vecinos que residimos en Alcalá de Henares, Ciudad Patrimonio de la Suciedad y de la Brutalidad.

    Duerman todas y todos tranquilamente.

  2. Pues los podemitas sabrán porque forman parte del ayuntamiento y sostienen la alcaldía al PSOE. Estos como de costumbre, hablar y hablar y no hacerse responsables de nada.

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.