Alcalá Antitaurina muestra su repulsa a que el Ayuntamiento financie la tauromaquia en Alcalá de Henares

Para Alcalá antitaurina "Alcalá de Henares volverá a situarse dentro de unos días en el mapa de la crueldad hacia los animales con la celebración de una feria taurina a finales de agosto. Nos encontramos en un contexto protagonizado por el covid (Alcalá duplica el riesgo extremo de contagio y se encuentra por encima de la media de la región) en el que más de 8.000 personas podrán juntarse para presenciar ese deleznable espectáculo y a nadie parece importarle".

Enrique Ponce lidia un toro / Cadena Ser
  • Alcalá Antitaurina llevará a cabo el próximo viernes 27 de agosto una concentración en repulsa por el regreso de estos espectáculos llenos de crueldad a los que obliga el Ayuntamiento.

«Pero es que cada vez existe un mayor rechazo social a la anacrónica tauromaquia con ejemplos como el de Gijón, que se ha negado a amparar la crueldad animal». Sin embargo, según la asociación antitaurina «el Ayuntamiento complutense sigue puesto de perfil, sin hablar de maltrato animal e intentando justificarse para no enfadar a nadie. Así, nada más publicitar la empresa Loyjor (subcontratada por la adjudicataria Taurina Alcalaína), el cartel taurino de la plaza de toros de nuestro municipio, el Ayuntamiento emitió una nota de prensa diciendo que no puede hacer nada y que los festejos taurinos no están subvencionados con dinero público. Todo ello sin aportar ningún informe técnico, pliegos o contratos con la empresa».

Desde Alcalá Antitaurina se reafirman en que sus argumentos no son ciertos. «El presupuesto municipal cuenta con una partida presupuestaria anual que se incrementa con el IPC, de nombre  ‘Conservación y Explotación de la Plaza de Toros’. Si bien el nombre puede llevar a error y da que pensar que ese dinero público se destina a la conservación de la plaza, realmente se destina, de forma directa o indirecta, a subvencionar los festejos taurinos a los que está obligada la empresa y que lleva años incumpliendo».

La conservación y explotación de una obra pública son los derechos y obligaciones del adjudicatario de dicha obra durante el tiempo del contrato, en este caso 50 años. «Es incomprensible hacer creer que una empresa pueda explotar una infraestructura durante 50 años y encima sea el Ayuntamiento quien pague su conservación. Y aunque así fuera y se destinara ese dinero a arreglar gradas o la instalación eléctrica y no al pago de un torero, el Ayuntamiento estaría contribuyendo a los eventos taurinos, ya que obliga a su celebración cada año».

Además de subvencionar con 125.000 euros, directa o indirectamente, a la tauromaquia desde el Ayuntamiento, en años anteriores, se asegura desde la Asociación, «se facilitaba el aval en la Comunidad de Madrid para que la empresa no tuviera que depositar una cantidad económica para realizar las actividades taurinas. Igualmente, se sufragaban otros gastos que eran obligación de la adjudicataria, como las talanqueras, personal, etc».

Por todo ello,  la asociación «insta al Ayuntamiento de Alcalá a que haga públicos y accesibles para todos los complutenses los pliegos técnicos y administrativos, así como el contrato de la Plaza de Toros, ya que es un acuerdo actualmente vigente (al que aún le quedan 27 años) y de gran interés para la ciudadanía en un acto de transparencia con los vecinos y vecinas de Alcalá de Henares. Igualmente instamos al Equipo de Gobierno a que realice un informe técnico para esclarecer el destino del dinero público aportado anualmente a este contrato y que haga públicas sus conclusiones, así como el importe de las presuntas sanciones impuestas por el Ayuntamiento y si éstas han sido satisfechas».

Según el propio Consistorio,  se asegura desde Alcalá Antitaurina, «la concesionaria de la plaza de toros lleva incumpliendo el contrato desde 2016, a lo que hay que sumar que la feria taurina anunciada para finales de agosto tampoco llega al mínimo exigido en el acuerdo entre ambas partes. ¿Qué clase de gestión está haciendo el Ayuntamiento cuando tiene contratada a una empresa que lleva cuatros años (excluimos 2020 por el covid) incumpliendo el contrato, período de tiempo al que se añadirá, presuntamente, un nuevo incumplimiento este mismo año? Y es que la plaza de toros puede y debe albergar solo espectáculos verdaderamente culturales, dejando atrás esta etapa negra de sufrimiento animal».

Al margen ya de las cuestiones contractuales «a las que se agarra el Ayuntamiento para excusarse, resulta especialmente sangrante su falta de valentía a la hora de pronunciarse a favor o contra la tauromaquia. Cada vez más consistorios dejan clara su postura al respecto y muestran su defensa de la protección animal afirmando su posición contra la tauromaquia. Por ello, queremos preguntarle al alcalde de Alcalá y al resto del Equipo de Gobierno, ¿están ustedes a favor de que 12 toros sean sometidos a una crueldad infinita en nuestra ciudad? ¿Están a favor de que les desangren lentamente y les apuñalen mientras decenas de personas disfrutan en las gradas?».

Finalmente, Alcalá Antitaurina, en repulsa por el regreso de las corridas de toros a la ciudad, llevará a cabo una concentración el próximo 27 de agosto en la plaza de los Santos Niños a las 20:00 horas. Se trata de una concentración pacífica en la que se pide a todos los asistentes que respeten escrupulosamente las normas anticovid (mascarilla y/o distancia social) y a la que, ante la situación sanitaria, solo asistirá un número reducido de representantes del colectivo, que llevarán a cabo una performance.

 

 

 

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.