Podemos Animalista: “La falta de voluntad política trae de nuevo la tortura animal a nuestra ciudad”

"Si había algo que no esperábamos en pleno 2021, después de varios años es que las fiestas volviesen a verse ensombrecidas por la tortura y ejecución pública de animales. En 2021, vuelven los toros a Alcalá de Henares".

 Morante de la Puebla con su primer toro en el festejo de la feria taurina de Gijón, suspendida por su alcaldesa socialista  (Paco Paredes)
  • Carta remitida por Podemos Animalista Alcalá de Henares
Foto remitida por Podemos Animalista

Como cada año con la llegada de agosto, en Alcalá comenzamos a hablar de la celebración de nuestras fiestas, las “ferias”, que en 2020 a causa de la pandemia no pudimos disfrutar, vuelven a nuestro municipio en el contexto de “Nueva Normalidad”, es decir: mascarillas, distancia, ausencias de casetas por precaución… Si había algo que no esperábamos en pleno 2021, después de varios años es que las fiestas volviesen a verse ensombrecidas por la tortura y ejecución pública de animales. En 2021, vuelven los toros a Alcalá de Henares.

Desde Animalistas Podemos Alcalá de Henares queremos manifestar nuestro más profundo rechazo a toda forma de maltrato animal y, en concreto, a esta forma de tortura y ejecución pública que pretende hacerse en nuestra ciudad, Patrimonio de la Humanidad y nuestro apoyo absoluto al trabajo realizado de información, crítica y presión por la plataforma ciudadana Alcalá Antitaurina. La plataforma hace pocos días exhortaba en su cuenta de Twitter una cuestión que nos hacemos todas más allá de lo grotesco y dantesco que ya son de por sí estos “festejos”: ¿En serio la @ComunidadMadrid @IdiazAyuso y @eruizescudero y @javiRpalacios van a contribuir a la sexta ola de COVID permitiendo que se celebre en dos semanas una feria taurina en una plaza con 8.400 localidades?

 Y es que parece que están resurgiendo de sus cenizas este tipo de espectáculos. Hace pocas semanas tuvimos noticias de otra ciudad, Brihuega, también Patrimonio de la Humanidad, en la que un toro que se escapó y fue atropellado intencionadamente por detrás al poco de huir de otra práctica más propia de la época medieval que de la actual como son los “concursos de recortes”. ¿Realmente imágenes como esas son buenas para el turismo? Las ciudades Patrimonio de la Humanidad son atractivas ya de por sí en lo que a cultura se refiere, existe un atractivo cultural e histórico envidiable, por tanto, debemos dar ejemplo y liberarnos de ataduras siniestras y oscuras, dejar atrás por fin lo que nos lastra. Empezando como no puede ser de otra manera con eventos de tortura animal como son los taurinos, que manchan de sangre la imagen de nuestra ciudad, la estancan en el pasado y no nos dejan mostrar al resto del mundo la imagen de modernidad y futuro que una ciudad del talante de Alcalá de Henares merece y se precia.

Son incontables las asociaciones, colegios profesionales de educadores y educadoras sociales, fundaciones, colegios oficiales de psicología que se han manifestado de acuerdo con la recomendación de la ONU de prohibir la participación de menores de 18 en estos actos, ya sea en el rol de torero como de espectadores. Y estamos viendo que, en la presentación de los eventos taurinos que quieren realizar en nuestra ciudad, se publicita un descuento de 10% en la entrada a menores de 16 años. No es esta la forma de transmitir a generaciones futuras valores como la empatía, respeto a la vida y compasión por el ser vivo que sufre.

Si según nuestro Ayuntamiento no se aporta dinero público para la celebración de eventos taurinos… ¿Por qué hay en los presupuestos municipales del 2020 en concepto de “conservación y explotación de la plaza de toros” destinados 125.000 euros? ¿No es la empresa adjudicataria la que debe correr con ese gasto? Estamos hablando de 125.000 euros. Dinero más que suficiente, sin querer hacer demagogia, que de forma anual podría ser destinado a cualquier otra causa mejor que la tortura. Alcalá de Henares tiene muchas necesidades y ese dinero podría ser destinado al disfrute real de la ciudadanía. Porque ver un animal sufrir está lejos del ocio y el disfrute. NO queremos que con nuestros impuestos se paguen la tortura y el maltrato animal.

Se nos intenta convencer de que no se puede hacer nada desde el Ayuntamiento para evitar esa barbarie, que el contrato que existe desde la construcción de la plaza lo impide. Comprendemos que, desde el punto de vista legal, la rescisión del contrato sea complicada. No obstante, un gobierno que se tilda de socialista y progresista debería hacer todo lo que estuviera en su mano para negociar un acuerdo y cambiar la finalidad de la plaza de toros a una alternativa que traiga a nuestra ciudad cultura real. En lugar de tortura y muerte, celebrar eventos lúdicos (conciertos, representaciones teatrales, exposiciones al aire libre y un largo etcétera de alternativas que no incluyen el sufrimiento de ningún ser). Cualquier exposición temporal o concierto conlleva puestos de trabajo, ventas de entradas y atracción de interés cultural, por ende, puestos de trabajo y riqueza para el municipio. ¿De verdad que el Ayuntamiento de Alcalá de Henares no puede llegar a un acuerdo con la empresa adjudicataria y cambiar el contrato para, en vez de exigir que se realicen un número concreto de eventos taurinos al año, que se realicen otro tipo de espectáculos?

Nosotras creemos en que sí se puede, pero se necesita voluntad política y concienciación en el bienestar animal para hacerlo. La falta de voluntad política trae de nuevo la tortura animal a nuestra ciudad.

 

¡NUEVO canal en Telegram! Si te ha interesado esta información, únete ahora a nuestro canal de telegram @alcalahoy para estar al tanto de nuestras noticias.

Comenta desde tu cuenta de Facebook

1 Comentario

Comentar

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.